lunes, 27 de mayo de 2013

Pero volvió...

A pesar de que no quería y que las circunstancias no nos fueron propicias, volvió.
El domingo, pasadas las once de la noche aterrizó en Ranón un avión procedente de Madrid, en él viajaban entre otros viajeros Pedro Duque, el astronauta (que estoy segura en algún momento del viaje debió pensar en abrir la puerta y lanzarse) y una veintena de adolescentes nerviosos.
Allí estábamos a las puertas, esperando verles aparecer, a todos los padres y hermanos. Y los viajeros iban saliendo y no nos miraban muy bien..., salvo una pareja con niños que al vernos allí a todos nos sonrieron, la mamá le explicaba a uno de sus niños que eramos los papás de todos los niños que venían en el avión, y el papá con una sonrisa nos dijo llegaron bien, llegaron.
Y es que tenéis que entendernos, los niños debían de haber regresado el viernes. Pero los "incidentes" ocurridos en el aeropuerto de Londres, que llevó a las autoridades inglesas no sólo a cerrar Heathrow sino a desalojarlo, hizo que el vuelo en el que estos niños debían de salir de Glasgow se cancelase. Con todo lo que conllevó.
Yo entraba en una reunión y lo último que sabía de Peque era que iba en el coche con la abuela de C., porque los papis estaban trabajando, camino del aeropuerto. Entro en la reunión, tan tranquila, pero por si acaso dejo el móvil sobre la mesa en silencio. Y de pronto, se ilumina el móvil y veo la cara de Peque, le doy comunicando y vuelve a llamar, pido perdón abandono la reunión mientras contesto al móvil y voy pensando "seguro que no encuentra el pasaporte" y entonces una voz histérica y llorosa me dice "mami que no nos vamos, que nos quedamos más días" "pero qué dices?, no me tomes el pelo, estoy en una reunión importante" "que no que no, que es cierto, que no podemos volar porque no sé que pasó en Londres de terrorismo y nos quedamos" "pero ¿dónde? ¿cómo?" "nos vienes a buscar otra vez, ya llamó A. y vienen a recogernos otra vez". "Vale, vale, no llores, no pasa nada, ya vendrás mañana, pero no llores más" "no, si lloro de contenta porque me quedo más días" ¡ZAS! en toda la boca.
Yo pensando que mi niñina, me echaba de menos y lloraba porque no podía volver y resulta que no, que lloraba de alegría porque se quedaba más días. Bueno, en parte. Porque más tarde cuando hablé de nuevo con ella y ya había dejado la maleta de nuevo en casa y ya habían comido confesó que había llorado primero de pena al despedirse porque no quería irse, y luego de miedo "porque había unos soldados mami con pistolas más grandes que ellos y nos habían dicho lo de terrorismo y buff que miedo" mezclado con la alegría al saber que se quedaban unos días más.
Los profes gestionaron muy bien "la crisis", ya que en cuestión de pocos minutos ya estaban avisados los papás ingleses y regresaron al aeropuerto a recoger a los niños y no serían las tres de la tarde cuando ya tenían gestionado el regreso para el domingo, todos juntos. Me contaba Peque que cuando llegaron la abuela y C.a recogerla de nuevo al aeropuerto, la abuela le dijo "you already missed" y que ella le había dicho "I also you grandma", o lo que es lo mismo que se echaban ya de menos. Porque según Peque la grandma era buenísima y genial, hasta le regaló una medalla de la Virgen, lo que tranquilizó a las abuelas de Peque acerca de la familia en la que estaba.
Y disfrutó de esos días de más, como de toda la semana. Llegó encantada, contenta por lo bien que lo había pasado, lo bien que la habían tratado, por todo lo que había conocido, todo lo que había visto y vivido. En el coche era como una máquina de hablar y además  muy rápido como si se le fuese a terminar el tiempo para hablar, no sé si eran ganas de hablar español, de saber que te están entendiendo cuando hablas o de qué. Una vez acostadas no sé a qué hora se dormirían las dos, porque yo me dormí oyéndolas hablar y reirse. Y hoy amaneció cuando el reloj rozaba la una del mediodía y me dice muy seria "voy a comer pollo, porque me apetece y a estas horas no me apetecen galletas, porque otros días a estas horas estaba ya comiendo con C."
El domingo 9 viene C. a casa para pasar una semana con nosotros. Espero que la niña se lleve la misma experiencia que Peque ha tenido con ella y su familia.

10 comentarios:

  1. Bueeeeno! Ya está la mami tranquila y feliz.
    Está muy bien lo de que el intercambio sea con las mismas niñas, una forma más de garantizar el buen trato esperando reciprocidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii ya estoy tranquila, eso sí seguro que en breve empezaré a echar espumarajos por la boca jajajajaja
      Eso pensé yo, más les vale tratarmela bien si no me vengaré jajajajajajaja
      Besinos

      Eliminar
  2. Vaya susto. Me alegro de que ya esté de vuelta. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la verdad es que el susto fue grande, no sólo para ellas si no también para nosotros ya que desde aquí tampoco podías hacer nada, eso sí, hay que reconocer a los profes y al cole que supieron gestionar todo estupendamente.
      Besinos

      Eliminar
  3. Vaya aventura. Menos mal que peque ya está en casa. Seguro que C se queda encantada con su visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí yo tenía ganas de que viniese aunque ella no mucho, ayer ya estaba buscando "su casa" en google maps. Seguro que sí, porque las niñas se han hecho amigas, lo que es importante, y nosotros haremos por ella todo y más.
      Besinos

      Eliminar
  4. Será algo que recuerde con mucho cariño y el día de mañana tendrá una anécdota estupenda que contar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, su primera salida fuera ha sido todo un éxito. El regreso un poco apoteósico, pero desde luego toda una aventura que recordar.
      Besinos

      Eliminar
  5. Me alegro, señal de que lo ha pasado muy bien.

    Mucho ánimo con la niña que ahora viene a casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo ha pasado estupendamente, lo que me alegra sobremanera, sé que ha sido una experiencia que recordará siempre con mucho cariño.
      Si la niña es como dice Peque, "es como yo por eso nos hemos llevado tan bien", no habrá problemas.

      Eliminar