jueves, 31 de enero de 2013

Gripe y exámenes


Pre-universitaria lleva dos semanas en plenos exámenes de la segunda evaluación y Peque ha comenzado esta semana también completita de exámenes, ayer tocó Lengua, hoy Mate, y el viernes otros dos...

El examen de Biología de Pre-universitaria, aquel que nos traía a mal traer, os cuento que se saldó con un 8,3!!!sí señor!!! ahí es ná!!!, eso sí cuando salió ayer del cole con un gripazo del quince pero contenta como unas castañuelas,  después de soltar un resoplido de tranquilidad, y sin que viese la sonrisa bobalicona en mi cara , con voz que intentaba ser seca "así no hacemos mucho, ¿eh? si hubieras estudiado más..." su chillido fue "mamá que saqué un 8,3, ¿no me oiste?!!!" Y es que claro, al menos me tiene que quedar ese derecho a ser borde, por lo menos un ratito, porque después de tener que oirla "no sé nada, voy a suspender, me salió fatal, esta evaluación va a ser una porquería,..." y verla, porque no sólo oímos también vemos como deja todo todo todo para el último momento del último día... al menos me queda el derecho al borderío, aunque en el fondo esté contenta con el resultado. Por ahora los resultados de los exámenes de Pre están saliendo bien, a ver cuando lleguen las notas.

Por su lado Peque, de momento va bien, aunque está comenzando con los exámenes y anoche estaba toda agobiada por el examen de hoy, si a eso le sumamos que casi no respiraba por el trancazo que estaba cogiendo, la pobre hoy no podía con ella. Esta mañana en el coche le dolía la barriga (de nervios) ,  no respiraba, le dolía la nariz y ¡¡¡no sabía nada!!!!,  ¿que extraño verdad? . Supongo que hoy cuando salga, las cosas ya irán mejor, no le dolerá la barriga, el examen habrá salido bastante bien y de lo único que nos tendremos que preocupar es del trancazo y de los exámenes de mañana.

Y es que sumar al estudio serio y agobiado previo a los exámenes, dolor de cabeza, de garganta, tos, mocos a granel,... es muy duro y no sólo para ellas que se encuentran mal, porque hay que oirlas ¡¡ayyy que me duele!!! ¡¡¡que mal me encuentro!!! ¿y si no voy al cole? es que me va a salir tan tan mal, casi mejor que no lo hago voy a la recu , etc. etc.

Hasta por la mañana que volverá a repetirse el mismo ritual... me duele, no sé nada,.... y así hasta que lleguemos al bendito viernes, porque llevamos tooodaaa la semana con la misma cantinela, pero el viernes a la salida del cole ya no dolerá nada de nada, seguro que hasta se les pasa el trancazo!! Sobre todo a Pre, que el domingo se marcha hasta el martes con compañeros del cole a un viaje en el que se  pretende  sirva para ayudar a “abrir los ojos” ante las distintas realidades de marginación y exclusión que nos rodean. Porque no todo es tan bonito como ellas lo están viviendo. Pero eso ya lo contaré otro día.


lunes, 28 de enero de 2013

Salidas de sábado y otras cuestiones

Esta entrada de hoy viene sugerida por  Sara M. que me preguntaba cuándo había un cambio significativo en el tipo de salidas. Pregunta peliaguda querida Sara ...

Ante esa pregunta a mí me surgen miles de preguntas, más que de respuestas, pero te contaré lo que han sido mis experiencias, bien diferencias si es niño o niña, las niñas hemos sido más espabiladas siempre y para todo (que no se me enfade nadie) pero es así.
A ver, Universitario pasó de ir al cine o al Grupo (club deportivo) donde pasaba la tarde con los amigos jugando al pádel, echando partidinos de fútbol, basket,etc  a "salir", lo que significaba andar por ahí dando vueltas hasta las 10.00 hora de recogida ampliable en algunas ocasiones excepcionales hasta las 10.30, ese paso lo dió a los 15 añitos. A los 17, la hora de recogida ya eran las 12.00, que en algunas ocasiones se ampliaba un poquito (1.30/2.00) si había causa justificada, cumpleaños celebrado en sitio cerrado para la ocasión, fiesta en casa de algún amigo, cena de confirmación,... exceptuamos fiesta de nochevieja, que salió hasta las 5.00. Hasta que celebraron el fin del colegio y en la espicha (aclaración de lo que es una espicha : reunión festiva que se celebra en un llagar cerrado para un grupo en el que se bebe sidra ) previa al evento (despedida de bachilleres que es como se llama en el colegio) y llegó anosesabequéhora. Tras acabar el bachiller y pasar la temida PAU y una vez que casi todos los amigos ya habían cumplido la mayoría de edad le llegó a él también la hora y ahí ya...., imaginaros verano, dieciocho años, perspectivas de ser el último verano que no iban a tener que estudiar,... pues sí ahí llegó el tan temido momento de salir y volver a las 4 o 5 de la mañana, no todos los sábados pero sí alguno.

Con Pre-universitaria el camino ha sido distinto, como bien es sabido las niñas van tres pasos por delante de los chicos así que teniendo en cuenta que el primero fué él, siempre me vino muy bien "esa era la hora para tu hermano así que para tí también", así que el  horario a seguir el mismo que para él.  Cuando el año pasado, con 16, quiso salir en Nochevieja la respuesta fué no y no, lo que nos hizo pasar una cena de nochevieja con una adolescente con pucheros tooooda la cena y a la que según se acercaban las 12 le caía alguna lágrima, pero como somos unos padrastrones no cedimos ni un ápice y la niña se quedó en casa. Por lo tanto este año lo primero que dijo fue "mi hermano en segundo de bachiller salió en nochevieja así que no me podéis decir que no".  Como ya dije en otro post, este año salió pero a la misma fiesta que su hermano, para que así estuviese "vigilada" para mi tranquilidad. Con ella y los horarios siempre es lo mismo, ella intenta alargar horario y nosotros acortarlo, al final lo mismo que su hermano. A los 14 horario de recogida 9.00, a las 15 ya oscilaba entre 9.30/10.00, a los 16 llegamos hasta las 10.30 y este año 12.00, ella todos los sábados que sale intenta que sea media hora más incluso una, pero de momento aguantamos hasta las 12.00
Y Peque, pues nada, de momento sigue feliz saliendo hasta las 9.00, algún día me llama con un "quince minutos más que a S... la recogen a 9.15" pero nada más.

Hay quién dice que se les debe dejar que salgan el horario que ellos quieran, que si quieren  hacer lo que no deben  lo van a hacer lo mismo vuelvan a las 10 de la noche o a las 4 de la mañana. Que hay que confiar en los hijos,etc. Yo confío en ellos  al 100% , entre otras cosas porque hasta hoy, ninguno de ellos, nunca me han dado razones para lo contrario, pero no son sólo ellos los que están por la calle. Y yo me pregunto ¿Qué hace un chico de 14 años a las 12 de la noche por la calle o de 16 a las 4 de la mañana? 
Viendo el resultado en mi hijo el mayor, el camino que lleva la que le sigue, Peque que no piense que con ella van a cambiar las cosas, porque el horario implementado en la época de su hermano será el que ella tenga, si le gusta bien y si no... también.

viernes, 25 de enero de 2013

Habemus bronca

Ayer Papá y Peque tuvieron bronca, como consecuencia de la misma Peque está castigada a volver a salir hasta ni se sabe.... mañana? ya os contaré.

Todo viene porque desde hace casi un año Peque ha cambiado mucho con Papá. Siempre fué su ojito derecho, por eso de ser la pequeña o por la pequeña complicación al nacer, sus hermanos rápidamente se dieron cuenta de ello y por eso cuando querían conseguir algo de Papá siempre la utilizaban a ella, ella que no es tonta se  dió cuenta rápidamente y decidió empezar a cobrar por ello. Así tal cual. Con lo que si querían conseguir que el sábado fuésemos al cine (lo que conllevaba además del cine con palomitas, chuches y refrescos una comida en un burguer) Peque se encargaba de conseguirlo con sus arrumacos a Papá y una vez conseguido veíamos como sus hermanos parte de las chuches que les correspondían pasaban directamente a Peque.

Pues esa relación estupenda que tenían los dos ya no existe. Hay días que cuando Papá se dirige a Peque ella contesta con monosílabos y a veces con unas miraditas.... que si las miradas matasen Papá ya habría caido fulminado. Primero pensamos que era fruto de la adolescencia y que quizás lo notábamos más en ella porque siempre fué la más cariñosa y melosa de todos. Pero un dia Peque me confiesa que el padre de Amigadelalma... se ha ido de casa y ni las llama ni va a verlas y que Amigadelalma está muy triste, y llora. Peque que en sus aseveraciones siempre nos deja en un ay, me dijo que no entendía por qué, que si se había enfadado con la mamá de Amigadelalma vale, pero que por qué había dejado de verlas (a Amigadelalma y su  hermana) y de llamarlas, que ya no iba a los partidos ni nada "y eso que no se perdía ni uno, no como papi", y que como mucho las guasapeaba en plan padreguaymoderno.

Por eso yo pienso que ella que sufre siempre por todo y por todos, que ha tenido episodios de ataques de ansiedad (con visita a urgencias en plena  nochevieja incluida), viendo lo que Amigadelalma está pasando , pone en el mismo lado a todos los padres del mundo con el pensamiento "si el padre de Amigadelalma mucho más casero, más contemplador, más juguetón con ella, siempre a los partidos, a los entrenos, a las funciones del cole siempre iba e incluso a buscarlas al cole o a llevarlas, vamos el padrecasiperfecto, ahora no se preocupa de ellas, ni las ve, Papá que viaja mucho (por trabajo) que no siempre iba a mis partidos, a los entrenos casi nunca, a las funciones del cole (creo que sólo ha ido a una) y a llevarnos y traernos al cole no recuerdo (en casos de extrema necesidad, siempre es mamá) ¿hará algún día lo mismo?". Así que con un comportamiento infantil 100% está poniendo la venda antes que la herida.

Y anoche Papá que llevaba un día muy tenso de reuniones, saltó. Por una tontería, pero saltó. Se encontraron en la cocina y le preguntó a Peque que porqué estaba la campana extractora encendida y Peque con cara de erestontooerestontoporquémepreguntasamítalcosa le soltó un no sé. Y es que las miradas de Peque son matadoras cuando quiere y claro Papá le dijo que ya estaba harto de tanta tontería que ya estaba bien de esas miradas y yo que conozco a mi Peque y aunque no estaba delante pues me imagino que según iba hablando Papá las miradas de Peque pasaban de miradas tipo tú de qué vas qué te crees?  a miradas sí hombre sí porque tú lo digas con lo que el cabreo de Papá iba en aumento y con ello las voces.

Consecuencia Papá castigó a Peque a no volver a salir hasta....

miércoles, 23 de enero de 2013

Aquellos fines de semana....



Frase de Peque esta semana "me da igual cómo haga el sábado, si llueve, si nieva o lo que sea yo este sábado tengo que salir, que hace que no salgo..."  y su hermana corre a añadir "acuérdate que tengo cumple de U... que salimos todos los del cole , que es la primera que hace los 18 y hay fiesta a  lo grande, y el viernes después de confir ya quedamos unas con ella para entretenerla y otras de compras, que hay que comprarle los regalos y luego tenemos el concierto en el cole..."
CONCIERTO SOLIDARIO
rápidamente añade Peque "sí sí el viernes hay concierto en el cole, después de Isa, vamos al cole al concierto" . Creo que ellas y yo hay veces que vivimos realidades distintas, porque si mal no recuerdo el viernes pasado salieron las dos, ¿o no fue asi? y si el viernes van al concierto del cole, eso también es salir. Pues no, el concierto del cole no es salir, porque como puntualiza Peque "estamos en el cole, eso ni es salir ni es nada, ¿o es que cuando vamos al cole a clase es salir?" A ver niña, que la tenemos, que si vas a un concierto el viernes al cole eso ya cuenta como salida, menos salida si quieres pero salir sales, que no estás en casa y además si vas a estar con los mismos con los que sales los sábados, ¿qué me estás contando?



Ayyyy y lo peor es que este fin de semana no me libro, con lo tranquilo que fué el fin de semana pasado, que sí el viernes salieron las dos un ratito, pero el sábado no se movió ninguna. Peque invitó a M..., su amiga del alma desde que nacieron, a pasar la tarde del sábado en casa viendo pelis "que todavía no vimos la Cenicienta edición Diamante", porque sí sí, este fn de semana toca ser mayor y salir y probarnos todas las camisas y camisetas que hay en el armario e intentar que su hermana le deje alguna "de esas así de salir" y todas esas cosas y pase la censura de ambos progenitores, pero en la carta a los Reyes Magos todos los años piden alguna peli de Disney y no porque no las tengan, que yo creo que las deben de tener todas, sino porque las tienen en formato VHS y algunas ya ni se ven de las veces que las han visto, que sigo teniendo el reproductor de video en la habitación de juegos para que puedan ver sus pelis, porque aquí donde se las ve así tan mayores ellas hay veces que celebran alguna sesión de pelis con sus palomitas, chuches, etc para ver Shrek, Blancanieves, Bambi, ....



¡¡¡Qué recuerdos de los fines de semana cuando eran pequeñas!!! daba igual que lloviese en invierno o que fuese verano, si  llovía o si hacía sol , ¿que llovía? pues catiuscas y chubasqueros y la mayor diversión : ponerse con los paraguas debajo del canalón para ver cómo rebotaba el agua en los paraguas.., ¿que hacía frío? pues jugaban a perseguirse entre ellos, menudas sudadas cogían envueltos en gorros y bufandas, si ya era primavera o verano, a coger caracoles, o flores y  hacer collares con ellas, sacar a pasear a los bebés en sus cochecitos, coger las bicis y bajar a la carretera de abajo (carretera cerrada al tráfico) para hacer carreras con los demás vecinos de la zona... y disfrutar de la habitación de juegos y de sus pelis. Ahora sin embargo, la habitación de juegos sirve para encerrarse en ella para hablar por teléfono y que nadie las oiga o para hacer sesiones de pelis . Y los fines de semana lo que se dice tranquilos, como que no.

Porque además de la inquietud que tenemos mientras ellos no están en casa hay que añadir que al no vivir en la ciudad, sino en las afueras toca subir y bajar, y claro hay que conciliar horarios. Y ahí empieza otra de las guerras del fin de semana, que se pongan de acuerdo en al menos uno de los horarios....


lunes, 21 de enero de 2013

De exámenes y otras cosas





Mi futura universitaria está en plena vorágine de exámenes, ella muy concienciada de que este año se acaba antes de que se dé cuenta y teniendo en mente que aunque no sabe todavía qué estudiará lo que sí que sabe es que pretende hacer de este verano "el verano de su vida", este fin de semana decidió no salir para "madrugar y estudiar".
Y aquí comienza la disparidad de criterios entre padres e hijos. 
La frase dicha por mi hija el viernes al mediodía "no voy a salir en todo el finde porque tengo mucho que estudiar, sólo un poco esta tarde después de confir" tiene dos acepciones. La de ella que se traduce como "salgo el viernes para el sábado levantarme a estudiar, claro que salir el viernes no es salir" Y está lo que yo pienso cuando ella lo dice, "si sales el viernes hasta las 10 eso es salir, aquí o en Lima guapina, ¿madrugar tú el finde para estudiar? eso tengo que verlo para creerlo y de momento como que no me lo creo digas tú lo que quieras decir".
Hoy lunes y después de ver cómo ha transcurrido el fin de semana puedo asegurar que lo ocurrido ha sido que la niña ha salido el viernes hasta las diez de la noche, el sábado se ha levantado no antes de las 10.30 de la mañana,el desayuno como Dios manda (tostadas, zumo,...) mientras ve un poco la tele, luego ducha y a eso de las 12.00 ya está sentada delante del libro y sin móvil, porque cuando se pone se pone y como sabe que si está con el móvil no hace nada, pues me dá el móvil para no entretenerse. A las dos ya es hora de bajar a por algo de picar mientras espera que esté la comida, después de comer un poco de sobremesa, contestar todos los mensajes y tuits y conectarse a su mundo y ... primer telefilm de la tarde, eso sí con el libro delante para que no se diga que no estudia.
Por supuesto el domingo y como ha estudiado mucho ya puede dormir la mañana y no levantarse tan temprano!!". A mediodía dice que lo tiene todo genial, que lleva este examen de Bio de diez, ¡ahí es nada!, eso es modestia, o no?, como diría Peque "humildad, eso es humildad",  que luego a media tarde lo vuelve a repasar todo y ya está. Así que decide después de comer y como en el salón con la chimenea se está francamente bien, sobre todo viendo la que está cayendo fuera, pues nada, que baja el libro y los apuntes para ir repasando un poco mientras ve la tele.

Foto: Tarde de chimenea

Como estamos su hermana y yo viendo pelis, lógico es que ve más la peli que repasar, y claro, según va pasando la tarde empieza a atacarse de los nervios y decide en un momento de lucidez subir a su habitación a estudiar, y sin móvil, lo deja en la mesa del salón para no distraerme. A eso de las siete y media  vuelve a bajar, se tira en un sillón y dice  "ni idea, no tengo ni idea, es que estoy repasando y no me sé nada" antes de que me dé tiempo a decir algo le suelta su hermana "dejárme a mí, muy mal señorita muy mal, ¿qué vamos a hacer contigo? así no, eh!, claro seguro que en vez de estudiar te dedicas a pensar en unos y en otros y claro así vas muy mal, ¿no decías que te lo sabías todo?  Os podéis imaginar el ataque de risa que nos dió a todos.



Y ahí estamos Papá y Mamá con esas frases que según las estás diciendo a la vez piensas ojalá sea cierto porque sino ...te mato, todo el fin de semana se supone que para estudiar y ahora venimos con estas... pero en lugar de eso dices "no pasa nada, son los nervios anteriores al examen, eso es porque has estudiado mucho y estoy segura que te lo sabes todo, de todos modos y como estás muy descansada este finde quizás estaría bien que mañana madrugases un poquito y das un último repaso".

Esta mañana sonó su despertador a las 05.30 am, sí sí, y aunque parezca increible, no sólo sonó el despertador sino que ¡¡¡se levantó!!! a esas  horas, algo increíble hace tan sólo unos  meses y este curso se obró el milagro y hoy doy fé de que a las 5.30 de la  mañana se levantó a dar ese último repaso. La verdad es que no me puedo quejar, saca unas notas estupendas, es muy buena estudiante aunque en su contra debo decir que es de las de última hora y último minuto, tiene una capacidad tremenda para concentrarse y no necesita más tiempo, lo que a otra persona le puede llevar dos horas ella en diez minutos lo tiene. Claro que esa confianza en su capacidad de concentración unida a la adolescencia ha pasado por momentos que mejor olvidar.... y a día de hoy parece que ya han pasado, al menos un poquito....

Así que hoy tras el madrugón tocó la  hora de ir al colegio. Para que no hubiese mucha tensión, sea la que sea que tenga examen se ponen de los nervios a la hora de salir para el cole, fuí a sacar a Peque de la cama con tiempo, todo transcurrió con tranquilidad y en  hora. Subimos al coche y cuando pregunté ¿cómo lo llevas? contestó "lo estudié todo un montón, le dí dos repasos, pero ahora no sé nada, no me acuerdo de nada y me suena todo a chino, como si nunca lo hubiese leído, así que una de dos o hago un examen perfecto de diez o no paso del uno y como me salga mal no vuelvo a quedarme en casa sin salir para estudiar, lo dejo todo para el último día y listo". Así que como siempre en día de examen volví a repetir lo mismo "tú tranquila, ya verás como todo te sale estupendo, lee despacio la pregunta y piensa, mucha suerte churri" a la vez que pensaba "¿que acaso no lo has dejado para el último día? si tienes hoy el examen y estudiaste sábado y domingo!!! que te lo crees tú que vas a salir teniendo exámenes"

Ahora, a esperar a ver cómo le salió el examen....

jueves, 17 de enero de 2013

En el regazo de mami

Bueno pues a lo tonto a lo tonto la semana va pasando y ya hemos llegado al jueves, el lunes a mediodía Peque había perdido su blackberry, gran problema habemus, los lunes tienen clase por la tarde y van a comer a casa de mi madre, y me llaman para que mire a ver si por un casual lo había dejado en el coche, cosa improbable pero porsiacasomiraaver, y ahí salgo de la oficina mientras cae la mundial al aparcamiento para buscar si estuviese el teléfonodemarras, que obviamente no está. Y es que confiesa Peque a su abuela "es que yo sin mi teléfono no soy nadie, miraré mejor en la taquilla a ver si es que se me quedó por ahí escondido en alguna esquina" . Cuando voy a buscarla al cole a las 5.30 sale contenta como unas castañuelas con la blackberry en la mano, "buff que susto hoy, no la encontraba es que se la había llevado sin querer Sara dentro de un estuche".


El martes directamente había pasado a mejor vida y volvió a repetir "necesito urgentemente estar comunicada, es que lo necesito, cómprame uno nuevo" ja y claro, mi subconsciente de madrastronabruja me decía "sí sí, las narices, te voy a comprar ya puedes apañarte con lo que encuentres por casa porque todavía recuerdo el sábado y tu incomunicación conmigo" en lugar de eso sólo le dije "va a ser que  no querida mía, coge la bb vieja de tu hermana (que no funcionaba) y entre las dos intenta hacer una que funcione porque no toca móvil de momento y menos después de lo del sábado" su contestación no tuvo desperdicio, como siempre apelando al cambio de colegio, "pues nada pasaré al lado de" las margi" si no puedo hablar con "las guays", en el otro cole no importaba si me quedaba incomunicada pero aquí..." Muy plantada yo y siguiendo en mis trece, demasiado reciente el sábado, no dí mi brazo a torcer, así que no le quedó más remedio que de las dos blackberry hacer una, y siendo toda dulzura y cariño hacia su madre solicitar un cambio de móvil "cuando se pueda, a ser posible antes de ir a Glasgow, por lo de no quedar incomunicada allí"  .

La tarde del martes estuvo pegada a mí como una lapa, aprovechando que ella no tenía extraescolares y que yo decidí tomarme la tarde libre, ella se pasó la tarde junto a mí. Quizás también estaba un poco nerviosa ya que había salido del cole sabiendo quién iba a ser la niña escocesa con la que compartiría intercambio. La buscamos por el facebook y le solicitó amistad, pasamos la tarde interneteando las dos, buscando el colegio en el que van a estar, viendo la ciudad, etc.  A última hora de la tarde y después de hacer los deberes,  bajó al salón y estaba sentada en mi cuello, cuando baja su hermana, que llevaba toda la tarde encerrada arriba estudiando para el examen de matemáticas que tenía hoy, pidiendo la cena y antes de que pudiese moverme o siquiera contestar le dice a su hermana "¿no puedes hacerte tú la cena? estoy en el regazo de mami y no quiero que se mueva"  nos entró a las dos un ataque de risa por tanta cursilería y la hermana que no estaba para mucho le dice "mami no es tonta y sabe que haces esto porque quieres algo,¿será un movil nuevo? jajaja no te lo va a comprar, total que más te da y yo tengo uno nuevo"
En otro momento, ese comentario hubiera dado lugar a una de esas guerras fraticidas, pero Peque tenía el día estupendo e hizo oídos sordos al comentario, eso sí, no se levantaba de mi cuello, y entonces en pleno ataque de celos la futura universitaria se sentó como pudo encima mío y empezó a achucharme, buff!!! Peque casi le da mal, tiraba de mí chillando entre risas "es mía es mi mami sólo mía" a lo que su hermana haciendo lo mismo decía "no, es mía y de antes que tú"  así que amablemente y entre besos y risas y después de un ratito de mimos y besos me deshice de ellas como pude, como si tuvieran cuatro años en lugar de catorce y diecisiete!!!

En días así, es cuando como madre que soy se me olvida todo lo malo que hayan podido hacer en los últimos días (nunca hasta ahora ha sido nada grave, lo peor no coger el móvil o contestarse mal entre ellas)  y me reconcilio totalmente con ellas y con la maravillosa experiencia de ser madre de adolescentes. (no pienso comprar movil nuevo, de momento)

domingo, 13 de enero de 2013

San Viernes

LLegó por fin el viernes, seguro que lo pensáis muchos, y sí en algunos momentos yo también lo pienso, aunque inmediatamente el por fin se sustituye por "¡Dios mío! viernes de nuevo,¿ qué plan tendrán este finde? ¿me dará tiempo a hacer alguna de las cosas que yo quiero hacer?". Y hoy ya es domingo, y pasó el viernes y el sábado y todas esas cosas que yo me planteaba poder hacer... pues nada, que he hecho la mitad de la mitad porque me tocó hacer de chófer todo el día. Eso sí, la tarde del domingo es mía y sólo mía.

El viernes por la mañana, a pesar de que nuestra futura universitaria tenía examen, ha transcurrido todo de forma bastante apacible. La noche anterior se acostó pronto, "porque ya me lo sé todo, fíjate que me está dando tiempo a repasarlo" viniendo de ella todo un logro, ya que siempre deja todo para el último momento, pero el último de verdad, y según confesión propia. La tarde del viernes comenzó como siempre Peque bajando antes de la hora a clase de Isa y quedando luego "un ratín para refrescar", el primer día que me lo dijo casi me da un ataque de risa, parecía que estaba oyendo hablar a mi madre y no a mi hija, va a ser cierto que está de moda todo lo vintage jejejeje. Resultó imposible conciliar horario de ambas porque la futura universitaria tenía que ir a hacerse la foto de la orla y claro está necesitaba toda la tarde para plancharse el pelo y acicalarse, elegir camisa blanca, ya que tenía que llevar camisa blanca y el jersey del uniforme, pues aunque parezca difícil puedo asegurar que no dejó ninguna de las camisas blancas ni suyas ni mías en su sitio, ¡¡¡se las probó todas!!!  pero si sólo iba a verse los cuellos ...
Estaba encantada y atacada a partes iguales, encantada porque se iba a sacar las fotos para la orla que colgará en los pasillos del cole y atacada porque ya ve que se va acercando el ansiado y temido momento de abandonar la etapa del colegio y comenzar otra nueva.

Ayer sábado primero salió Peque, había quedado a las 5.45 porque me negué a bajar antes, al menos un poquito de sobremesa creo que me lo merezco, o no?. Hasta ahí todo bien, quedé en que la recogería hacia las 9.00 ya que a esa hora bajaría a su hermana "conciliación de horarios". Y ahí comenzó todo. 8.30 envío un whatsapp avisando que a las 9 bajo a su hermana y que por dónde va a estar para recogerla a ella. Contesta por la misma vía "que le parece perfecto que a las 9 en el burguer king". Así que bajo a su hermana y cuando estoy llegando la llamo a ella para avisarla que salga y... sorpresa, suena y suena pero no lo coge, yo sigo insistiendo y entonces.. bipbipbip "el teléfono está apagado o fuera de cobertura" bufff empiezo a ponerme atacada, con el coche mal aparcado, lloviendo a mares y esta tonta de hija que tengo incomunicada,¿ para qué gaitas quiere el móvil si cuando yo lo necesito está incomunicada? después de más de 10 minutos mal aparcada y sin conseguir comunicar con ella entonces se produce el milagro y lo coge, "¿dónde estás?" pregunto con muy mal tono "no te oigo, ¿qué dices? ya voy para allí" ufff y ahí entonces sale el ogro que llevo dentro "he dicho que donde estas y te recojo donde sea, tengo el coche mal aparcado" "no si ahora voy" "ni vas ni gaitas, dónde estás ahora ya" "en el parchís es que fuimos a acompañar a I...  a casa" "quédate ahí quieta ahora mismo".  Cuando se subió al coche todo eran excusas. Y es que no entienden que hago de chófer, que las recojo donde me digan, que hago de taxista para sus amigas, pero que cuando quedo en un sitio a una hora, es un sitio y una hora, y que el móvil lo tienen que tener disponible.

Por eso la tarde de los domingos es mía y sólo mía. No hay salidas para nadie. Es mi tarde, sofá, ahora que es invierno chimenea, tele y ordenador, todoooo míoooo, hoy Peque vino a echarse un ratín a mi lado mientras vemos los "teleflims" de tarde de domingo, que son todos iguales y siempre los mismos, pero es lo que nos gusta la tarde de un domingo, la futura universitaria está en su habitación haciendo no sé cuantos trabajos "no me va a dar tiempo a terminarlos todos"  claro que no le hacemos mucho caso, porque ayer antes de salir aseguró que los tenía casi casi terminados y nos tiene acostumbrados a que siempre dice lo mismo y luego nunca pasa nada, siempre termina todo a tiempo y al menos de momento, las notas son muy buenas..

Así que voy a terminar de aprovechar lo que queda de esta tarde de domingo antes de comenzar a preparar uniformes, cenas, etc.

jueves, 10 de enero de 2013

Nuevo trimestre








Todavía no me he hecho a la idea de que el mayor de mis hijos ya está de regreso a Londres para continuar con sus estudios de nuevo y ahora llega Peque diciendo que el próximo mes de mayo se va de intercambio a Glasgow.

Esa será  otra nueva aventura no sólo para ella sino también para el resto de la familia, y no me refiero sólo al hecho de que se vaya durante unos días de casa, que también, sino porque si bien primero es ella la que se marcha a Escocia, luego en el mes de junio nos vendrá una adolescente escocesa a casa. Como somos pocos.... porque en junio quizás el universitario ya haya acabado sus exámenes y ya esté en casa.. Y esperemos que no le asusten los perros, ya que además de mis queridas criaturas de dos piernas en casa tenemos también otras dos criaturitas de las de cuatro patas, un pastor alemán que responde al nombre de Jacko y una perrina de tamaño medio de nombre Sally, a la que adoptamos hace tres años como regalo de Peque en su cumpleaños, en ese momento tenía dos hamster muy mayores y quería "algún animalín más",como si no hubiera suficientes "animalinos" en esta santa cassa,  y desde entonces viven en auténtica simbiosis niña-perra perra-niña y a la que no le gusta compartir a su Peque con nadie, aunque no hay temor que haga nada salvo ladrar como una loca que cuando se pone ... se pone y nos vuelve a todos atacaditos de los nervios con sus ladridos!!

Este año parece ser el de las novedades para Peque que ha cambiado de colegio, en un principio para su disgusto, ya que no estaba muy conforme en hacerlo, pero surgió la oportunidad de poder cambiarla al mismo colegio en el que su hermana está terminando los estudios y donde ya estudió su hermano. Se ha adaptado estupendamente tanto al colegio, profesores como a los alumnos, tan bien se ha adaptado que como ayer me comentó su profesora de inglés "se ha adaptado muy bien, tan bien que la he tenido que separar de L... porque no callaban en toda la hora", y es que Peque siempre ha padecido de un exceso de verborrea, o lo que es lo mismo, le encanta dar la lengua en clase desde bien pequeñita, siempre todos sus profesores me han dicho de ella "es un encanto de niña, buena compañera, trabajadora, muy educada pero... habla por los codos", y eso con el paso de los años no ha cesado, al contrario se ha ido incrementando y de manera considerable. Eso sí, la niña que es cabezona y no da su brazo a torcer, amén de que le gusta torturar a su madre haciendome sentir culpable, todavía tiene las  narices de vez en cuando dejar caer alguna de sus frases lapidarias "con lo a gusto que yo estaba en el otro cole y  no aquí" "lo contenta que iría yo todos los días al cole si no me hubieses cambiado" "seguro que estudiaría más en el otro cole" "porque no voy con ninguna de mis amigas a clase, ellas van a otro grupo"... vamos pa´matarla, porque en un principio cada vez que me decía algo así yo me quedaba ya toda la mañana preocupada, por si la niña no se adaptaba al cole, si nos habríamos equivocado al cambiarla justo en plena adolescencia, ¿y si en clase no hablaba con nadie? porque sus amigas estaban en otro grupo y sólo se veían a la  hora del recreo, y así barruntando lo mal que debía estar pasándolo  mi pequeño monstruo me pasaba yo toda la mañana agobiada... hasta que fui a hablar con el tutor y me cuenta que es una niña que parece que lleve toda la vida en el colegio con los demás, que está super bien adaptada al cole que siempre está con unos o con otros y que se la ve muy contenta tanto en las clases como por los pasillos.... Y yo sufriendo por sus comentarios y su carita de perrín abandonado que me ponía cuando le preguntaba por el cole. Aunque claro está, que con el paso de los días algo ya me había olido. Peque había comenzado a clase particular de  matemáticas, por si las moscas, en una academia en la que la mayoría de los alumnos proceden de su cole, y si bien los primeros días yo la dejaba a la puerta y a la puerta la recogía, empezó a quedar en la esquina con una de las niñas del cole, L..., y a pedirme los viernes poder quedar un ratín después de clase particular para dar una vuelta, no duda ningún día en ir a clase particular y no tengo que perseguirla para que lo haga, al contrario.
También empezó a quedar los sábados con las niñas del cole y ante mis reticencias algún sábado que otro para dejarla salir utilizando yo a mi favor "tienes que estudiar, no se puede salir todos los sábados" ella  utilizaba en mi contra  "me tengo que adaptar, me han invitado a salir y no puedo no ir, si no quieres que sea una margi, no haberme cambiado de cole", siempre chantajeando...
Y así pasó el primer trimestre y comenzamos uno nuevo, con la expectativa de viajes y ya pensando en las actividades extra del cole ... Ayer sin ir más lejos, tenía clase a las 5.30 y ya empezó "bájame antes porque quedé a las 5.00 con L... para ir a comprar una mochila antes de clase", ante mi reticencia "pero si hoy es miércoles y además tienes examen mañana" su contestación de adolescente "claro, por eso, bajo primero voy con L... a por la mochila y a por chuches que hoy no sé a qué hora nos dejará salir Isa (la profe), además necesitamos desestresarnos" ¿¿desestresarse??? pero ¿acaso están estresadas? ¿y de qué? ¡¡¡si acaba de comenzar el trimestre!!!

miércoles, 9 de enero de 2013

inauguración

El pasado mes de diciembre tuvo lugar en Deva la inauguración de "Banyan outlet", los propietarios de Banyan Decoración de Viesques, inauguraron un nuevo espacio diferente en Gijón, concretamente en Deva.
Si la tienda de Viesques es un espacio urbano y único donde conviven diferentes estilos fusionándose entre ellos y donde siempre hay un mueble, un sofá, o un cuadro que nos llama poderosamente la atención, con el nuevo espacio de Deva han conseguido sorprendernos con un entorno rural y con un nuevo concepto de outlet.

Según llegamos nos esperaba a la puerta Pablo, propietario de Banyan, para darnos la bienvenida y ofrecernos una copa de cava y lo primero que vemos es un original árbol de Navidad


Junto al árbol un precioso mueble, al que estoy buscando hueco en casa, porque me encantó.


También vi los cojines que a mis hijas les vuelven locas y que son una buena idea como regalo en estas fiestas.


Así como un precioso sofá enorme, ideal para nuestro cuarto de estar, seguro que mis hijas lo encontrarían de lo más práctico para esas tardes de sábado en las que no salen porque tienen muuuchoo que estudiar y pasamos la tarde viendo pelis.

Unas mesas tanto para el porche como para una cocina a la que queramos dar un toque rústico muy bonitas. En definitiva, un nuevo espacio con muebles y elementos decorativos preciosos, todo ello en un entorno diferente a lo que estamos acostumbrados.

martes, 8 de enero de 2013

Año Nuevo

Todo llega a su fin y ya han terminado las fiestas de Navidad, ¡¡¡qué pronto pasa todo!!!!, como todos los años repartiendo las fiestas entre las familias, Nochebuena con unos, Navidad con otros.

Este año por primera vez tras la cena de Nochevieja, el ritual de las uvas y un poquito de sobremesa nos quedamos solos con Peque y con esa seriedad que le caracteriza nos dijo a su padre y a mí "me voy a la cama, bonita forma de celebrar la nochevieja" y es que ya no son esas noches en las que tras la cena y las uvas nos reíamos con ellos, contando sus cosas,... Desde hace unos años el universitario ya sale de fiesta y esta vez su hermana también fue de fiesta para alegría de ella, tristeza de Peque y preocupación de sus papis. Aunque iba a una fiesta que se suponía con todas las garantías, a la que iban todos sus amigos tanto del colegio, como de equipo e incluso iba su hermano a la misma, yo tengo que reconocer que no pegué ojo en toda la noche hasta que bajé a recogerla y la subí a casa. A pesar de que la niña se portó y de que confío en ella pero nunca se sabe... ni por su parte ni por parte de los demás y la preocupación nos rondó durante toda lo noche, bueno más a mí que a su padre, que dormía a pierna suelta mientras yo daba vueltas en la cama ...

Y como todo pasa, llegó el tan ansiado día de Reyes, son mayores pero ese día se convierten en mis peques de nuevo. El día de la Cabalgata como todos los años, merienda familiar y todos juntos a la Cabalgata, primos, tíos, amigos todos gritando como posesos a los Reyes para conseguir que miren hacia nosotros,  ¡¡y lo conseguimos!! todos miran al grupo que debe ser el más gritòn que encuentran a su paso por las calles de Gijón. Tras la Cabalgata y siguiendo con las tradiciones toca cenar el perrito caliente en Los Vikingos, luego a casa que hay que acostarse pronto.

Por vez primera el día de Reyes aguantaron más tiempo en la cama, cuando se levantaron ¡¡pasaban ya de las nueve de la mañana!! todo un logro. Pero sus caras cuando empezaron a abrir sus paquetes las mismas de cuándo eran pequeños, la diferencia es que antes era un salón en el que no cabía un paquete más, enormes todos, siempre envueltos en papeles brillantes y ahora .... Pero eso sí, los Reyes Magos acertaron al cien por cien viendo sus caras de felicidad al ver sus regalos.

Y siguiendo con las tradiciones de la familia el día de Reyes y tras pasar por las casas de los abuelos a recoger y repartir regalos llega la hora de la comida. Desde que el universitario estudia fuera de casa decidimos que ese día comemos sólos en algún restaurante de nuestra ciudad, es la única celebración que hacemos sólos, sin tíos, abuelos, primos, etc. Nos gusta a todos, lo pasamos bien y es una buena forma de terminar las celebraciones navideñas.

Tras la comida y como no podía ser de otra  manera, ya en casa tocó tarde de bingo, una forma divertida de hacer unas risas con ellos y terminar bien el día.