lunes, 29 de julio de 2013

Peque va de concierto

El sábado Peque vivió su primer concierto "de los de verdad", porque hasta ahora los conciertos a los que había asistido eran los que se celebran en el Grupo (club deportivo en el que se han criado) durante las fiestas, y aunque por allí han pasado Melocos o el Sueño de Morfeo, no es lo mismo, porque ellas están como en su casa, y es como más en familia.
Pero esta vez era un concierto, de verdad, en la Laboral, y lo hizo con esa ilusión típica de quinceañera que por primera vez va a un concierto con sus amigas y además del que las enamora, Pablo Alborán.
Y ¿cómo mejor se vive un concierto cuando se tiene 15 años? en primera fila, y para conseguirlo pues claro está, eso exige hacer cola unas cuantas horas antes, sobre todo cuando lees en twitter que hay gente acampando varios días antes. Así que, aunque retrasandolo por nuestra parte (las mamis) lo más posible, a la una de la tarde allí las estaba dejando, dispuestas a pasar un montón de horas (hasta las ocho de la tarde no abrían las puertas y el concierto empezaba a las diez de la noche), bien pertrechadas de bocatas, chocalate, patatas y agua.


Como el concierto se celebraba muy cerquita de casa, esta vez ventajas de vivir a las afueras, cuando necesitaban algo, llamaban, así que cuando estaba enfrascada en la cocina suena el teléfono "mami ¿nos puedes traer el paraguas gigante que nos estamos achicharrando de calor?" por supuesto, dame un momento que acabo en la cocina y voy "vale, y dile a Pre que te dé  una baraja de cartas, por fi" vale, ahora voy. Así que para allá fuí a dejarles todo lo que pedían voy a acercarme al mercadona, que me faltan un par de cosas ¿necesitáis algo? "agua fría, que esta ya está caliente, y unas pipas" dicho y hecho, voy y vuelvo en menos de cinco minutos con las peticiones y unos zumos fríos de naranja que agradecen, mientras las que están a la cola delante de ellas me miran mal, que lo veo. Y ya están allí con el superparaguasgigante tipo sombrilla de playa y ellas debajo. Me voy mientras digo si necesitáis algo más llamarme, sino hacia las siete os traigo bocadillos de tortilla "de bonito mami, acuérdate" y vuelvo a sentir como aquellas lobas que tienen delante me miran mal muy mal.
A las seis de la tarde suena de nuevo el teléfono y una voz aguda muy aguda chilla "mami ven a buscar ya el paraguas que no lo necesitamos y cada vez aquí hay más gente y no nos traigas el bocata que todavía nos quedan del mediodía, y creo que L. y yo le hemos visto, porque fuimos al baño y debía ser él, de lejos, guapísimo y nos miró" todo dicho seguido y sin respirar, sí, claro hija, ahora voy.
Las mamás también fuimos al concierto, a unas porque les gustaba otras por acompañar a las niñas, no sé esa sensación de tranquilidad, de aunque no estuviésemos con ellas pero al menos estaban ahí. Pero claro está que nosotros primero quedamos a tomar algo, y luego subimos. Cuando llegamos casi nos da algo de la cola inmensa que había, menos mal que era fluida, entramos y lo primero que hacemos es intentar localizar a las niñas, las llamamos estamos delante de la torre de luz "nosotras también pero delante del todo" de pronto vemos un montón de manos giradas hacia atrás saludando son ellas y las mamis tambièn saludamos,  y nos quedamos más tranquilas, ya sabemos dónde están.
El concierto, el Patio de la Laboral lleno a rebosar, estupendo, el chico un encanto, y un directo genial. Antes del concierto decía V. este chico es un poco sosín, no sé yo, que una ya tiene una edad y ya verás como nos dé el sueño , pero no, el chico tiene fuerza en el directo y nos hizo bailar, sí. La verdad es que no es de extrañar que las quinceañeras hayan salido del concierto completamente enamoradas del chico. Es guapo a rabiar, con una voz y con una fuerza tremenda sobre el escenario.
A la salida las niñas estaban histéricas, enamoradísisimas, encantadas y agotadas, todo a partes iguales. Peque según me vió me dijo "gracias mami" .Habían hecho carteles, se habían pintado la cara con corazones y la palabra PABLO escrita en la frente, en el brazo, ... Como yo tenía que bajar al centro a recoger a Pre (no le gusta nada Pablo Alborán y no fue al concierto) bajé a tres niñas en el coche mientras las mamis bajaban andando, sonando Pablo Alborán al alto la lleva, más que cantar chillaban con las ventanillas abajo y enseñando las fotos que habían comprado. Vamos dando la nota, que se dice.
En una foto collage que Peque colgó en su instagram ponía "IMPRESIONANTE, perfecto, con ganas de que vuelva"
Ayer vivía sin vivir en ella, agotada, afónica de tanto gritar, pero feliz.





miércoles, 24 de julio de 2013

Son mayores


Este verano me estoy dando cuenta que los niños, sí seguirán siendo mis niños mal que les pese a ellos y aunque peinen canas (cuando mi madre habla de mí a la gente yo sigo siendo "la nena", con dos narices), pues lo que decía que los niños se están haciendo muy  muy mayores y viven en un no parar constante de fiestuquis.




Primogénito no falla y al menos una barbacoa a la semana en casa no puede faltar, no vaya a ser, ya sea comida o cena, ahí se me plantifican un montón de paisas en casa. Eso sí, son muy curiosinos y hasta dejan puesto el lavavajillas, aunque luego al día siguiente me toque a mí ir recogiendo bañadores y toallas, que tras el baño y muy curiosinos cuelgan, donde les cuadra eso sí, para que sequen y allí se les olvida.... No iba a ser todo perfecto jajajaja
Pre se marchó por primera vez un finde fuera de casa. Se fueron todas las amigas a una casa rural que una de ellas tiene muy cerquita, en Argüero, se fueron de viernes por la tarde y regresaron el domingo por la tarde. Encantadas, contentas, felices y agotadas, así regresaron. Llegó directa para la cama, previo paso por la nevera, claro está, que aunque hayan comido "como gochas" y son sus palabras textuales, "nos hemos pasado dos días comiendo sin parar, L. se puso hasta mala de la panzada que ya llevabamos el sábado por la tarde" mi hija otra cosa no, pero comer come pero bien, y antes de ir a la cama tiene que comer "porque si no es que no puedo dormirme por muy cansada que esté"  El lunes, estaba que no salía de la habitación, salvo para comer, claro está, pasó todo el día tirada sobre la cama.
Y Peque estos días vive un poco sin vivir en ella, muchas de sus amigas se han ido al campamento del cole, ella no quiso, y las dos L. se han ido unos días de vacaciones, así que pasamos del mimo nivel máximo al borderío a más no poder en plan nomeaguantoniamímisma, sobre todo los días que no ha estado su hermana en casa, y eso que el sábado salió con una amiga a dar una vuelta.
El lunes cuando llegué del trabajo el panorama de mi casa era, Peque inaguantable, Pre tirada en la cama y Primogénito desaparecido, se había ido al Carmín de la Pola, fiesta típica del verano asturiano, donde los que más disfrutan a parte de los polesos, sobre todo son la gente joven, se fletan autobuses, se ponen más trenes de cercanías, para que nadie tenga excusa de "no puedo ir".... qué tiempos aquellos, qué recuerdos... Primogénito, no sólo va al carmín el lunes ya a comer allí sino que aprovechando que uno de los amigos tienen casa de verano allí se quedan a dormir y no apareció por casa hasta las cinco y pico de la tarde del día siguiente!!, cuando le pregunté a qué hora se habían retirado a dormir me contestó "entre las 8 y las 10 de la mañana pero no tengo muy claro a qué hora fué no llevé reloj", así que no seguí preguntando. Este año cuando llegó a casa yo no estaba, así que cuando le ví ya estaba duchadin y tirado en la cama, pero hace dos años cuando apareció le ví un brazo con unos números en rotulador negro, cuando le pregunté qué era aquello me dijo "el teléfono de L. que no se fiaba de nosotros y nos lo escribió a todos, por si pasaba algo a alguno que la localizasen a ella pero no sé por qué si nosotros no nos pasamos tanto, es una agonías y como sí hay gente que va a desmadrarse y ella era la primera vez que iba .."

Ayer Peque y Pre tenían el día en plan mimosas y tontas. Peque se está empezando a poner atacada porque el sábado va a su primer concierto de verdad y está entusiasmada, va con sus amigas y vamos las mamás también, aunque ellas pretenden ir a mediodía a coger un buen sitio y las mamás como que no estamos por la labor... a ver cómo nos organizamos, pero eso será otro día.
Así que ayer por la noche me tocó ver peli de adolescentes A tres metro sobre el cielo, ¡¡Dios mío que peli más mala!! lo único que mereció la pena, pasar ese rato con mis hijas y oir sus comentarios,  que ya debía ser la enésima vez que la veían, y oirlas decir ellas los diálogos que ya se los sabían de memoria. La película mala no, lo siguiente, el tiempo pasado con ellas en el sofá, una maravilla. Padre protestó por ser desplazado a la tele pequeña a ver no sé qué película de romanos, que seguro que era buenísima y me hubiera gustado un montón, pero... no es lo mismo ver una peli con Papi que con las niñas ;)

lunes, 8 de julio de 2013

La elección del cole

Ya sólo me queda uno en el cole, buff que mayores son ya y que mayores nos están haciendo... El lunes Peque celebró otra fiesta de cumple, esta vez con sus amigas del cole, unas 18 niñas de 15 años en casa. Lo primero que hicieron poner música, bailar, cantar, jugar con globos,... De vez en cuando aparecía para ir reponiendo víveres (léase patatitas, chuches variadas...) hasta que llegó la hora de sacar las pizzas y perritos calientes.

La verdad es que a pesar de ser un montón y de la música al alto la lleva, los gritos cuando jugaban, o los cánticos, no han sido fiestas en ningún caso molestas y tanto los quinceañeros, como los más mayores en días anteriores han sido todos jóvenes educados. Saludando con corrección tanto cuando llegaban como cuando se iban, dando las gracias, pidiendo las cosas con educación, todos. Independientemente de la edad e incluso en algún caso de las pintas, porque en la fiesta de Pre, apareció uno con unos tatuajes en los brazos, camiseta negra, pendiente ..., vamos de los que según ves ya le pondrías alguna etiqueta y no buena, precisamente, pues chico más educado y más encantador, imposible. No oí en ningún momento ninguna palabra indebida a ningun@ (léase taco o palabra malsonante que diría mi madre), voces, gritos y risas a raudales pero gente joven, sana y educada. 

Y lo comentamos el padre de las criaturas y yo, que en estos días en que mi casa parece la fonda María, que diría Dolega, nos ha sorprendido muy gratamente, la educación de estos grupos de jóvenes tan variopintos en edades. Para que luego digan de la juventud... cuantas veces los mayores son peores, pero ese es otro tema y me desvío. Y comentabamos también lo importante que es no sólo la educación que en casa les damos, sino también el colegio y los amigos.
Muchas veces nos hemos preguntado si habíamos acertado con el cole, sobre todo este año con Peque y cómo fue el cambio y hemos llegado a la conclusión que hemos acertado de pleno. Por todo, por la educación que les imparten, por el nivel académico y por las oportunidades que les ofrecen. En el otro colegio sería impensable que les ofertasen el intercambio con Escocia, por ejemplo. O que ella este año pueda cursar algunas asignaturas completamente en inglés. Porque si en su momento Primogénito no tuvo ningún problema para irse a estudiar a Inglaterra fue por sus clases de inglés en academia desde bien chiquitín "para entender los dibujos de la cartoon" fue la explicación que dio porque quería ir a inglés. Si en  mi ciudad hubiera habido un colegio que además de lo que para nosotros es esencial, como una educación en valores, un buen nivel académico, también fuera bilingüe, pero bilingüe de verdad, con profesores nativos, clases en inglés al 100% ahí hubieran ido de cabeza!!
Ha llegado a mí información acerca de http://www.colegiobrains.com/ , me ha parecido interesante y una verdadera lástima que sólo tenga colegios en Madrid y uno en Canarias. ¿Qué día nos daremos cuenta los españoles de la importancia de una educación bilingüe? No podemos aceptar que nuestros jóvenes universitarios sean de los más preparados de la Comunidad Europea pero con un nivel de inglés lamentable. Hace unos meses una multinacional vino buscando ingenieros al campus de la Universidad de Oviedo por su alta cualificación y a la inmensa mayoría de ellos les dijo "una lástima, muy buen curriculum pero necesitas mejorar tu nivel de inglés". Nos guste o no, es así. Muchas veces grandes estudiantes se han quedado a la puerta de un buen trabajo por no tener un buen nivel de inglés, y ahora de mayores, por mucho que uno quiera estudiar y aprender, resulta mucho más dificil, por el contrario los peques son como esponjas y rápidamente absorven todo.

lunes, 1 de julio de 2013

Con las vacaciones llegan las fiestas

Sí, en mi casa, ha sido comenzar las vacaciones, ver aparecer unos rayos de sol y ¡zas! en un visto y no visto la casa entra en un bucle intenso de gente entrando y saliendo de casa. Y es que este fin de semana ha sido un no parar constante y ¡¡hoy más!!
La semana pasada Preu cumplió 18 años y sus amigas decidieron darle una fiesta sorpresa ¿dónde? en nuestra casa ¿imposible? no, para nada. Todo muy bien planificado, viernes tarde, su amiga U. queda con ella y se la lleva supuestamente de compras durante un par de horas, ese día con la excusa algunas se van de fiesta el día siguiente, otras están ya en la uni y tienen exámenes, nadie queda con ella, así que se supone tras acabar con U. nos vamos juntas a Oviedo de compras, eso sí antes hay que hacer una parada en el super (hay que dar tiempo para que recojan a U. y llegue a casa) y luego pasar por casa "a recoger a Peque".
Que carita se le quedó, no sabía si llorar o reir cuando de pronto llega al porche, excusa para no entrar por la puerta "no tengo llaves, las dejé en casa", y de pronto todos sus amigos le chillan "SORPRESA"
Pero vayamos por partes. Para que os imagineis el escenario. Viernes mediodía, Primogénito viendo que ha llegado el buen tiempo, ha salido el sol que tan caro se vende por estos lares, decide montar una barbacoa con sus amigos en casa. Dicho y hecho. Ellos, que son todos muy suyos, van a hacer la compra, vuelven a casa y se ponen a montar la barbacoa. Todos chicos de veintipico. Doy órdenes por teléfono  "no utilicéis el porche, dejarlo para los que llegan luego, montar una mesa en el prado..." Llego a casa a las tres y pico y allí me los encuentro, cocinando y comiendo ya. Después de comer unos se tiran en la hierba y otros juegan al  futbol...
Bajo a Pre a Gijón y regreso a casa para abrir la puerta a los siguientes. Empienzan a llegar, ahora los de dieciocho, primer desembarco unos a la cocina para que empiecen a preparar tema comida y otros al porche con la decoración (globos, carteles, etc).
A las siete de la tarde en mi casa se celebraban dos fiestas paralelas, una barbacoa de "paisanos" de veintipocos años, debían ser 8/10, y otra fiesta sorpresa de cumple de dieciochoañeros, esta más multitudinaria, unos veintipico.
La verdad, es que no tuve queja, se comportaron todos, los mayores y los no tan mayores.
El sábado Peque había decido invitar a unas amigas del anterior cole para celebrar con ellas su cumple y con fiesta de pijamas incluida para un par de ellas. No eran muchas, sólo cinco a las que sumó a su prima C., y a P. el vecino de abajo que de la que regresaba de la playa pasó por casa y cuando se marchó era la una de la madrugada!!!!. A dormir sólo se quedaban dos, así que se metieron las tres en el inmenso sofá cama del cuarto de estar, bueno a dormir.... a no dormir, porque les dieron las siete de la mañana sin callar ni un solo instante y a las diez de la mañana ya estaban otra vez hablando.
Y hoy, más.
Hoy Peque celebra su cumple con sus amigos del cole, no sé cuántos serán ... pero me temo que no bajarán de veintipico, eso sí hoy no hay barbacoa, no sólo porque el sol no nos acompañe, sino porque la gracia era la fiesta sorpresa y ver la cara de Pre, estoy segura que no fue casualidad que Primogénito y amigotes organizaran la barbacoa el mismo día de la fiesta sorpresa, para nada.
Habrá que ver si el día que Pre invite a sus amigas a pasar el día en casa, a tomar el sol, también habrá barbacoa...