jueves, 19 de septiembre de 2013

Primogénito



El nuevo curso ya ha comenzado y con ello la vuelta a la rutina.


Primogénito ya está de nuevo instalado en Londres, todo en orden y sin problemas con los sobres de jamón en la aduana jajajajaa, porque una es madre sobre todas las cosas y cada viaje que hace se lleva sus buenos sobres de "jamón de verdad" también llamado "jamón de hombre" (así lo comenzó a llamar él cuando era pequeño para distinguirlo del jamón de york y así quedó denominado) , vamos lo que viene siendo jamón ibérico, que por aquellos mundos no es fácil de encontrar y mucho menos asequible, y ya puestos una barra de chorizo, que por allí el Revilla de toda la vida "spanish chorizo" lo venden a precio de Ibérico 5Jotas, y  una cuña de buen queso, que al  menos el niño se pueda hacer unos buenos bocatas y no se me muera de hambre
Así que él por aquellos mundos ya instalado, terminando de recoger las cosas del trastero "lo fundamental ya lo recogí, sábanas, toallas y cosas de cocina ya lo tengo aquí, sólo quedan papelotes y algo de ropa" con nuevos compañeros y reencuentro con otros. Ainsss (suspiro) hasta Navidad sin verle ainss (otro suspiro) que pena me da, no lo puedo evitar.
Ayer lo hablaba con Papi, que no nos terminamos de acostumbrar a que se vaya, que nos da una pena tremenda y que por mucho que la madre de L. me diga que a mí me quedan otras dos aquí, está claro que cada uno tiene su sitio y el sitio de Primogénito está en esta casa. El mismo día que se va, y con él en casa, ya dejo la habitación recogida para que así cuando sus hermanas la utilicen no le desordenen ni desaparezcan las cosas.  Y aunque es una habitación en la que las niñas luego entran y salen, ya he dicho otras veces que se convierte en el objeto de deseo de ambas, estos primeros días me entra una tristeza cada vez que la veo tan vacía, tan recogida, porque cuando él está, se mezclan sudaderas, vaqueros, libros, bolsas vacías ... todo, uno encima de otro, de manera que cuando se va, reaparece un sillón que durante la estancia de Primogénito en casa desaparece engullido por los montones. Claro está que me gustaría que la habitación estuviera así de recogida cuando él está pero prefiero verla como una leonera que así. Además, las niñas los primeros días tampoco entran, estoy segura, aunque no lo digan, que también le echan un montón de menos, en un par de días ya se apoderaran de la habitación, pero de momento no, y es que el verano ha sido muy largo y ha estado tres meses en casa...
En unos días ya estaremos acostumbrados y las niñas se pelearán por ver quién se queda con la habitación y volverá a haber algún trasto que otro, al menos en la mesa de estudio, y hablaremos con él por skype y empezaré a preguntar ¿comes bien? ¿qué tal la uni? ¿cuándo vienes en diciembre? y él contestará "todo bien, como siempre, no lo sé todavía mámá "....  y de nuevo la rutina.

8 comentarios:

  1. Debe ser duro dejarle ir. Mi hija también dice que quiere hacer Erasmus el año que viene y me da mucha lástima. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es duro, la verdad es que aunque ya son cuatro años estudiando fuera no nos terminamos de acostumbrar :(, aunque sé que es por su bien y que él lo quiere así.
      Besinos

      Eliminar
  2. Muy bueno eso del jamón ... y muy cierto.

    Ánimo, que pronto vuelve la rutina y te acostumbrarás (al menos hasta diciembre)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si lo sé, que en dos días ya estamos acostumbrados a vivir pendientes del guasap y del skype, pero aún está muy reciente el verle marchar :(

      Eliminar
  3. Ayy los hijos!!! como nos cansan pero cuánto los echamos de menos cuando no los tenemos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Carmen... cuántas veces cuando nos sacan de quicio decimos "lo tranquila que me voy a quedar cuando os vayáis de casa" pero cuando se van... cuánto cuánto los echamos de menos...
      Besinos

      Eliminar
  4. ¡¡¡Ay esa madre!!!
    Así es, todo el día renegando de las leoneras, pero en cuanto están recogidas es que faltan y si faltan, nos falta algo.
    ¡Ánimo amiga! Que queda muy poco para diciembre y los años pasan en un suspiro y ya mismo lo tienes de vuelta.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo todo el día gritando "niño recoge que esto no es una pocilga, niño que aquí el día más pensado va a aparecer una rata muerta por inanición entre tus montones,..." pero ahora que está toda recogida y no se mueven las cosas de su sitio, pues una tristeza muy grande :(
      Tienes razón los meses pasan muy rápido y antes de que me de cuenta está aquí la Navidad :)
      Besinos

      Eliminar