lunes, 17 de septiembre de 2012

VUELTA AL COLE

Hoy es el día definitivo de la vuelta al cole. Comienza un nuevo curso escolar para todos.
Las niñas ya están de regreso a las aulas para afrontar nuevos retos, la mayor se enfrenta al último curso en el colegio y la pequeña a un cambio de colegio.
Son retos diferentes, pero en ambos importantes todos y cada uno de los momentos, así como las decisiones que tomen en cada uno de ellos. Hay que saber valorar qué es lo verdaderamente importante en cada momento,  cada decisión que tomen, buena o mala, será la qué marque hacia dónde derivaran sus vidas. Para ello cuentan, por supuesto, con el apoyo que nosotros, sus padres, podamos darles, pero creo que lo mejor que debemos hacer es orientar pero no obligar. Debemos orientar sus pasos hacia dónde nosotros creemos que será lo mejor para ellas, pero ni podemos ni debemos obligarlas a dirigir sus pasos hacia dónde ellas no quieran.
Espero que sea un curso que a ambas les resulte inolvidable. Para la mayor los resultados obtenidos serán los que le permitan realizar los estudios que quiera, también será el final de su etapa de escolar, saldrá de las puertas siempre tranquilizadoras del colegio. Para la pequeña el año se presenta diferente, cambio de colegio, cambio de compañeros de clase, que no de amigos, después de llevar diez años con los mismos compañeros hoy se encuentra con otros, tampoco los profes van a ser los mimos, ni la dinámica del colegio, tendrá que adaptarse a todos y a todo. Cada actuación, cada decisión que tome en cada momento será importante para ella.

La vuelta al cole mía, buff, por dónde empezar?. Respecto al trabajo, como siempre, sin mayores retos ni preocupaciones. En cuanto a otro ámbito comienza con mucho trabajo por delante. Se presenta una temporada llena de ilusiones para cambiar las cosas que no están bien. Necesitamos ilusionar de nuevo a la gente con nuestro proyecto, un proyecto nuevo, con gente nueva, joven, gente llena de ganas e ilusión por y para el cambio en nuestra región y en nuestra ciudad. Van a ser días intensos, no sólo de trabajo, sino de ilusiones, también nos llevaremos alguna decepción, seguro que sí, gente con la que crees que cuentas y luego te fallan, pero estoy segura de que superaremos todas y cada una de las zancadillas que nos vayan poniendo.

 Con tesón, unión, trabajo e ilusión conseguiremos nuestra meta.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Todo llega a su fin

Todo llega a su fin. Las tan ansiadas vacaciones ya han terminado, quedan once largos meses hasta que vuelvan, por delante un año intenso.
Tengo que confesar que aunque comencé con la sana intención de escribir más a menudo y pensando que durante las vacaciones sería más "cómodo", mientras he estado fuera no encontraba el momento para hacerlo, señal de que han sido unas buenas vacaciones.
Después de los días que pasamos sólos, mi marido y yo, días de absoluta relajación, regresamos a recoger a las niñas y nos pusimos camino de disfrutar otros diez días de vacaciones pero ahora en familia. Días de sol y playa. De disfrutar de la familia, sin horarios, sin obligaciones. Sencillamente de disfrute familiar.
De regreso  a casa, hemos terminado las vacaciones en casa, con mucho calor y sol, lo que no suele ser habitual por aquí. Así que hemos seguido disfutando del verano, pero esta vez en Asturias, en casa.
Llegado ya septiembre, el buen tiempo sigue con nosotros, por lo que parece que nos cuesta más volver a la rutina laboral. En unos días ya comienza el curso escolar, y no sé si será por el buen tiempo, o por qué, pero a estas alturas todavía no he comenzado a preparar nada para la vuelta al cole. Quizás porque el tema de los libros esté resuelto, ya que están encargados en el colegio, o quizás porque cada curso que empieza los niños se hacen mayores, quizás porque este curso que está a punto de comenzar será el último en el colegio para uno de mis hijos, o quizás la suma de todos ellos. También porque me da una pena grandísima que se terminen sus vacaciones. Me encanta que estén por casa, que salgan con sus amigos, que los traigan a casa, ... y todo ello toca a su fin. El mayor se irá en unos días a Londres, donde está estudiando, y hasta Navidad sólo le veré a través del skype, a la mediana le espera un curso muy duro, el último en el colegio antes de comenzar su andadura universitaria.

Hasta pronto, espero regresar a la mayor brevedad posible