miércoles, 2 de octubre de 2013

Ahora ya sí.


Sí sí, ahora ya sí que hemos vuelto a la normalidad total, esa normalidad del cole, las extraescolares, sí sí, esa de cuando una amiga pregunta ¿hoy podemos tomar un café mientras D. está en inglés? entonces pienso, espera, martes y Peque... ahh no,  no tiene nada, creo, y ahí voy yo en un ataque de valentía pienso, genial quedo con C, antes bajo a la pelu, que ya va siendo hora y me corto el pelo, así que ya toda envalentonada digo "sí sí, sin problemas ya nos guasapeamos cuando llegues a casa y me dices a qué hora quedamos y bajo antes a la pelu a ponerme mona jajajaja"

Hasta ahí estupendo ¿verdad? el problema  viene cuando sale Peque del cole y a la vez que se mete en el coche ya suelta "que como esta tarde no tengo nada y tampoco tengo muchos deberes, pues los hago rápido y pronto y luego me bajas a casa de L. y vamos a ver lo de las clases de alemán y tú quédate abajo y así si te llamo para que vayas a matricularme pues así no tienes que bajar"  vamos que la niña encima me hace el favor de dejarme quedar en el centro y no volver a subir a casa ¡toma ya!, si es que esta niña es toda una detallista siempre pensando en su madre (modo ironía ON)...

Como no estoy dispuesta a que nada ni nadie me estropee más el plan, ya la lluvia se ha encargado del tema bastante, tanto que ya estaba yo pensando que casi ir  a la pelu ¿para qué? si antes de llegar al coche ya voy a tener el pelo hecho un asco, finalmente decido que paso de ir a la pelu, quizás mañana mejor aprovechando mientras ella esté en Isa, eso sí siempre y cuando a la niña no se le ocurra otra idea mejor o Pre tenga cambio de horario en la uni y venga antes o haya que ir a buscarla o..... Así que sí, decido de momento, viviendo al día que diría Peque, o lo que es lo mismo peluquería descartada, café con amiga y sin niños, en marcha.

Y justo justo, en el momento en que me disponía a coger el coche, llamada de Pre, que no se encuentra bien, se siente un poco mareada y con dolor de barriga y que sale de la faculta va a coger el bus para venir ya, no hija no, espera en la cafetería que estoy cogiendo el coche ahora, dejo a tu hermana en el centro y voy a buscarte, a ver si te vas a poner mala en el universitario y es peor y en el fondo pienso, si total ya mi café tranquilo se ha ido a freir puñetas ¿para qué le voy a hacer que haga un viaje tan incómodo en el bus? así que llamada a C para anular in extremis el café de hoy y posponerlo hasta .....
(Para tranquilidad de todos, no fue nada, se agobió toda, que ella es  muy melodramática)
 
Ahora ya sí, ahora ya puedo afirmar que ¡¡hemos vuelto a la normalidad!!!porque está claro que hoy fue Pre, pero el próximo día será Peque o D. o ....
 
 
(Tengo que ir pensando en un nuevo nombre para ella, sé que es un poco absurdo llamarla Pre cuando ya es toda una universitaria, pero bueno, yo también sigo siendo Nena en mi casa y mira tú..., pero tranquila Inma, prometo rebautizarla)

10 comentarios:

  1. Jajajaja, sí, desde luego es nuestra realidad rutinaria, con sorpresas intespestivas y con muy poco tiempo para para siquiera echar un rato en la cafetería.
    Te doy la razóin en cuanto al nombre, eso de Pre.....ve pensando.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no le dejan a una ni tiempo de reacción y mira que las niñas ya son grandes pero vivir a las afueras tiene sus efectos secundarios....
      En cuanto a Pre estoy en ello....

      Eliminar
    2. Que se me había pasado, Besinosssss (a esas horas aún soy medio persona)

      Eliminar
    3. Es que no le dejan a una ni tiempo de reacción y mira que las niñas ya son grandes pero vivir a las afueras tiene sus efectos secundarios....
      En cuanto a Pre estoy en ello....

      Eliminar
  2. Jaja, yo lo digo por ir acorde con la realidad, la mía como a los 25 seguirá siendo seta no me va a plantear esos problemas.
    Te admiro, yo ese ritmo de verdad no sé si sería capaz de llevarlo, sólo con una y no estoy dispuesta a ser su chofer ni llevarla y traerla. Ahora sé porqué Dios no me ha concedido una casa en las afueras jaja.
    Besitos, guapa ¿echabas de menos la rutina? pues toma rutina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que según empezó a escribir no pensé mucho en cómo llamarles, como te habrás dado cuenta, y claro, como bien dice ella siempre en cuanto tiene ocasión "claro como soy la del medio es como si no existiese"
      Siempre digo lo mismo Inma, vivir a las afueras conlleva daños colaterales, y sí echaba de menos la rutina aunque ahora ya estoy deseando lleguen las vacaciones jajajajajajaaa
      Besinos

      Eliminar
  3. Comentario perdido...
    Decía que mira que mira que me gusta a mi el verano, pero bienvenida imprevista rutina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uffff me encanta el verano y echaba de menos la rutina, pero empiezo a desear lleguen las próximas vacaciones jajajajajajaja
      Besinos

      Eliminar
  4. ¡Si es que no tenemos remedio! Ya verás cuando leas mi próximo post...
    Tenemos el gen de la estupidez materna, que nos viene de serie... :P
    ¡¡¡¡¡Un millón de gracias por el Banner!!!!
    Besazo triple

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaajjaa sí, yo creo que se nos desarrolla con el embarazo.
      Ansiosa de leer ese post :)
      No se merecen. Besinos

      Eliminar