lunes, 1 de abril de 2013

Kinder good

Se han acabado las vacaciones, bueno hablando con propiedad se nos han acabado a Papi y a mí, porque ellas siguen de vacaciones toda la semana y el Primogénito no se vuelve a Londres hasta el dentro de dos semanas.
Hemos vuelto al trabajo tras unos días de descanso, en familia y disfrutando de casa, teniendo a todos, ya que Preuniversitaria al final no se fué a pasar la Pascua con el cole, tiene mucho que estudiar y está muy concienciada con los estudios, sabiendo que ya no queda casi nada y no tiene tiempo que perder. La verdad es que me da lástima, la pobre se ha levantado todos los días a las nueve de la mañana, nos tiene "asustados", ayer ella misma decía "no doy crédito a todo lo que estoy estudiando, no me lo creo ni yo"

Y es cierto, está haciendo horas delante de los libros y preparando un montón de trabajos, pero es que no le queda ya nada para acabar el curso y sabe que se lo juega todo. Sorprendentemente salió un poco el miércoles después de clase y el viernes por la tarde y no ha salido más, eso sí, tiene una tarde libre que nos toca salir de compras, hay que buscar modelo para la despedida de bachilleres y "luego no tengo tiempo de ir de compras, tengo que hacerlo estas vacaciones" así que no sé qué tarde me tiene reservada de esta semana para ir de shopping.

En el lado opuesto está Peque, desde el miércoles el único día que no ha salido ¡ha sido ayer!, ha habido de todo, salidas a pasear, a hacer deporte, a "salir", como ellas dicen, lo que equivale a pedirle prestada algo de ropa a su hermana "porque hoy tengo que ir mona, mami" Tú siempre vas mona, cariño, le dije y claro su contestación pues muy en su línea "sí claro mami, ya pasó, anda"

Y es que ella siempre en su línea. Ayer por la tarde estábamos todos en el salón cuando no sé por qué comenzaron a hablar de las chuches de chocolate, de pastelitos y todas esas cosas que tanto les gusta y Primogénito les contaba a sus hermanas que él comía no sé qué pastelito de chocolate que se parecía al kinder bueno pero que estaba muy rico y entonces pregunta Peque "¿un kinder good?" Ataque de risa general y su hermano muy serio dice "y ahora, después de esto ya no puedo decir nada más, no tiene sentido réplica ninguna".


Y es que así es Peque, de repente en una conversación te dice algo que te deja totalmente desarmada y no sabes qué más decir.

5 comentarios:

  1. Jeje, desde luego tú aburrirte no te aburres con éstos, siempre tienes algo que contar.
    ¿Toda la semana que viene de vacaciones? No doy crédito, aquí mañana ya empiezan, y porque en Cataluña el jueves no es fiesta pero sí el Lunes, día de la Mona para más señas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Aburrirme con ellos? Imposible,desquiciarme, seguro que sí pero aburrirme ni un poquitín.
      Y sí, este año han decidido que aquí tuvieran clase hasta el mismo miércoles, pero ahora se tiran toooodaaaa la semana sin cole, que a Pre le viene muy bien porque así tiene mucho tiempo para estudiar, pero no creo que sea lo mejor, sobre todo en el caso de niños pequeños, aunque los míos ya no necesitan niñera jajajajajaa

      Eliminar
  2. Jajaja, si desde luego es para quedarse sin palabras. Antes de llegar al dulce en cuestión, yo estaba pensando en los carbayones, casadielles, moscovitas, rocas etc. ¡Creo que he engordado solo de pensarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajaaja conoces bien la repostería de estos lares jajajajajaa a mi me vuelven loca las moscovitas y las princesitas

      Eliminar
    2. Creo que demasiado bien; menos mal que solo voy muy de vez en cuando ;)

      Eliminar