martes, 12 de marzo de 2013

Dr. Jekyll y Mr. Hyde





Con los adolescentes vives momentos de extraña bondad divina, en el que a veces se convierten, y en ellos veo los niños maravillosos y cariñosos que en algún momento fueron. Para acto seguido, en un abrir y cerrar los ojos y antes de que tengas tiempo a reaccionar se  vuelven a convertir en ese ser adolescente uraño, enfadado con el mundo mundial y de naturaleza borde a más no poder.



Pues hace un par de días tocó con Peque, tarde estupenda, niña estudiando, incluso antes de sentarse a estudiar hizo limpieza de su mesa tirando papelotes innecesarios y basurillas varias, vamos esas cosas que sólo hacen la víspera de empezar el curso o vísperas de notas ... pues así.
Cuando acaba de estudiar se sienta conmigo en el sofá y comienza a contarme que en su clase no sólo es ella la nueva, que también esta M. y que a ella le da pena, porque "vale que M. es un rato rara y friki y que además desde el primer día se juntó a N. que es más rara todavía y pasa el día "fajándose" (no tengo ni idea del significado) de todo, pero hay veces que se pasan un montón con ella, como el último día del primer trimestre que acabó llorando"  Pero ¿qué pasa? ¿se meten con ella? "no, no es que se metan con ella pero siempre se ríen de ella, a veces con razón porque además de rara es tonta, pero otros días se pasan un montón. Mira, hoy cuando subimos del recreo con las pegatinas de las patatitas estábamos haciendo el tonto que si me la pegaban a mí a la espalda que si yo se la pegaba a L. y así todos riéndonos y haciendo el mongolo, pues cuando ya entraba E. para comenzar la clase le fueron poniendo a ella sin que se diese cuenta, es que ya te digo que es tonta porque le pusieron la mano en la espalda 4!!!, todas la pegatinas a ella y riéndose  Y ¿tú hiciste algo?  "Sí, les dije que no se pasasen tanto, que la pobre aunque fuese un poco tonta tampoco se merecía eso"   Y ¿qué pasó?  "Se levantó G., el que no me caé nada bien, y se las quitó"  Se me encendieron todas las alarmas porque claro, una cosa es que la niña esté completamente integrada pero ella también es la nueva y ya me estaba poniendo yo en lo peor, así que le pregunté ¿Te dijo alguien algo a tí, se enfadaron contigo?  Me miró con cara de estamadremíaestontaynolosabetodavíalapobre antes de contestarme "¿Conmigo enfadados? nooo, ´¿por qué iban a enfadarse? , ah por cierto A. me invitó a su cumple el sábado y tengo un problema porque para el sábado ya me había invitado L. y había dicho que sí y prefiero ir al de L.,..." 

Ahí ya desconecté porque  veía yo que no tenía fin y que además casi que prefería no escuchar ....
Entonces cuando crees que no es para tanto la adolescencia, que en el fondo (aunque sea muy en el fondo) son buenos y estás relajada, momento zen que dice Inma, entonces, y con el único fin de pillarte desprevenida en el momento más inesperado ¡zas! ahí  sale a relucir su adolescencia en pleno apogeo y entonces que Dios nos coja confesados!!!  a ser posible que sólo sea una de ellas la que sufre el ataque todoelmundoestonto soyperfectaperodequévan y tanto Papi como yo hayamos tenido un buen día en el trabajo y yo tenga el día de paciencia infinita, porque si no es una, sino las dos...

Bueno, pues ayer Peque estaba estresada no lo siguiente, y claro su mal humor, sus bufonazos a diestro y siniestro no es que fueran insoportables, no.... salió del cole ya gruñendo, literalmente, "tengo mucho mucho que estudiar, tengo examen de bio, ¿dónde está la petarda que no sale?"

Y entonces sale la petarda,  contenta como unas castañuelas porque el examen del otro día, que estaba histérica que le había salido mal que no iba a aprobar ni por recomendación, que no que no,  pues un 8,5, así que salía exultantemente contenta y claro, como todo círculo vicioso que se precie, cuanto más contenta estaba PreUniversitaria más malhumorada estaba Peque, y según iba en aumento el mal humor de Peque la alegría de Pre  aumentaba en dosis elevadas...y así, hasta entrarme ganas de estrangular a las dos, así que para evitarlo, comida rápida, y Peque a su habitación a estudiar , Pre a la habitación de su hermano a "estudiar", eso sí con el portátil y el móvil, Papi en su despacho arriba y yo al cuarto de estar, intentando olvidarme que en el piso de arriba hay dos jekyll y mr hyde.
Porque de pronto, baja Peque a la que había dejado arriba enfadada con el mundo mundial, siendo todos los culpables de sus problemas excepto ella, claro está, y aparece un ser dulce, cariñoso, buscando el mimo de mami, ¿qué le  has hecho al bicho que había encerrado en la habitación? ni asomo de él, pero claro para compensar al ratín baja su  hermana, la que estaba contenta, agradable y entonces emerge un ser gruñendo, literalmente gruñendo porque se acaba de conectar al cole y "el examen de la semana que viene dice que nos lo adelanta a esta semana" y claro está que la culpable debo ser yo que he llamado al profesor para decirle que atentamente y ya que hoy la niña está de buenas, vamos a molestarla un poco cambiando el examen ....

Y es que de verdad, estoy segura que durante la adolescencia sufren el típico caso de doble personalidad,  pasan de ser un ser maravilloso a convertirse en un ser odioso en cuestión de segundos

Eso sí los ataques de doble personalidad los dejan para casa, porque para sus amigos son los mejores . Hace unos años una amiga de Preuniversitaria le dijo "vaya hermano que tienes, que simpático, es genial" (era prima de un amigo de Primogénito y se les había unido  un día en un festejo) y Pre llegó a casa "C. me dice que tengo un hermano genial, una de dos o se equivoca de hermano (improbable ya que iban al mismo cole todos) o mi hermano tiene doble personalidad,¡¡¡ si en casa es un borde!!!!"  Por aquel entonces Primogénito estaba en pleno apogeo adolescente y ella una preadolescente total, lo que conllevaba un grado sumo de bordería sobre todo con Pre, era su blanco preferido...

Aunque creo que lo peor de todo es cuando ambas dos se convierten en doctor jekyll a la vez y tú pasas a estar al otro lado.  Generalmente ese día, además, tú estás más insoportable que de costumbre, no has tenido el mejor de tus días en el trabajo y a eso sumas que te ha llamado tu  madre en el peor de los momentos para decirte que te ha enviado un correo que lo mires a ver qué te parece y tú le has colgado el teléfono de mala manera, con lo cual ahora tienes a tu madre de morros también. Y yo creo, que ellas lo saben y ese es el día que eligen ambas para estar más tocanarices que nunca y más odiosas y más bordes y más ....


8 comentarios:

  1. Jajajajajaja, ¡Ay, lo que me espera!

    ResponderEliminar
  2. Como nunca sé por dónde van a salir, yo espero a que empiecen ellas a hablar y ya sé si puedo relajarme o es mejor salir huyendo.:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y así y todo a veces empiezan en un tono y acaban en otro :).
      Besinos

      Eliminar
  3. Eso ya le pasa al mío con 7 años jajaja se va de un extremo al otro en cuestión de segundos... Qué difícil, eh? A veces tengo ganas de que sea un hombre ya, para ver si la cosa ha salido medianamente bien. Y seguro que cuando ya sea un hombre, echaré de menos esto... Ainssss

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando crecen y se hacen mayores, es cuando ves que se han convertido en gente de bien y te sentirás orgullosa de él, pero mientras tanto....
      Saludos,

      Eliminar
  4. Jaja, Con el último párrafo os he imaginado además de con los ataques adolescentiles, a todas con la regla al mismo tiempo, que ya sabes que no recuerdo porqué proceso hormonal las mujeres que conviven juntas terminan sincronizándose, a mí me pasa con mi seta. Un día de premenstrualidad en tu casa debe ser apocaliptico jaja.
    Besos, y ya sabes: momento zen hommmmmmmmm!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff, eso ya es para nota, porque efectivamente ahí estamos las tres perfectamente sincronizadas jajajajajaaa entiendo que en esos días el padre de la criatura salga huyendo jajajajajaaa

      Besinos guapa

      Eliminar