jueves, 8 de agosto de 2013

Peque y su ídolo


Después de unos días de inactividad blogeril, provocada tanto por la situación de vacaciones, del resto que no mías, ahora ya sí llevo desde el lunes de vacaciones, como por la ausencia de portátil en casa. Pero siempre llegan soluciones para todo y sí ya tengo portátil en casa y además estoy de vacaciones, así que algo más de tiempo tendré, aunque no sé, porque con estas hijas.... y sí digo bien, hijas, porque el hijo se conforma con tener la nevera llena y algún coche disponible y con el depósito lleno, pero por lo demás independiente totalmente. Pero ellas.... ellas me están volviendo loca, todo son subidas y bajadas, al menos consigo que las bajadas sean a la misma hora y la subida de lunes a viernes también. Otra cosa son los sábados.... y el domingo no se sale. 


Pero empieza la Semana Grande de fiestas aquí y ahora empezará lo duro, que lo veo venir... para empezar mañana hay concierto y quieren ir las dos, pero claro está por separado, así que seguro que mañana me tocará reñir, seguro que sí, porque Peque desde que fué al concierto de Pablo Alborán ya se considera mayor, ella y sus amigas, y quieren ir, yo espero que su hermana se haga un poco responsable de ella, aunque me imagino que al igual que al otro concierto las mamis andaremos por ahí cerca.











Según Peque la señalaba a ella, ahí es ná!!
Porque hablando de conciertos, tengo a Peque totalmente enamoradisisisisisisisissima de Pablo Alborán, pero hasta límites como sólo puede hacerse cuando se tienen quince años y las hormonas totalmente disparadas, claro está. Ya os conté que habíamos ido al concierto, que le había encantado y que estaba enamorada, pero es que con el paso de los días sigue... ¿la última? ayer, de pronto oigo un grito histérico como si se cayese la casa o el mundo se acabase, pues no, nada de eso, había salido el chico en un anuncio.








Ha puesto una foto junto con la entrada del concierto en la pared del cabecero de la cama y en la otra pared un poster suyo en la pared de la habitación "pegadito a la cama, así le doy un besin de buenas noches todos los días y mire para donde mire en la cama siempre le veo a él", poster que a mí me da unos sustos de muerte cuando entro en la habitación ya que da la sensación de que hay alguien ahí, no sé si me acostumbraré a él, aunque sea guapo el chico, me da unos sustos...

El otro día me dice muy melosa "mamiiii podíamos ir al concierto de PAblo Alborán en León.... ¿te parece?" "me parece una tontería de grado sumo y la respuesta es no, ni te lo plantees, porque no"jolín mami, hay algunas que van a todos los conciertos, las que teníamos delante en la cola ya habían ido a no sé cuantos" me parece estupendo, pero tú aquí y como mucho Oviedo o Avilés y según como te portes "vaaaaaleeee" La verdad es que me sorprendió porque no volvió a mencionarlo, me refiero al concierto porque ahora es que si hay un programa no sé qué día especial, que si saca video nuevo y la banda sonora de mi coche es únicamente Pablo Alborán, para desquicie de Pre, a la que no le hace mucha gracia, aunque al final yo creo que también le va a gustar de tanto oirlo.

De momento se conforma con su poster, con la música, con los vídeos y con soñar que quizás sea la sorpresa de este año en las fiestas del Grupo, mientras piensa en "la posibilidad de meterlo en una máquina y que lo congele hasta que yo sea un poquito más mayor, porque me queda un poquito grande"

La verdad es que ya lo dije en el otro post, el chico tiene encanto, buena voz y se lo curra un montón, y por si fuera poco cuando las niñas sacaron unos carteles que habían repartido el club de fans entre las que estaban haciendo cola, el chico se emocionó y todo "ay mami, prubin, que ricura se emocionó y todo, si es que es perfecto"

Así que ahí andamos, Peque enganchadísima a su nuevo ídolo, PAblo Alborán, veremos cuánto le dura...


7 comentarios:

  1. A mí este chico me cansa... Además, es cabezón, en serio, el tamaño de su cabeza no se corresponde con el resto de su cuerpo jajaja y ya lo último, es que estoy bastante convencida de que es gay... Y si no, tiempo al tiempo!!

    Como lo de Riky martin, ese sí que es perfecto y mira el disgusto que nos dio...

    bESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del tema tamaño de cabezas en esta casa no hablamos jajajajajaja, Peque, es cabezona (en todos los sentidos). Cuando nació tuvo que estar unos días ingresada y a la hora de darle el alta en el hospital estábamos en la consulta y le da la medida la enfermera a la pediatra de la cabeza de la niña, dice la pediatra "imposible, mídesela otra vez" contesta la enfermera "es la tercera vez que lo hago porque pensé que algo había hecho mal, pero es así, aunque no lo parezca"
      Bsinos

      Eliminar
  2. Como madre de adolescentes te hago una pregunta que me ronda y no sé a quien hacer ¿Tienes la sensación de que siempre piden más de lo que crees que es corresponde a su edad? Me explico con un ejemplo...la dejas salir pero sólo a la plaza de al lado de casa, ella quiere recorrerse el pueblo, cuando accedes por no oirla o porque te miente y se lo recorre igual, entonces opta por querer irse al pueblo de al lado, cuando accedes después de disgustos, broncas y angustia, entonces quiere coger el tren e irse a la ciudad de al lado del pueblo...y todo así, con los horarios, con la ropa, y con todo ¿Esto es normal? ¿Voy a vivir permanentemente estresada y temiendo su próxima petición? Yo es que no puedo más ¿A ti te ocurre algo parecido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy Inma.... cada día un poquito más, la última el sábado, y no te preocupes que hagas lo que hagas y claudiques lo que claudiques siempre será poco...
      Así tengo a dos, porque Primogénito ya es "un paisano" como se dice por estos lares, pero con el tema del horario son las dos....
      Permanentemente no, porque todo pasa, pero tómatelo con tranquilidad porque todavía te queda.... al menos es lo que me pasa a mí...

      Besinos

      Eliminar
    2. Vale, pero tu respuesta me tranquiliza. No tengo contacto con madres de sus amigas ni con nadie que tenga niñas de esta edad, y a veces me preocupo pensando que la mía se pasa. Saber que no solo me ocurre a mí es un consuelo.
      Gracias

      Eliminar
  3. Ahhh que tiempos... Llegó un momento en que llevaba en el coche los programas de las fiestas de tooodos los pueblos de la sierra del Guadarrama. Menos mal que están a muy pocos kilómetros unos de otros...bajar, subir, turnarnos las madres...broncas a la hora ¡¡¡media hora mas porfiiiiii!!! TODO EL MUNDO SE QUEDA MENOS YOOOOOO.
    Le acabo de decir que hoy es San Lorenzo y que es el día grande en El Escorial (pueblo donde estudió y practicamente se crió) y me dice ¡Andá, es verdad esta noche me subo a dar una vuelta, pero más tarde que sino se hace muy pesado.... :P
    "Todo pasa y todo queda" dijo el poeta.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es cierto que termina pasando pero.... tarda en pasar y muy mucho.... Siempre pidiendo "un poquito más", aunque cuando me ven muy plantada con algo terminan claudicando, pero siempre tienen que intentarlo, no sé si es para ver hasta donde pueden llegar ellas o hasta donde puedo llegar yo sin estallar ..
      Besinoss

      Eliminar