miércoles, 6 de noviembre de 2013

Malas Madres

No sé cómo empezó ni cuándo, tampoco quién está detrás, pero hace unos días descubrí en twitter una cuenta que lleva por nombre @malasmadres, no sé porqué comenzó todo pero a lo tonto y con post como estos



parece que ha llegado a tener bastantes seguidores, confieso que soy uno de sus seguidores en twitter.

Tengo que reconocer que a mí me hacen gracia, me siento identificada con muchos de ellos. Yo lo he entendido como una iniciativa para hacer unas risas sobre nosotras mismas y la maternidad, en claro contrapunto de esas madres fundamentalistas que inunda las redes sociales y que estoy segura de que si mis hijos fueran pequeños me echarían a los leones.
 
Por eso me hace gracia esa cuenta de twitter de malasmadres, porque refleja la realidad de muchas madres, buenas madres, pero que  a la vista de esas otras que se consideran estar en posesión de la verdad más absoluta no lo son y miran con mala cara a la madre que coloca el chupo a su niño, o le endilga un biberón sin sacarle del cochecito mientras ella está sentada charlando con las amigas en una terraza. Eso lo he visto yo este verano.
 
Me considero buena madre, sí, sí sí, así de chula me estoy volviendo, debe ser la edad, y más ahora que veo a mis hijos mayores y veo en qué se han convertido o van camino de ello, pero, qué dirían de mí, esas madres fundamentalistas que sientan cátedra sobre lo que se debe hacer o no con los bebés, que justifican con sus etiquetas lo que ellas hacen porque eso es lo mejor, si supieran que los tres se han criado con biberones, que a Primogénito le desterré a su propia habitación con 9 meses, cuando el pobre era un santo, que no gurgutaba en toda la noche, desde que nació, que no tenía ni 15 días y ya le dejaba el biberon de las 6 de la mañana en el termo y se lo enchufaba directamente sin pasarlo al biberón ni nada, no hacía falta, que se lo tomaba enterito y ni le sacaba de la cuna y si le sacaba ya no le volvía a meter ¡qué pereza! y ¡qué gustito tenerlo ahí!. ¿colecho? no, mezcla de pereza con gustazo por tenerlo ahí, tan cerquita, tan mío. O que LaMediana utilizó chupete hasta .... , el mismo día de su Primera Comunión antes de salir para la iglesia toda guapa vestida y ahí dándole al chupo, sí sí, tal cual, y sin embargo de los tres es la única que no ha necesitado ortodoncia, y que como no dormía le daba Psicosoma, para que al menos durmiese un poquito, no mucho pero al menos y si había suerte podía dormir desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana, y cuando acababa de cenar decía "¡¡¡y ahora el zicozoma!!!" para angustia de mi madre que decía "nena, que la vas a dejar tonta" y ahí está estudiando dos carreras a la vez . O que Peque al mes ya dormía en la habitación con su hermana y que intenté por todos los medios que dejara el dedo por el chupete, y no lo conseguí, si es que la niña ya apuntaba maneras y a cabezona no la gana nadie, y así estamos ahora con brackets, y sin haber usado chupete. O que los sábados comían los tres a las 12.30 para que nos diera tiempo a ir a tomar el aperitivo con los amigos. O que las fiestas de cumpleaños infantil que se celebraban en casa terminaban siendo un jolgorio de papis hasta las tantas, con los niños, propios y ajenos, durmiendo por los sofás y las alfombras de casa.
 
Sin embargo, y por eso esta entrada, ayer leí una entrada que Matt había escrito hacía unos días http://blogueandodemivida.blogspot.com.es/2013/10/malas-madres-lo-dudo.html  y me ha hecho darme cuenta, que algo que algunos vemos como divertido, para otros no lo es, a otras personas les duele que se utilice tan a la ligera la descripción mala madre. Ella lo explica muy bien, y yo la comprendo, pero nunca me lo había planteado desde su perspectiva, quizás porque gracias a Dios, no conozco a ninguna mala madre, de esas de verdad. Y entiendo que para aquellas personas para las que la expresión mala madre sólo tiene un significado, con todo lo malo, cruel y negativo que tiene, entrar en una red social y ver no una vez sino cientos la expresión dichosa y siempre de forma irónica, tiene que doler, y mucho.
 
Creo que, al igual que ocurre en muchas otras ocasiones, se relativiza y se ha utilizado una expresión muy dura, que tiene un trasfondo muy negativo, de una forma vanal intentando desdramatizar e ironizar con ese sentimiento de no estar haciendo las cosas bien por parte de algunas madres primerizas. Un contrapunto desde la ironía, sin más.
 
 

20 comentarios:

  1. Leí a Matt, no sé si habrás leido mi comentario allí, porque lo que diga va a ser un poco repetirme.
    Opino de oídas porque como paso del twitter no sé exactamente de que va ésto, pero me dan tanto yuyu las talibanas desquiciadas éstas que han salido últimamente, con el puñetero colecho, que sólo el nombrecito se las trae, y dar el pecho hasta que te muerden los pezones, y llevarlos al cuello todo el día no sea que se traumen si no reciben el calor maternal, y mil y una chorradas más que he leído, que si tengo que estar en algún lado, me voy con las malasmadres fijo.
    No me molesta que cada uno haga con su hijo lo que le parezca oportuno, pero sí la postura que han adoptado de creerse mejores y dando lecciones a las demás y juzgando, eso no lo soporto, además me parecen muy moñas, que quieres que te diga. Así que es normal que ahora salga ésto como reacción, y además en tono de recochineo, mucho mejor.
    A nosotras nos pilla lejos Covadonga, y tonterías hemos hecho todas, pero yo no le di el pecho por un motivo muy banal, no me dio la real gana, no me apetecía nada tener mis tetas a disposición de nadie, y no me arrepiento, prematura y todo, si darle un dedo de biberón me llevaba tres cuartos de hora, no quiero ni imaginarme lo que hubiera ocurrido con el pecho, de esta manera en un mes la tenía gordita y preciosa.
    Me cogí mi libro del Stivill, y al mes dormía sola en su cuarto, con una televisión para verla, eso sí, pero solita, y jamás tuvo ningún problema para dormir, nunca la dormí en brazos, y de colecho nada, la camá de los papás era sagrada, que además de papis éramos personas y pareja.
    Seguiría, pero creo que mi opinión es clara.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clara no, clarísima y sí Inma, lo leí. Por ahí voy yo, creo que cada uno cría a sus hijos como cree que es lo mejor, pero no soporto a las fundamentalistas de ahí que pongo como ejemplo cosas que yo he hecho con mis hijos y de las que estoy segura si eso fuese hoy me tirarían a los leones. Por suerte nos pilla muy lejos Por eso me hizo gracia el tema de las malas madres, de darse apoyo público contrarestando esa corriente fundamentalista que inunda las rrss y hacerlo desde la ironía. Y mi sorpresa fue cuando leí a Matt, de verdad que en ningún momento se me había pasado por la cabeza verlo desde su perspectiva.
      Besinos

      Eliminar
    2. Jaja, acabo de entrar a chafardear. Son de las mías jaja "alergia a la ñoñería" dicen...Creía que ese palabro era mío

      Eliminar
  2. Pues más o menos lo mismo que Inma, a mí ya me queda lejos esa etapa, pero te puedo decir que fui una madre que a la vez de pensar en el bebé, también pensaba en mí.

    Fuí de las que las pasaban pronto (3 o 4 meses) a su habitación, nunca durmieron con nosotros en la cama de matrimonio, al menos de noche, lo hacían de día y porque me gustaba tenerlas un rato junto a mi dormiditas.

    Mi madre, de otra generación, mucho más "maternal" según ella, sí me dijo en alguna ocasión "mala madre" porque cuando no se podían dormir, en vez de cogerlas al instante, yo las dejaba llorar un rato, noche tras noche hasta que una de ellas, decidieron que no merecía la pena llorar y se dormían solitas.

    Hay personas, que no sólo en esas cuestiones, sino en todas o por lo menos muchas, que nacen creyendo que son mejores a todo el mundo hagan lo que hagan y viven siempre equivocadas en la crítica.

    Mis hijas se han criado muy bien y sé que están orgullosas de su madre, ¿qué más se puede pedir)....no habré sido tan mala madre.

    Besos, Covadonga, un buen tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es a lo que voy Yeste, a mí gracias a Dios esa época me queda lejos, pero si cuando nació Primogénito hubiera existido las rrss como hoy, y me encontrase leyendo que si no haces colecho el niño va a estar traumatizado de por vida, que si nada de chupo, que si nada de leche artificial, etc y yo haciendo lo que he hecho, pues me sentiría la peor madre del mundo. Por esa razón, ese "movimiento" de "malasmadres" me hizo gracia. Sin más.
      Y leer que hay personas que leer esas cosas les revuelve por dentro, porque lo identifican con el sentido más literal de la expresión, me dejó "mala conciencia", de verdad.
      Estoy segura que has sido y eres una madre estupenda.
      Besinos

      Eliminar
  3. Como en todo, en el término medio está la virtud. Yo he sido una madre muy entregada, pero a veces con cada hijo incluso es diferente. Se va improvisando. Nadie viene con el manual puesto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente ni los niños nacen con su manual debajo del brazo ni cuando te conviertes en madre te dan un manual de trabajo. Según van ocurriendo las cosas las vamos afrontando con mejor o peor acierto.
      Besinos
      Besinos

      Eliminar
  4. Uff es que ahora el tema maternal está muy de moda.
    Como muy bien dices, nosotros hemos criado a nuestros hijos sin grandes alharacas y bueno, la cosa no ha ido mal del todo.
    Nosotras ya hemos demostrado que nuestro método, en nuestro caso funciona.
    El tema de malas madres ya lo dije donde Matt, creo que vivimos una época en que se vanaliza todo. Hay que ser el más creativo, el más novedoso, el más ocurrente... pero eso a veces lleva a que sin querer y con la mejor de las intenciones no nos demos cuenta que estamos despojando a las palabras de su significado, de su real significado.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, menos mal que ya los tenemos criados.
      Cuando comencé con este blog lo hice reivindicando a los padres con hijos adolescentes, porque en la blogosfera abundan a raudales colecho, porteo, pañales, etc. Y la verdad, es que si a día de hoy me viese como madre primeriza y con todas estas historias sentiría que estaba haciendo las cosas mal, cuando el tiempo ha demostrado que no ha sido así, porque no han salido tan mal los niños.
      Por eso me impactó la entrada de Matt, porque me hizo darme cuenta de cómo en un momento dado se puede hacer daño a otras personas sin darte cuenta de nada, por, como bien dices, despojar a las palabras de su real significado.
      Besinos

      Eliminar
  5. Hola!!, conste que yo hablaba de una impresión muy personal, consciente de ello y sabiendo la intención con la que se hace el 'malasmadres'.
    No me ofende leeros pq veo la ironía pero simplemente no la comparto.
    Espero que se me entienda!, que no quería yo molestar a nadie ni mucho menos imponer mi punto de vista. Seguid riendos con el tema que la risa es muy sana ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo acabo de entrar a chafardear, que ni sabía de que iba, y me ha parecido divertido Matt, reconozco que a mí estos saraos y soltar alguna barbaridad como desahogo me va mucho jaja.
      Si hacen uno de mamás de adolescentes me apunto, dentro de poco yo tampoco dormiré pero será por otras causas, esperando a que la seta vuelva de fiesta sana y salva...brrrrrrr!!!!!! me acaba de entrar un escalofrío.
      Muchos besitos

      Eliminar
    2. Se te ha entendido, a la perfección, pero leer tu entrada me hizo ver cómo a veces se puede hacer daño gratuito a los demás, te digo de verdad, que en ningún momento lo vi desde tu punto de vista.
      No creo que con tu opinión hayas molestado a nadie, todo lo contrario, en mi caso me has hecho darme cuenta, primero que se puede dañar a otros sin enterarte,y lo más importante, y tiene razón Dolega cuando dice que a veces utilizamos palabras despojándolas de su significado real, que sí existen las verdaderas malas madres, aunque éstas sean las menos y que suerte tenemos aquellos que nunca nos hemos cruzado con ninguna en nuestra vida.
      Besinos

      Eliminar
    3. uyyy Inma, ya verás ya verás, cuando empiece la seta con "déjame hasta las 12 que estoy estresada de tanto estudiar" y la llames a las 12 y no coja el teléfono y no aparezca en casa y te asomes a la ventana y no la veas en el horizonte jajajajajajaa

      Eliminar
    4. Inma, ya te comenté que son las divertidas, con las que más me identifico. De ahí mi auto sorpresa al ver que en este tema no comparto el humor. Pero ya se que la gran mayoría lo veis gracioso. Son cosas mías por lo visto, el ver el otro sentido... Qué aburrido si todos pensáramos siempre igual ;)
      Un beso chicas!!!

      Eliminar
  6. Ya llego un poco tarde al debate, y digo lo que Inma, que ya expresé mi opinión en la entrada de Matt. Si tengo que incluirme en un grupo será en de las malas madres, por varias razones: mi autoestima, como dije allí no es de tirar cohetes, así que siempre veo lo malo que hago y no lo bueno.... Y otra razón es que soy de las que los dejaban llorar, de los que ahora les hacen fregar los platos (no, no tengo lavavajillas), ellos se preparan sus libros y sus bocadillos para el día siguiente, intento que se hagan responsables de sus cosas, y no hago muchas cosas por ellos que sé que otros padres sí hacen paraa quitarles esfuerzos y trabajo a sus hijos. Sé que me diréis que eso es de buena madre, pero entre las del colecho eso estaría mal visto...
    También entiendo a Matt, se está usando un calificativo para esas actitudes "normales" diciendo que son de mala madre, y ser una mala madre es otra cosa más grave. Yo tengo la suerte de no conocer a ninguna, y como tampoco tengo twitter, pues paso del tema, la verdad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde ;) Es a lo que vamos que hoy hay mucho fundamentalismo, que parece que si no siguen las pautas del colecho y el porteo eres una madre pésima, por eso a mí me hizo gracia el tema de las malas madres, un contrapunto irónico por parte de unas mamis que meten al niño en la bañera y le dejan arrugarse para descansar un ratito, yo les metía a los tres juntitos jejeje
      A día de hoy, no tengo la suerte de que ninguno de ellos haya salido como tu niña de buena cocinera, así que si llego tarde y cansada, que se busquen la vida en la cocina, y suelen solucionarse con pizzas o sandwich. Y no tengo ningún remordimiento, te lo aseguro.
      Claro que eres una madre estupenda, todo lo que haces es por su propio bien y así están saliendo los niños. Pero si a nosotras nos hubiera tocado vivir esta época para las del colecho seríamos todas malas malas malísimas madres
      De ahí que la entrada de Matt fue como un toque de atención, porque la comprendo.
      Besinos

      Eliminar
  7. Muy de acuerdo con vosotras.
    Un apunte, con respecto al post de Matt. Todos tenemos experiencias personales que nos hacen tomar un tema de una manera u otra. Hace poco leía a alguien "quejarse" porque se utilizaba muy frívolamente lel término paranoico, o psicópata o no me acuerdo exactamente, porque a esta persona este tema le tocaba muy de cerca, y le dolía que se utilizase mal. Pues yo lo siento, pero es que entonces nos cargamos media carga de nuestras conversaciones. No podríamos bromear con "hoy me he metido a chef", vaya a ser que se nos moleste Chicote III, o decir que "hacemos de taxistas de nuestros hijos", oiga, que no están los tiempos para quitarnos el trabajo; y no te quiero contar ya si lo mezclas todo, y encima dices que llevas un día de locos, o que necesitas un valium en vena porque viene la suegra a comer...
    No sé, supongo que la solución sería que esos "afectados" aceptaran que esos términos, no siempre son absolutos. ¿Alguna otra opción?

    ResponderEliminar
  8. Bufff ni idea, si se me hubiera ocurrido algo ya lo habría dicho, sin ninguna duda!! jajajaja
    Besinos

    ResponderEliminar
  9. Yo seré muy radical: Soy muy mala madre ... y como padre hago lo que puedo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja habría que preguntar a los seis a ver qué eres mejor mala madre o buen padre jajjajaaa ;)

      Eliminar