lunes, 1 de julio de 2013

Con las vacaciones llegan las fiestas

Sí, en mi casa, ha sido comenzar las vacaciones, ver aparecer unos rayos de sol y ¡zas! en un visto y no visto la casa entra en un bucle intenso de gente entrando y saliendo de casa. Y es que este fin de semana ha sido un no parar constante y ¡¡hoy más!!
La semana pasada Preu cumplió 18 años y sus amigas decidieron darle una fiesta sorpresa ¿dónde? en nuestra casa ¿imposible? no, para nada. Todo muy bien planificado, viernes tarde, su amiga U. queda con ella y se la lleva supuestamente de compras durante un par de horas, ese día con la excusa algunas se van de fiesta el día siguiente, otras están ya en la uni y tienen exámenes, nadie queda con ella, así que se supone tras acabar con U. nos vamos juntas a Oviedo de compras, eso sí antes hay que hacer una parada en el super (hay que dar tiempo para que recojan a U. y llegue a casa) y luego pasar por casa "a recoger a Peque".
Que carita se le quedó, no sabía si llorar o reir cuando de pronto llega al porche, excusa para no entrar por la puerta "no tengo llaves, las dejé en casa", y de pronto todos sus amigos le chillan "SORPRESA"
Pero vayamos por partes. Para que os imagineis el escenario. Viernes mediodía, Primogénito viendo que ha llegado el buen tiempo, ha salido el sol que tan caro se vende por estos lares, decide montar una barbacoa con sus amigos en casa. Dicho y hecho. Ellos, que son todos muy suyos, van a hacer la compra, vuelven a casa y se ponen a montar la barbacoa. Todos chicos de veintipico. Doy órdenes por teléfono  "no utilicéis el porche, dejarlo para los que llegan luego, montar una mesa en el prado..." Llego a casa a las tres y pico y allí me los encuentro, cocinando y comiendo ya. Después de comer unos se tiran en la hierba y otros juegan al  futbol...
Bajo a Pre a Gijón y regreso a casa para abrir la puerta a los siguientes. Empienzan a llegar, ahora los de dieciocho, primer desembarco unos a la cocina para que empiecen a preparar tema comida y otros al porche con la decoración (globos, carteles, etc).
A las siete de la tarde en mi casa se celebraban dos fiestas paralelas, una barbacoa de "paisanos" de veintipocos años, debían ser 8/10, y otra fiesta sorpresa de cumple de dieciochoañeros, esta más multitudinaria, unos veintipico.
La verdad, es que no tuve queja, se comportaron todos, los mayores y los no tan mayores.
El sábado Peque había decido invitar a unas amigas del anterior cole para celebrar con ellas su cumple y con fiesta de pijamas incluida para un par de ellas. No eran muchas, sólo cinco a las que sumó a su prima C., y a P. el vecino de abajo que de la que regresaba de la playa pasó por casa y cuando se marchó era la una de la madrugada!!!!. A dormir sólo se quedaban dos, así que se metieron las tres en el inmenso sofá cama del cuarto de estar, bueno a dormir.... a no dormir, porque les dieron las siete de la mañana sin callar ni un solo instante y a las diez de la mañana ya estaban otra vez hablando.
Y hoy, más.
Hoy Peque celebra su cumple con sus amigos del cole, no sé cuántos serán ... pero me temo que no bajarán de veintipico, eso sí hoy no hay barbacoa, no sólo porque el sol no nos acompañe, sino porque la gracia era la fiesta sorpresa y ver la cara de Pre, estoy segura que no fue casualidad que Primogénito y amigotes organizaran la barbacoa el mismo día de la fiesta sorpresa, para nada.
Habrá que ver si el día que Pre invite a sus amigas a pasar el día en casa, a tomar el sol, también habrá barbacoa...

9 comentarios:

  1. Me parece genial que tus hijos tengan la libertad de invitar a sus amigos a casa... Mejor en casa, siempre. Así sabes quienes son sus amigos, cómo son y lo que hacen.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Telma, aunque me pongan la casa "patas arriba" y tenga que vivir recluida en la planta de arriba, estoy mucho más tranquila con ellos en casa :)
      Besinos

      Eliminar
  2. Hija mía, te admiro! Que valor! Todo el día la casa ocupada, entiendo desde luego que tener una casa en lugar de un piso es una ventaja para eso, pero aún así...que conste que me parece chulísimo, pero yo soy tan celosa de mi intimidad que me agobia tener gente por casa.
    Oye ¿me he perdido alguna entrada o qué? No sabía que tenías a primogénito en casa, por cierto para el grupo de dieciochoañeras y el de veinteañeros sería un incentivo la fiesta paralela ¿no?
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Sí Primogénito ya llegó, no sé si con tantas cosas entre manos se me habrá olvidado contarlo, pero ya lleva en casa algo más de quince días.
    A ver, las fiestas las permito porque no es un piso, si fuese un piso ni de risas, vamos. Y ellos para su disfrute tienen permitido el uso de cocina, baño planta baja, garaje, baño garaje y todo el exterior. El salón y el cuarto de estar no se lo dejo utilizar (para que no lo revuelvan más que nada) y la planta de arriba ni se les ocurra, ahí es donde nos recluimos nosotros. Aunque me estoy planteando un arreglo urgente del garaje y que no utilicen tampoco la cocina y se apañen con la del garaje, porque el verano no ha hecho más que empezar....
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ahhhh que tiempos!! Aquellos tiempos de adolescentes con imberbes de 1,80 por todas partes de la casa y sofás sillones, camas...
    Mi casa también era como la fonda María. Todo Dios acababa aquí.
    Que estén en casa, seguí esa política siempre y me ha ido muy bien.
    Los chicos no molestan y están controlados.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente!! ¿¿dónde van a estar mejor que en casa?? arman ruido, juegan al futbol como si tuvieran diez años, cantan, bailan y lo pasan bien y nosotros estamos tranquilos porque están en casa, que viendo lo que se ve que hay por ahí suelto....
      Besinos

      Eliminar
  5. ¡Qué estrés! ¿Cómo lo aguantas? ¿Y tu marido qué dice? Enhorabuena por esta frenética actividad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos recluimos en la planta de arriba jajajjajajajaa, aunque él el sábado huyó como un cobarde todo el día, con la disculpa de que tenía una comida de la cuadrilla no apareció hasta casi las 12 de la noche!!! jajajajaja ;)

      Eliminar
    2. jajajajaja, ¡qué listo el joío! ;-)

      Eliminar