martes, 28 de mayo de 2013

15 años

Así, como cantaba el Dúo Dinámico 15 años , esos son los que hoy cumple Peque. Y es que se está haciendo mayor a pasos de gigante. Hoy recuerdo como llegué al hospital arrastrando barriga, su nacimiento, ... y ya véis hoy la peque cumple 15 preciosos años.

Fue el regalo de cumple para mi madre, ¿qué mejor regalo que un  nuevo nieto?,claro que eso lo decía cuando ya había pasado el parto, porque hasta que todo pasó y ya estábamos en la habitación sólo decía "vaya regalo de cumpleaños", menos mal que fue un parto estupendo, con epidural (de los tres el único y gracias a Dios, porque el tamaño de la cabeza de la niña... tela), mientras yo terminaba de dilatar allí estaban las dos abuelas dando la lengua, y fue un parto rápido, sin complicaciones. Así que luego la abuela orgullosa decía a todo aquel que la quisiera escuchar "es mi regalo de cumpleaños".

Hoy este post es sólo para desear a Peque un muy Feliz Cumpleaños



lunes, 27 de mayo de 2013

Pero volvió...

A pesar de que no quería y que las circunstancias no nos fueron propicias, volvió.
El domingo, pasadas las once de la noche aterrizó en Ranón un avión procedente de Madrid, en él viajaban entre otros viajeros Pedro Duque, el astronauta (que estoy segura en algún momento del viaje debió pensar en abrir la puerta y lanzarse) y una veintena de adolescentes nerviosos.
Allí estábamos a las puertas, esperando verles aparecer, a todos los padres y hermanos. Y los viajeros iban saliendo y no nos miraban muy bien..., salvo una pareja con niños que al vernos allí a todos nos sonrieron, la mamá le explicaba a uno de sus niños que eramos los papás de todos los niños que venían en el avión, y el papá con una sonrisa nos dijo llegaron bien, llegaron.
Y es que tenéis que entendernos, los niños debían de haber regresado el viernes. Pero los "incidentes" ocurridos en el aeropuerto de Londres, que llevó a las autoridades inglesas no sólo a cerrar Heathrow sino a desalojarlo, hizo que el vuelo en el que estos niños debían de salir de Glasgow se cancelase. Con todo lo que conllevó.
Yo entraba en una reunión y lo último que sabía de Peque era que iba en el coche con la abuela de C., porque los papis estaban trabajando, camino del aeropuerto. Entro en la reunión, tan tranquila, pero por si acaso dejo el móvil sobre la mesa en silencio. Y de pronto, se ilumina el móvil y veo la cara de Peque, le doy comunicando y vuelve a llamar, pido perdón abandono la reunión mientras contesto al móvil y voy pensando "seguro que no encuentra el pasaporte" y entonces una voz histérica y llorosa me dice "mami que no nos vamos, que nos quedamos más días" "pero qué dices?, no me tomes el pelo, estoy en una reunión importante" "que no que no, que es cierto, que no podemos volar porque no sé que pasó en Londres de terrorismo y nos quedamos" "pero ¿dónde? ¿cómo?" "nos vienes a buscar otra vez, ya llamó A. y vienen a recogernos otra vez". "Vale, vale, no llores, no pasa nada, ya vendrás mañana, pero no llores más" "no, si lloro de contenta porque me quedo más días" ¡ZAS! en toda la boca.
Yo pensando que mi niñina, me echaba de menos y lloraba porque no podía volver y resulta que no, que lloraba de alegría porque se quedaba más días. Bueno, en parte. Porque más tarde cuando hablé de nuevo con ella y ya había dejado la maleta de nuevo en casa y ya habían comido confesó que había llorado primero de pena al despedirse porque no quería irse, y luego de miedo "porque había unos soldados mami con pistolas más grandes que ellos y nos habían dicho lo de terrorismo y buff que miedo" mezclado con la alegría al saber que se quedaban unos días más.
Los profes gestionaron muy bien "la crisis", ya que en cuestión de pocos minutos ya estaban avisados los papás ingleses y regresaron al aeropuerto a recoger a los niños y no serían las tres de la tarde cuando ya tenían gestionado el regreso para el domingo, todos juntos. Me contaba Peque que cuando llegaron la abuela y C.a recogerla de nuevo al aeropuerto, la abuela le dijo "you already missed" y que ella le había dicho "I also you grandma", o lo que es lo mismo que se echaban ya de menos. Porque según Peque la grandma era buenísima y genial, hasta le regaló una medalla de la Virgen, lo que tranquilizó a las abuelas de Peque acerca de la familia en la que estaba.
Y disfrutó de esos días de más, como de toda la semana. Llegó encantada, contenta por lo bien que lo había pasado, lo bien que la habían tratado, por todo lo que había conocido, todo lo que había visto y vivido. En el coche era como una máquina de hablar y además  muy rápido como si se le fuese a terminar el tiempo para hablar, no sé si eran ganas de hablar español, de saber que te están entendiendo cuando hablas o de qué. Una vez acostadas no sé a qué hora se dormirían las dos, porque yo me dormí oyéndolas hablar y reirse. Y hoy amaneció cuando el reloj rozaba la una del mediodía y me dice muy seria "voy a comer pollo, porque me apetece y a estas horas no me apetecen galletas, porque otros días a estas horas estaba ya comiendo con C."
El domingo 9 viene C. a casa para pasar una semana con nosotros. Espero que la niña se lleve la misma experiencia que Peque ha tenido con ella y su familia.

miércoles, 22 de mayo de 2013

No quiere volver!!!

Así, tal cual, ayer Peque me dijo por la noche "poz no quiero volver a España eh. Se está very good, si no fuese porque soy muy rara para la comida..." Así en plan ahí va y que te preste.
Por una parte, muy bien porque eso significa que la están tratando muy bien, lo que me tranquiliza un montón y también espero que nos sirva para quizás avanzar en el tema comida, que no es que la niña no coma, pero es muy especial cuando hablamos de tema bocadillos, no le gustan.
Directamente, no come bocadillos si no son de chocolate o nocilla, como tonta. Pero es que no le gusta el jamón (de ningún tipo) ni el queso, ni el chorizo (aunque le encanta el chorizo a la sidra o los bollos preñaos),... vamos que cuando a la niña había que hacerle bocadillo para ir de excursión, el bocata era de tortilla, de pollo, lomo rebozado o de carne asada, pero no el bocata tradicional de jamón o chorizo. Y os preguntaréis qué narices merienda la niña, pues cuando consideramos que ya era muy mayor para seguir comiendo la papilla de frutas, pasamos a las barritas de cereales y los yogures de beber (si ibamos al parque y porque le daba vergüenza delante de los amigos, porque si merendaba en casa comía papilla de frutas) y a día de hoy siempre que puede bocadillo de algo empanado (le sirve pollo, pavo, lomo o ternera), si eso no es posible, pues entonces ataca los sobados pasiegos, le vuelven loca, y los cereales.
Que conste que lo he intentado por todos los medios que la niña coma bocatas, sus hermanos los comen, pero ella decidió que no le gustaba nada y no hay tu tía. Porque en otro orden de cosas, la niña come de todo y muy bien. El sábado, según me dijo, cenaron comida india y "estaba rica, pero jolines como llena", pero claro, ayer la mami le hizo un bocata (iban de excursión a Edimburgo), le preguntó que de qué lo quería y ella dijo que de pollo, pobre ingenua, y se  lo hizo de pollo "nunca ví un pollo más raro y además me puso algo verde y no era lechuga que a mí la lechuga me gusta (es cierto) era algo verde que sabía rarisimo, menos mal que también me metió una manzana, que estaba riquisima y yo me metí un par de barritas de las que traje por si no comía y todavia no las había empezado"
Por otro lado, y aunque contenta y tranquila porque sé que está bien, pues un poquito triste porque yo la estoy echando un montón de menos y parece que ella nada, se lleva muy bien con C. y la familia, y como decía ayer mi madre "la semana pasada casi lloraba porque le daba pavor irse y ya verás el viernes llorará cuando se despida porque no quiere volver a casa"... y es que esta Peque es así, intensa siempre y en todo.

martes, 21 de mayo de 2013

Nido vacío

¡Qué vacía está la casa!, sin Primogénito ni Peque y Preuniversitaria encerrada estudiando como una loca. Porque Pre está encerrada estudiando un montón, preparando la tan temida PAU, como decía ayer "mami, lo único que hago es comer y estudiar, porque estudiar me da hambre y entonces como y como mogollón" , todo esto mientras se está zampando un bocadillo de nocilla tamaño XXL como postre tras un bocadillo de jamón...
Estos días la casa está en silencio, no hay barullo, no hay gritos ni carreras ni nada de nada.
Preuniversitaria me decía ayer entre risas "no sé si te aguantaré toda una semana así, estás encima de mí todo el tiempo, aunque aprovechando podíamos ir a comprar..."

Y es que es extraño tener sólo a uno en casa, desde que nació Peque, mínimo siempre dos, aunque alguno de ellos no estuviera en casa siempre quedaban dos. Y echo de menos el barullo, el trasiego de niños en casa...
En otro orden de cosas, Peque está encantada no sólo con la niña escocesa, sino con la familia, dice que son encantadores, muy agradables y aunque no hablan ni una sola palabra de español, hacen lo imposible por que les entienda, además de estar muy pendientes de ella. El domingo, la niña tenía que hacer deberes y mientras tanto ella salió a pasear el perro con la madre y el hermano pequeño, luego fue a la huerta a  plantar "cosas".
Si bien el sábado las niñas salieron por Glasgow, juntándose con algún español-escocés, comieron juntos por ahí, fueron de compras, etc., el domingo la familia le dedicó el día a ella, se la llevaron a comer a un restaurante español!! y ella venía muerta de la risa porque dicen "pallella" en vez de paella, lo pasó estupendamente con la familia, me decía "lo más gracioso mami, oir al padre intentar hablar español, es genial, super divertido" Conoció a los abuelos, que "son escoceses escoceses, buff cuando hablan rápido no pillo una, pero son majísimos"  Y aunque la echo de menos un montón, sé que está bien atendida, que se preocupan por ella y están superpendientes de que esté bien.
Y como no podía ser de otra manera, ayer por la mañana llegó la visita de todos los meses, menos mal que ella no es como Pre y  no lo pasa tan mal, pero cuando me lo dijo por la mañana casi me da mal, mi pobre Peque allí solina... todo el día angustiada y sin saber nada de ella hasta las once y pico de la noche!!! y Papi me decía, si no sabes nada de ella es porque está entretenida y se lo estará pasando genial. Y no conectó el wifi hasta que no se fué a la cama, porque ¡bendito whatsapp!!, "hablamos" todos los días, y efectivamente Papi tenía razón, el día fue muy largo, pero genial, "el cole una pasada, son cuatro edificios y para hacer ef (digo yo que será educación física) tienen que coger un bus, a la salida del cole fuimos a cenar, sí sí a la salida del cole, como ellos cenan pronto y lo pasamos genial" 
Lo mejor y más tranquilizador fue su respuesta cuando le pregunté ¿estás contenta? "si mami, C. es genial está super pendiente siempre de mí, es majísima y en muchas cosas es como yo, le encantan las aceitunas"
Antes de que me dé cuenta llega el viernes por la noche y Peque estará de vuelta, volverá el ruido, el barullo, los gritos, ....

jueves, 16 de mayo de 2013

Ya llega el día

Mañana a estas horas Peque ya estará en Barajas, si Dios quiere, habrá cogido el avión a las 7.30 de la mañana junto a sus compañeros y profesores y estará esperando para volver a embarcar en el siguiente avión que les lleve a Londres, donde cojerán otro vuelo directo ya a Glasgow.

Y las horas previas están siendo....HISTERICAS. Hasta el sábado le cedió todo el protagonismo a su hermana y no decía ni mú. Pero una vez que ya pasó la Despedida de Preuniversitaria, entonces ya se abrió la espita y ¡pum! estalló todo el nervio que llevaba acumulado.

El sábado por la mañana tras recogerla en casa de los Titos donde había pasado la noche, me la llevé de shopping "necesito un montón de cosas mami", así empezábamos con buen pie a preparar la maleta con todo lo necesario de verdad, se compensaba la excesiva atención que hasta ese momento le había decicado a Pre comenzando a darle toda la importancia y atención que su viaje se merece y compensábamos mi negativa a la compra del vestido de princesa, o eso pensaba yo. Bien, pues tras pasar por tooodas las tiendas, comprarle toooodo lo que quería/necesitaba y más, ir cargada de bolsas, que eso es lo que más les gusta estoy convencida de ello, llegamos al coche agotadas, llena todo el asiento de atrás de bolsas de todos los tipos y tamaños le pregunto "¿estás contenta?" "sí, ahora me toca a mí,¿a que sí mami?" "sí, estos días de atrás le tocaba a tu hermana, pero ahora esta semana te toca a tí, que hay que preparar todo, ¿está ya todo lo que necesitas?" "sí, pero me quedé sin el vestido de princesa"  Que conste que la niña no es rencorosa, pero vamos creo que el tema vestido-princesa no se va a compensar así como así...

Ayer por la noche ya sacamos la maleta y empezamos a preparla, modelo por modelo para cada día.  "¿y si me haces un guión con la ropa para cada día como cuando fui a Cáceres?" "Tenías 10 años!!" "ya, además perdí el papel y luego me puse cada día lo que quise" carcajada de su hermana, claro está, que ahí estaba pendiente de ver qué llevaba para cada día y ayudando con los modelos muertas de la risa todas. Y según se iba llenando la maleta el histerismo iba creciendo en ella. Porque además a la vez que hacía la maleta estaba guasapeando con la niña a cuya casa va a ir "mami me dice que tienen preparada una habitación para mí sola, si me parece bien, no sé que hacer, ¿le digo que mejor con ella?" "no seas tonta, mejor tú sola en una habitación" "pero es que las que estuvieron con las holandesas dicen que es más divertido compartir habitación con ellas" "ya, pero ¿si es rarina?" "a ver, yo creo que mejor si tienen preparada una habitación para tí, el primer día vayas a esa habitación, dormirás más tranquila, si luego tienes más confianza con ella y os lleváis genial, siempre estás a tiempo de hablarlo con ella y dormir juntas" "sí mami, mejor, me dice que ella no ve Eurovisión jolín y sin embargo hay otras que sí lo van a ver y además juntas, porque una organiza una fiesta pero no invita a todas y a la mía no la invita" yo tampoco veía Eurovisión, hasta que hace unos años mis hijas se convirtieron en frikifans de eurovisión y se ha convertido en tradición ese sábado las tres juntas ver, comentar y reirnos un montón y ellas ponerse nerviosas con las votaciones, lo que a mí me hace una gracia tremenda. Llegados a este punto de pronto empiezan a sonar canciones, parece ser que de Eurovisión del año pasado, y ambas empiezan a reir, a chillar y a bailar como poseídas por no sé muy bien qué. Así que con la maleta prácticamente ya terminada, el modelo para el viaje también, todo consensuado por todas las partes implicadas, Peque lleva lo que quiere, Pre convencida de dejarle lo que le deja y contenta con lo que aquí queda y yo encantada porque la maleta ya está terminada y la niña va bien vestida, me marcho de aquella habitación de locas.
Esta mañana íbamos en el coche camino del cole y con el rabillo del ojo la iba viendo, iba pálida, no dejaba de retorcerse las manos "¿tienes frío?" "no mami, pero es que hoy es el último día de clase, ayyy" "ni que te fueras a morir" "¿y si no vuelvo?, ¿me vas a echar de menos?" "a ver, sí te echaré de menos, claro que sí, pero dentro de una semana vuelves a estar aquí, lo vas a pasar muy bien, y luego no querrás volver" "yo cuando fui a Londres no quería volver, lo pasamos genial" "ya, pero tú no ibas a una casa con desconocidos, ayyy que nervios" "tú tranquila si además vas porque tú quisiste!!" "ya lo sé, ¿pero por qué me dejaste? si ya lo dice L. no teníais que habernos dejado" "anda, venga, abajo y al cole"
Hoy cuando salgan del cole no sé si escaparé corriendo de casa "tengomuchascosasquehacer" o me tomaré un valium, porque me espera una tarde y una noche muyyy largas

miércoles, 15 de mayo de 2013

Despedida

La más guapa!!! y no es amor de madre noooooo, así estaba mi niña el día de su despedida en el cole.

El día transcurrió casi casi con normalidad hasta media mañana, más o menos, entonces surgió el caos. Por si fuera poco pensar en la despedida del cole, tocó lo que toca todos los meses, para más inri, y la pobrecita mía es que lo pasa fatal. A primera hora me dijo "ni moño ni gaitas, si sigo así de mal paso de pelu" lo cual ya me hizo preveer que como no pudiera ir a la pelu y verse monísima de la muerte íbamos a empezar mal muy muy mal el día. Y la pelu fue imposible. Así que os podéis imaginar buscando tutoriales de moños, al final ni moño ni gaitas (tengo que reconocer que como peluquera no podría ganarme la vida nunca jamás).

A la hora ya estábamos todos puestos, Peque de vestido (no el vestido de  princesa aunque hasta el último momento lo intentó) y cuando la miro ¡oohhh!!! se había maquillado, sí sí, maquillado del todo, su maquillaje, su colorete, sus ojos con sombra azul!!! "mami a juego con el vestido" y a mami que casi le da un pasmo, porque cuando la ví ya nada se podía hacer, teníamos que salir pitando hacia el cole. A ver, que la niña se había maquillado estupendamente, muy fina y estaba guapísima, pero a mí casi me da mal, que sólo tiene catorce años!!!

Y ahí que nos fuimos, según nos bajamos del coche "mami, que horror la mayoría vamos del mismo color!!!" "no te preocupes, que igual que el tuyo no habrá ninguno" mientras rezaba para mí que por Dios no hubiera dos con el mismo vestido, y no, no hubo ninguna que llevase el vestido igual a otra, pero sí que el color predominante entre los vestidos de las niñas era el verde agua.  Y ahí la dejamos en la centralita del cole donde se reunían todos los bachilleres para prepararse y recoger el clavel que más tarde dejarían a los pies de la Virgen.

Entramos los tres al cole y rápidamente A. vino a buscar a Peque y juntas se fueron a sentarse a las gradas mientras nosotros nos sentábamos en el sitio que los padres teníamos reservado. Comienza la ceremonia, suena el himno del cole y se abren las puertas, aparecen los abanderados, tras ellos  en dos filas todos los protagonistas del momento, y encabezando una de las filas ahí estaba Pre, radiante.
Da comienzo el momento de los discursos,  el del presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos a la que en ese instante se incorporan, el del Jefe de Estudios de Bachiller, el discurso que da M. que ha sido elegida por todos como la Mejor Compañera y el del Director del Colegio. Tras los discursos,  la entrega de Diplomas.

Una vez que todos los bachilleres han recibido su diploma, suena de nuevo el Himno del Colegio que da por finalizado el acto académico y pasamos a la Iglesia, el tiempo no permitió que el acto se celebrase en el patio de la Virgen que resulta mucho más bonito, donde va a tener lugar la Eucaristía.  Durante la misma todos los bachilleres hacen entrega de un clavel a los pies de la Virgen Inmaculada y reciben la insignia de Antiguo Alumno del colegio, la insignia se la puso el Padre que estaba que no cabía en sí de orgullo.
Durante todo este tiempo, Peque estaba desaparecida, desde que llegamos al cole, durante el acto académico estuvo sentada en las gradas con sus amigas y una vez que terminó la Eucaristía seguía sin aparecer hasta que apareció, había estado en el coro "para ver bien". Se tenía que ir con los Titos a su casa pero no quiso "tengo que hablar con Pre" que había sido engullida por besos y abrazos de niños, niñas, madres y ya había desaparecido de nuestro lado. Empezó entonces el momento fotografías oficiales, con profesores, por secciones, curso completo, con directiva de la Asociación AA AA,... y mientras Peque quiso "como que no quiere la cosa" ir con Papi a ver la orla de la promoción de este (en uno de los pasillos están colgadas todas las orlas de todas las promociones que han salido del colegio) y mientras estamos allí mirando me fijo que debajo hay colgado un mural con fotos pequeñas de alumnos y ¿de quién era una de esas fotos? ¡premio! de Peque y cuando Papi lo vió se le puso una cara de "babosín" y orgulloso total. Bien, pues una vez finalizados los actos Peque se fue con los Titos a su casa,  tras coger a su hermana en un aparte y decirle no sé qué sería y casi prefiero no saberlo, ya que si bien hasta ese momento los actos eran públicos el cóctel ya era sólo para padres, alumnos y profesores.
Preuniversitaria estaba ya relajada, ellos se sentaron todos juntos en las mesas que tenían reservadas, el resto, se supone, debíamos estar de pie, pero rápidamente casi todo el mundo se fue sentando alrededor de las mesas. Fue una noche divertida, de anécdotas y fotos antiguas, Papi se unió a excompis unos profes y otros también celebraban la despedida de sus hijos y hubo muchas risas y muchas anécdotas, la noche terminó en el cole pasadas las dos de la mañana, tras el baile y como no, el Himno del Colegio que los niños cantaron voz en grito cuando la música acabó, en muchos casos con lágrimas en los  ojos, esa sí que era la última vez que todos juntos cantaban el Himno del cole, hasta dentro de diez años, que se volverán a reunir.
 
 Y como buenos jóvenes que son, siguieron la fiesta, tenían cerrada una discoteca para ellos y ya sin tacones, con un buen chute de ibuprofenos en el cuerpo y, por si fuese necesario, alguno más en el bolso, Pre junto con todos sus compis de dispusieron a hacer que esa noche fuese muy larga. Y lo fue. A las 7.30 de la mañana suena el teléfono, desventajas de vivir a las afueras, y una voz me dice "mami, vamos a desayunar el chocolate con churros al Maika, en media hora más o menos me recoges, vale?"
Y ahí me tenéis, habiendo llegado a casa a las mil y una con una edad, ya, teniendo que levantarme para ir con el ojo medio pegado a buscar a la mona, y lo peor no es eso, no. Que una que ya está muy mayor se levanta de la cama arrastrándose, se pone lo primero que pilla y una coleta así de cualquier manera mientras coge el coche y va rezando, Dios mío que no me tenga que bajar del coche porque con las pintas que llevo .... Y llegas a buscar a tu hija, la avisas ""ya estoy aquí" "vale vamos" y aunque más dormida que despierta rápidamente la neurona que tienes más despierta enciende la alerta "vamos? cómo que vamos?" y de pronto se abren todas las puertas del coche y empiezan a subir niñas al coche "las llevamos a casa, vale mami?" y tú con cara de nopuedeestarpasandomeesto quepensaránestasniñasdemí sólo aciertas a decir "por supuesto, como no" y comienzas el reparto de niñas hasta que vuelves a casa y te vuelves a la cama.

viernes, 10 de mayo de 2013

Ultimo examen

Preuniversitaria ya hizo el que, si Dios quiere, será su último examen en el cole. El lunes le dan las notas finales, y a ponerse al cien por cien para preparar la PAU.
Y mientras tanto, toca fiesta. Ayer noche la cena-fiesta que los alumnos dan a sus profes, todos juntos, cena informal en un llagar (lo que aquí llamamos espicha) con entrega de premios incluida en las modalidades más subrealistas que existan. Tipo el más guapo la más guapa, el más listo la más lista, el que mejor copia la que mejor copia, el más tocanarices la más tocanarices, .... y así todos los que se les haya ocurrido, con entrega de premio incluso banda y todas esas cosas. Incluido y ese sólo es uno el que todo el curso considera el mejor compañero, pero ese premio es especial y se entrega en el acto de Despedida hoy.







Así las cosas, ayer tocó en el colegio la despedida que todo el cole, alumnos y profesores, les hacen. Un acto totalmente informal, en el que empiezan a aflorar las primeras lágrimas, ya que al entrar en el pabellón, todo el colegio en pie les recibe con un aplauso y luego sus "hermaninos pequeños", los peques de tres años con los que están hermanados desde principios de curso, les regalan dibujos, flores, chuches y  abrazos, y claro está como dijo Preuniversitaria "buff, así era imposible que no te den ganas de llorar hasta a L. que va de duro, estaba a mi lado y tenía los ojos llenos de agua"
Cuando la recogí del cole estaba triste, cuando le pregunté que por qué, no supo responderme, tan sólo un lacónico "no sé" creo que porque ve cómo acaba una etapa feliz, nerviosa por todo lo que hoy se le avecina, contenta por ser la protagonista de un día muy especial, histérica pensando qué puede fallar (la pelu, las medias, los tacones,... mucho estres) y Papá ... qué decir de cómo se siente!! en cualquier momento me parece que va a levitar de la emoción, no quiero ni pensar hoy cómo estará primero cuando la vea elegamente vestida dispuesta para salir de casa y luego cuando vea entrar a su niña en el pabellón, además él no lo sabe, pero entra junto con un compañero la primera tras los abanderados.
Y Peque está estos días supercariñosa con su hermana, pasa el día tirándose encima de ella cubriéndola de besos, ayer en un momento en que Pre iba a subir para comenzar a arreglarse para marchar a la espicha, Peque se tiró al suelo y se agarró a su pierna chillando como una posesa y las dos muertas de la risa. También está nerviosa "con el modelo" que va a llevar, ayer tocó pase de modelos a ver qué vestido la convencía y con cada uno que se probaba siempre terminaba igual "si me hubieras comprado el vestido de princesa, todavía estamos a tiempo, no había nada más que comprarlo y ponerlo" , pero no coló, a pesar de que ella lo intentó.Cuando bajaba en el coche a Pre, me decía que estos días su hermana está especialmente "pegañosa" con ella y que no entendía muy bien por qué "si no me voy a marchar a ningún sitio, voy a estudiar aquí" y yo llegué a la conclusión que Peque se está dando cuenta que su hermana se está haciendo mayor y teme que esa complicidad que tienen las dos ahora se rompa porque Pre va a ser mayor de edad y empieza a la uni y le gustaría parar el tiempo en estos días. Y a mí también me gustaría parar el tiempo, porque como me dijo un amigo estos días atrás "qué mayores son y qué mayores nos hacen, si todavía recuerdo mi despedida en el cole y mira tú"

Y es que cuando comience el nuevo curso ya tendré dos hijos universitarios, buff no quiero ni pensarlo.

De momento, disfrutaré del día de hoy, seguro que alguna lágrima soltaré, cuando la vea entrar, o cuando suba al estrado y le entreguen la orla y el diploma, y seguro seguro que cuando al finalizar la misa, el padre orgulloso le coloque la insignia de Antiguo Alumno, que él anoche ya estuvo buscando la suya para colocarse en el traje. Pero también disfrutaremos, viéndola junto a sus compañeros y amigos, viendo cómo se emocionan al ver fotos de catálogos antiguos, o al ver la orla que colgará en el pasillo a partir de mañana...

Antes de eso, estoy segura que esta tarde habrá gritos histéricos en casa, porque no encuentra una cosa, o porque le falta otra. O porque una tarda demasiado en el baño acicalándose o porque.... y parecerá que no llegaremos a tiempo, pero sí lo haremos, incluso un poco antes, y estará guapísima, y todo saldrá perfecto. Y hoy será el broche final perfecto y maravilloso de una etapa que se acaba.

lunes, 6 de mayo de 2013

Dia de la madre




El día comenzó bien, con sol y Peque preparándome la bandeja del desayuno para desayunar juntas.





No es la de la foto pero se le parecía bastante, ya que no había nada que no fuese de chocolate y el café fue sustituido por un inmenso tazón de leche (tras el desayuno con ella me tomé mi taza de café sin que ella se enterase, porque pobrecita mía no iba yo a hacerle un desaire, eso sí el tazón de leche me lo tomé enterito).

Como el día prometía sol y temperaturas agradables, y Preuniversitaria sigue con sus exámenes, decidimos que mejor que ir a ningún sitio a celebrarlo era que vinieran los titos (mis padres) a tomar el aperitivo a casa y así celebrarlo juntos. Dicho y hecho. Sería la una cuando llegaron, ya teníamos trasladado sofá, sillones y mesa del porche al cesped ya que el día invitaba a ello, y llegó Tita con una bandeja de croquetas, pastelitos salados, etc. Las niñas tras los besos y saludos pusieron el aperitivo que terminamos con café y tarta. Entregué regalo y lo recibí de las niñas, que me hizo mucha ilusión una caja con velas, una pulsera monísima y lo mejor y que más ilusión me hizo un marco con tres fotos de ellos cuando eran pequeños!!!!

Y así pasamos el día, por la tarde recibí llamada de Primogénito, que también anda atacado por aquellos mundos de Dios con entrega de trabajos varios, y entonces ya el día sí que fue perfecto.

jueves, 2 de mayo de 2013

Peque es una princesa

El martes por la tarde, Preuniversitaria decidió que ya tenía claro qué vestido quería, de los muchísisisisimos que se había probado y que era buen momento para ir por él, así que según salieron las dos de clase de Isa pues nos fuimos para allá las tres.
Peque tenía el día simpático y Preuniversitaria estaba contenta con los resultados de los dos exámenes del día, el de por la mañana definido como PERFECTO. Por tanto, la sintonía entre las dos iba viento en  popa, una diciendo tonterías y la otra aguantándolas y riéndose con ella. Todo bien.
Llegamos a la zona vestido y ohh sorpresa, había más vestidos y claro había que probarlos, Peque empezó a brujulear entre las perchas y apareció con uno de lo más "floripondioso" "mamimami ¿puedo probarme yo este vestido también?" con tal de no estropear la armonía reinante y previo aviso de a tí no te toca comprar ese tipo de vestido hoy, acepté siempre que entrasen las dos al mismo probador. Y ahí comenzó de verdad todo.
Entramos las tres al  probador, Preuniversitaria empezó a probarse vestidos, dejando para el final el que ya se había probado con anterioridad y que se supone era el que íbamos a comprar.

Entonces comienza Peque a probarse el vestido y en ese preciso momento se dió inicio al momento  "princesa". Comenzó a sentirse como una princesa y como tal empezó a hablar en tercera persona para ataque de risa nuestro. Cogió el móvil y a sacarse fotos como una  posesa, en todo tipo de posturas y con todo tipo de caras, ella sóla, ella con su hermana,.. como le decía Pre "te estás haciendo un book con un sólo vestido" a lo que la muy payasa contestaba "las princesas pueden hacer lo que quieran".

Pues así, toda la tarde, cada vez que alguien le decía algo ella siempre contestaba en tercera persona. Nos subimos al coche y empezó a saludar con la mano tipo saludo princesa a todo aquel que se cruzaba en nuestro camino, ya fuese andando o en coche, hasta que decidió poner música y entonces se desató la locura en el coche. Las dos bailando como dos posesas. Llegamos a casa y las hago bajar para que guarden a los perros y poder meter el coche tranquila, entonces decidieron ponerse a bailar la macarena bajo el agua, yo dentro del coche esperando que me abriesen las puertas y muerta de la risa, mientras imaginaba que cualquiera que las pudiera ver pensaría qué les estaría pasando a estas niñas.
Al llegar a casa Peque siguió en plan princesa, para regocijo de su padre, que ya las había pillado in fraganti bailando a la puerta bajo la lluvia.
Ayer seguía en plan princesa y a última hora de la tarde, después de pasar todo el día estudiando para el examen de mates de hoy sentenció "mañana cuando entre M en clase le voy a decir que las princesas no hacen exámenes y que esta princesa le exige que le ponga un 10". Lógicamente ataque de risa general y recomendación de Padre "mejor no le digas nada y hazlo lo mejor que puedas, no vaya a ser que por ser princesa te exija más que al resto" "que se le ocurra, porque la princesa entonces le diría a G. que le despidiera, es más que le desterrasen"