martes, 29 de octubre de 2013

La casa de Los García



Hace unos días Inma del conocido y popular blog http://patchworkdeideas.blogspot.com.es (jijiji incitando a que me llamen pelota que hace mucho que no lo hacen) nos abría las puertas de su casa, de una manera literal, nos mostró su casa con un reportaje fotográfico digno de cualquiera de las muchas publicaciones de casas con encanto que hay (más peloteo y que conste que esto no es un post pagado aunque pudiera parecerlo, aclaro por si las moscas Dolega jajajajajaja) y como siempre ella liando al personal para que los demás hiciéramos lo propio.

Asi que aquí estoy, dispuesta a enseñaros algunos rincones de mi casa. Como no podía ser de otra manera empezaremos por el jardín a petición de Inma, que se llevará un chasco al ver las fotos, seguro, porque no es el típico jardín de cesped inglés, si no prado de césped rústico con árboles varios, manzanos en su mayoría, que para eso esto es Asturias.



La parte que más me gusta de la casa es el porche, ahora un poco desangelado, pero que en verano está muy vivo.





Desde el porche accedemos a la cocina, requisito indispensable ya que cuando cocinas dentro pero comes fuera resulta de lo más práctico.


Y también se accede al salón desde el porche, una forma de abrirlo al exterior en verano.






En la planta baja también tenemos un cuarto de estar, comedor de diario, zona de trabajo mía, habitación de invitados gracias al sofá cama, etc. vamos, lo que se dice una habitación multiusos.


Y  un  baño. De lunes a viernes a primera hora de la mañana es propiedad de Peque.





Se supone que la planta baja es la planta de día. Dejando las habitaciones en la planta de arriba, para supuestamente, dejar esa planta para la noche. Ja! la casa se patea entera desde la mañana a la noche cuando se está en casa.

Pues lo dicho, las habitaciones. La de las niñas




La de Primogénito con su armario sin puertas, antojo del niño que nunca quiso puertas, este recogimiento no es normal, no os vayáis a creer, como bien sabéis lleva ya desde mediados de septiembre en Londres, verla así de recogida me da como penita, prometo sacarle fotos cuando él esté en casa esta Navidad y enseñaros cómo cambia la habitación.


El baño de "los niños"



Nuestro dormitorio y nuestro baño




Es una casa muy vivida, creo que refleja bastante bien cómo somos todos y cada uno de los que en ella vivimos. Es una casa donde lo que más prima en ella es la comodidad, a todos nos resulta cómoda y fácil de vivir
 Hasta aquí el publireportaje de nuestra casa. La familia ya se ha presentado y os hemos abierto las puertas de nuestro hogar. ¿Qué os ha parecido? 




martes, 22 de octubre de 2013

Los García





Si cambiamos al gato por otro perro, esta foto refleja los componentes de la familia García, eso sí sólo por el número de los que la formamos, que conste, que ni el padre de las criaturas es Homer, aunque se tome una cerveza de vez en cuando sentado en el sofá, ni los niños son tan pequeños, ni nos parecemos absolutamente en nada. Además somos todos muchisisisisimo más guapos jajajajaja.

Esta entrada de hoy viene motivada por la necesidad de cambiarle el nombre a Preuniversitaria, poca visión de futuro tuve el día que comencé a escribir este blog, y es que ahora que lo pienso cuando empecé no sabía bien en el mundo en el que me metía, lo adictivo que resulta el apasionante mundo de la blogosfera, las relaciones 2.0 que se establecen, pero eso es otro tema, que me voy por las ramas. Pues bien, como iba diciendo, esta entrada es para presentar a mi familia, a buenas horas ya lo sé, y para renombrar a Pre.

Pues bien, Los García versus Los Simpson
  Padre de las criaturas, papá, o también conocido como Papín

  Aquí, la menda, también conocida como mamá, mamimami o máquina de reñir ;)

 
                                   
Primogénito                                           Peque




La hasta ahora conocida como Pre, y a partir de hoy comenzaremos a llamar LAMEDIANA  ¿Esperábais algo más? os puedo asegurar que llevo tiempo pensando cómo llamarla sin utilizar su verdadero nombre ni diminutivo del mismo, y aunque en casa, sus hermanos utilizan algún que otro nombre además del suyo propio, estos son tipo Petarda, MariPili, MariPiji, Presumida, LaCuqui, etc., y a mí no se me ocurría nada que no resultase empalagoso, que a veces utilizo con ella tipo Princesa o similar, así que no me exprimo más la meninge que a mi edad puede resultar hasta peligroso.



     





 Aquí el más bueno del mundo mundial, y un amor de perro Jacko. Y debajo la loca de la casa, Sally, que ahí donde la véis duró medio minuto, enseguida decidió que donde esté una cama no hay nada mejor y con esa pinta de buena cuando le da el punto filipino parece un gremlin loco.

 
Pues aquí estamos, Los García. La próxima entrada enseñaremos algo más.

martes, 15 de octubre de 2013

Adolescencia y Autoestima

Ultimamente Peque está que lo tira. Se pasa el día diciendo lo guapa que es, la supermelena que tiene, que está con el guapo subido, que ella es divina, etc y así hasta el infinito y más allá, que diría Buzz Lightyear.
Total, que estábamos las dos sentadas en el sofá, ella con su tablet y yo con el portátil leyendo algún que otro blog y me dice "todo el mundo se hace blogs, mami, hasta M. que mira que es vaga se ha hecho uno aunque no sé yo muy bien para qué porque lo que hace es un copia y pega de una frase y ya está se queda tan ancha, pero bueno es M. tampoco le podemos pedir más..."  como no sé muy bien por dónde van los tiros, ya que con ella siempre hay que tener mucho pero mucho cuidado le pregunto que si es que está pensando ella en empezar a escribir un blog y me dice muy seria "¿escribir? no bufff que eso tiene que ser muy estresante, hay que pensar mucho aquí mete la cuña su  hermana claro claro, pensar no está hecho para tí, que igual se te derrite el cerebro mirada de Peque en plan despectivo estaniñaestontaysecreelista y suelta  no, panfila, lo primero, pensar pienso y más que tú que lo sepas y como además soy muy guapa, poque mami es que no me dirás que no soy guapísima, muchísimo más que tú, mona mirando a su hermana y en esos momentos yo ya me estaba preparando para lo peor, porque esta niña tiene unas ideas.... y mira hay un montón de chicas que ni son guapas y algunas es que además son supermayores (vamos que igual tienen 20 años, pero no digo nada, porque entonces ¿yo qué soy?, mejor no pregunto y sigo escuchando) ni son famosas ni nada que tienen blogs y lo único que hacen es colgar fotos de ellas cada día con un modelito diferente y algunas, al menos las fotos están curradas, pero otras se ve que están hechas en los probadores  ahí ya me iba yo imaginando por dónde iba  la niña así que pregunté ¿Y? ahora ya sí que me estaba yo poniendo en lo peor pues ¿qué te parecería si me hiciese uno así? entonces Pre suelta uyyy pero entonces necesitamos ropa jajajaja, venga lo hacemos entre las dos, yo te monto los modelos que se me da muy bien Peque sigue a lo suyo con lo guapa (y dale la niña) que soy, este pelazo, porque no me dirás mami que además de guapa es que mira que supermelenaza tengo.. sí, tipo la pantoja en sus mejores épocas, que vale que la niña tiene un pelo precioso que ya lo quisiera yo para mí, pero lo lleva largo largo larguísimo, con lo mona que estaba cuando me dejaba a mí, y no ahora, que me paso el día amenazando con el día menos pensado te corto el pelo por la noche y ya verás tú...
Vamos que en mi casa la autoestima la tienen por las nubes, sobretodo Peque. Durante la adolescencia la autoestima juega un papel muy importane. Es ésta una etapa convulsa, un período lleno de cambios, de grandes cambios, cambios que pueden  hacer sentir al adolescente el más feliz o, por el contrario, el más infeliz. Es el momento de los complejos, las inseguridades y las verguenzas.
No voy a decir que Peque sea una sinverguenza, que no lo es, pero no tiene siquiera una pizquita de verguenza, nunca ha sido una niña vergonzosa para nada, ni de pequeña ni ahora que ya no es tan pequeña. Sus hermanos, sobre todo Primogénito siempre ha sido un poquito más vergonzoso, como Pre, y para eso estaba ella para sacarles las castañas del fuego cuando eran peques y a ellos algo les daba verguenza. Siempre han sido niños seguros de sí mismos, Pre sí que pasó una etapa un poco, no sé si insegura, pero no tan segura como ahora, le dió una etapa llorona, y para qué querían más sus hermanos, Primogénito la miraba y empezaba "mamá Pre va a llorar, mira corre que va a llorar, tiene los ojos para llorar, mira mira que empieza" y efectivamente, Pre lloraba para regocijo de su hermano que más de un pescozón se llevó por hacer llorar a su hermana de manera tan gratuita (sí lo sé, no se debe sacar la mano a pasear nunca, pero si os vieseis en la puerta a puntito de salir con los tres 17-13-10 a una comida familiar y el niño se pone a chinchar a su hermana mientras Peque le jalea para que siga hasta que esta sale disparada al baño llorando, ya me contaréis), porque no le pasaba nada, es más lloraba y reía a la vez, porque le daba rabia que su hermano fuese capaz de hacerla llorar pero a  la vez veía lo ridículo que resultaba y a ella misma le daba la risa. Por el contrario Peque, ella es la niña de la eterna sonrisa, es más el otro día salió del cole y me dijo que su tutor le había dicho que siempre tenía una sonrisa en la cara, que era una niña feliz.

Dicen que uno de los motivos que provoca que un adolescente tenga baja la autoestima somos los padres. Y no, por falta de cariño ni de preocupación hacia el adolescente, sino por una excesiva crítica hacia nuestros  hijos. A veces tendemos a las comparaciones con otros, incluso entre hermanos, queremos que nuestros hijos sean los mejores y nos olvidamos de premiar las buenas acciones mientras les recordamos las malas una y otra vez , olvidando que cada niño es un mundo.

jueves, 10 de octubre de 2013

Los celos de Peque

Decir que Peque odia a los niños pequeños es mucho decir, pero se acerca bastante a  la realidad. No le gustan nada, nunca le gustaron.
Ella fue la que "bautizó" a su prima M. como "la asquerosina" cuando sólo contaba con un par de días. La niña nació estando nosotros de viaje con Peque en París a consulta médica, tenía Peque seis añitos. La víspera de volvernos nos dieron la noticia de que mi cuñada había tenido a M. y Peque emocionada nos llevó a las Galerías Lafayette a comprar un muñeco/regalo para llevar a la nueva primi, desde que nos dieron la noticia todo el tiempo diciendo que había que comprar un regalo para la primi. 
Hasta aquí todo estupendo. Teniendo en cuenta que Peque con la siguiente en la lista (de primos) se lleva un año y con el siguiente no llega a tres, que siempre que saliamos con amigos con niños más pequeños que ella nunca sintió mucha atracción pero tampoco desarrolló un odio visceral, vamos, con esos antecendentes nada hacía presagiar su reacción cuando vió al bebé.

Llegamos a casa de mis suegros y vecinos, besos a todos, Pre corriendo a ver a la nueva primi, yo con ganas de achucharla, y Peque, ella ni se acercó y cuando la instamos a que lo hiciese arrugando la nariz dijo "¿por qué tengo que mirar a la asquerosina? huele mal y no me gusta" . Al cabo de unos días Pre tenía ganas de ir a casa de los Titos porque estaba su tía con el bebé, cuando nos disponíamos a salir de casa preguntó "¿estará la asquerosina?", así que la pobre bebé quedó bautizada como "la asquerosina".

No se acercaba a ella, y cuando yo la tenía en cuello, rápidamente hacía lo que fuera por llamar mi atención y a ser posible que dejase a la "asquerosina". La verdad es que la pobre M. según fue creciendo hizo lo posible y lo imposible por agradar a Peque, pero ella empeñada en que no le gustase nada de lo que la otra hiciera. ¿Lo peor?  durante un tiempo a la niña todos lo llamábamos "la asquerosina".

Al año siguiente llegó otra primi, bueno, pues a esta ni fú ni fá, no le gustaba pero tampoco reaccionó tan mal, quizás se fuese acostumbrado, pensamos todos.

Pero al cabo de unos años "asquerosina" tuvo una hermanina, en un primer momento Peque la bautizó como "asquerosina dos". Todos decidimos que el problema que tenía Peque no era con los primos pequeños, sino de quién eran esos niños. Los celos venían porque era mi cuñada, la pequeña, la mamá de esas primas, y claro, toda la atención que ella recibía hasta ese momento de su tía había que compartirla y eso era lo que no le gustaba nada, y eso que mi pobre cuñada hacía lo imposible porque las niñas no se sintieran desplazadas, pero como buena hija pequeña no quería compartir a su tía con nadie.

Pero al contrario que ocurrió con M. le duró poco el nombre, quizás porque Peque se estaba haciendo mayor o porque "asquerosina dos" es un bicho, muy simpática pero un bicho bicho. De echo la niña siente adoración por Peque, yo creo que porque las dos son dos bichos y están a ver cual de las dos la arma o Peque ayudando a su prima para que la arme bien armada....

En aquella época cuando Peque se ponía un poco "tonta" le decíamos ¿qué te parece si traemos otro bebé a casa? su respuesta nunca se nos olvidará "yo siempre seré el bebé de la casa y no necesitamos más".

Esto viene a cuento, porque como no podía ser de otra manera esta temporada toda la familia estamos pendientes de Preuniversitaria ahora reconvertida en universitaria. Todas las conversaciones giran alrededor de ella y su nueva andadura.

Por poneros en antecedentes, la niña no estudia en nuestra ciudad sino a 29 kilómetros, que ya sé que no es nada y todos lo hemos hecho, lo que se traduce en media hora en autobús y algo más en el universitario por eso de las paradas. Cuando regresa, el autobús universitario la deja casi a las 9 de la noche en una parada dónde bien podría coger un autobús que la acerque a casa, pero como ya es de noche y a mí me dá nosequé quéseyo pues bajo a buscarla y como la mayoría de los días come por ahí, pues la cena siempre o casi siempre suele ser a su gusto. Bien, pues el otro día fue Peque conmigo a buscarla "pues no sé porqué hay que ir a buscarla puede corger el bus y como mucho bajar a buscarla a la parada" (todo un detalle de su parte que al menos no quiera que su hermana vaya a casa caminando por el camino) y según se subió Pre al coche y comenzamos a hablar de cómo le había ido el día, Peque no hacía más que incordiar "pues a mí me da igual, pues vaya rollo, si no nos importa, si mami solo te pregunta por quedar bien pero no le importa nada...." en plan broma para picotear a su hermana, pero sé yo que en el fondo un poquitín en serio, claro que ya cuando le pregunté ¿Qué te apetece cenar hoy? Peque casi se me muere, comenzó a aspaventar de manera exagerada"ohhhh ahora sólo se le pregunta a la niña, claroooo como va a la universidad, a mí que me zurzan" ante el ataque de risa que nos dio a las dos y mi pregunta "¿qué pasa que ahora eres  un bebé?  sólo se le ocurrió contestar "ya lo sabes, yo siempre seré el bebé de la casa"


martes, 8 de octubre de 2013

Situación surrealista

Ayer las señoritas tenían el día simpático, no sé si por la falta de sueño o porque verdaderamente lo ocurrido durante la noche fue un tanto esperpéntico.
Desde el pasado viernes y por efecto de la tormenta, al menos eso pensamos, estamos sin teléfono, como la avería no afectó a la línea de datos y a día de hoy todos funcionamos con el móvil, pues no le dimos mayor importancia. Tras las comprobaciones pertinentes de que no era problema interno, sino que la línea no llegaba a casa, pensé para qué voy a dar aviso si seguro que lo arreglan ellos, craso error por mi parte, pensar que nadie va a arreglar nada sin previo aviso. Nunca más. Pasó el sábado sin línea, llegó el domingo y seguimos sin línea. Ningún problema.



El problema llegó por la noche. Exactamente a las 02.30. La alarma de casa empezó a pitar, sí pitar, no sonar la alarma porque haya entrado alguien, no, un pitido exasperante porque no podía conectar con la central de alarmas. Y ahí empezó el caos, primero baja el padre de las criaturas, vuelve a subir para contar lo que pasa y con voz apesadumbrada decir no me acuerdo de cómo quitarlo ¿dónde están los papeles? Dadas las horas y el pitido desquiciante ni idea de dónde están los papeles, por no saber ya discutimos hasta del número correcto de la alarma y si estaría mal puesto. Así que comenzamos escaleras arriba escaleras abajo buscando los papelitos que no aparecían y mientras tanto el pitido sonando sin parar. Serían ya las 03.00, tengo la cama llena de toda la papelería acumulada en mis cajones de la mesita buscando el papelito dichoso y aparece Pre "podíais apagar ya el pitidito de una vez por todas que no puedo dormir" metete en la cama, calla la boca y déjame en paz. Finalmente conseguimos los papeles y apagar el pitido hasta.... media hora más tarde, que volvió a sonar, con lo que tocó bajar apagar y subir a la cama.... hasta media hora más, y así toda la noche.
Ayer cuando Pre llegó de la facultad le pregunta Peque ¿se puede saber por qué me tuviste que despertar anoche? ¿te despertó por la noche?  sí, me despertó, me dijo que estaba sonando la alarma y me preguntó ¿qué hacemos? es que no sé si correr o poner tu mesita cerrando la puerta atacadas de risa las tres le pregunto a Pre ¿y correr? ¿dónde pensabas ir? ¿por eso me enviaste un guasap preguntando si había alguien en casa?¿cómo se te ocurre? claro, te envié el guasap porque sonaba la alarma y no nos decíais nada y una vez dijistéis que si entraba alguien de noche teníamos que ir a vuestra habitación para encerrarnos en vuestro baño, como no veníais ninguno te lo mandé y como tampoco contestabas, para qué, y a ver si había alguien en casa algo había que hacer  Entre risas dice Peque que sí mami, que pensaba poner mi mesita que fíjate tú los rumanos entran en casa con Jacko, alarma, puertas de seguridad y mi mesita les va a impedir entrar en nuestra habitación y luego quería salir al tejado  Después de oir semejante cosa y ya en pleno ataque de risalloro las tres le pregunto qué pretendía hacer una vez en el tejado y entonces dice llamar a la policía con el móvil y dice Peque claro es que desde la cama no se puede llamar  y Pre atacada de risa por lo ridículo que ahora una vez pasado el susto veía la situación dice para que no me oyesen .
En ese punto de la conversación las carcajadas ya eran estrepitosas, baja el padre de las criaturas y pregunta qué pasa, cuando le cuento que anoche su hija me envió un guasap preguntando si había alguien en casa y la que habían montado en su habitación, no podía creer lo que estaba oyendo. Entonces dice Peque y porque no se acordó que una vez estuvimos ensayando para meternos en el armario pero ahora tal y como está no cabemos a lo que responde Pre no, porque además tu perra como es tonta nos delata que se pone a olisquear el armario y a querer abrir la puerta y claro, puntualiza el padre de las criaturas entre risas el susto que os iba a pegar el rumano en plan uuhhhh y dice Peque o nosotras a él y lo matamos del infarto...
Lo dicho situación surrealista donde las haya...

viernes, 4 de octubre de 2013

Me estoy mentalizando...


 
Sí, llevo días haciéndome la loca, tal cual, pero creo que de hoy ya no va a pasar, porque no me van a dejar que pase,  y esta tarde tocará "tarde de shopping" con las niñas. A pesar de que primero dije todavía no es hora de ir de compras, no hace frío  luego vino hay que guardar primero la ropa de verano, pero creo que aunque el frío aún  no ha llegado ni hemos recogido la ropa de verano, ayer llegamos a los 30º!!, ahora resulta que la excusa esgrimida por Pre, a continuación de su siempre "necesito ropa" es "no puedo ir a la facultad con la ropa de verano, porque ya no, pero tampoco puedo ponerme lo de invierno, necesito blusas y hay unas monísimas en ... y además superbaratas, y en B... también y nada chonis seguro que también te gustan a tí y además baratísimas"
 
Peque, rápidamente se sumó esta semana a la sugerencia de su hermana, pero de forma más sibilina, que la niña no es tonta y como ve que de momento las peticiones de su hermana no están teniendo ningún éxito pues ella ataca con otra estrategia "como tengo el cumple de P. este finde, podemos ir juntas, compramos algo para el cumple, de paso Pre se compra esas blusas y nosotras miramos ese abrigo que quiero a ver si lo encontramos" A ver, los viernes previos a cumple siempre quedan para comprar el regalo todas juntas, o bien juntan el dinero de todas o bien cada una compra lo suyo pero se aseguran de que no todo sean camisetas o bolsos o lo que les haya dado por comprar como última moda. Pues mira tú, que esta vez quiere que vayamos las dos, qué casualidad!!
 
La verdad, es que un poquito en el fondo sé que tiene razón, porque este tiempo tan extraño nos está matando y unas blusas nunca están de más..., lo malo es que me las conozco y tras las blusas vienen los zapatos, y las chaquetas y ....
 
.... y me da una pereza tremenda, aunque luego resulte una tarde divertida entre ropa y probadores, pero así en frío, aquí sentada delante de la pantalla sólo con pensarlo, un viernes por la tarde, con lo cansada que estoy bufff!!! que pereza más grande!!!
 
 

jueves, 3 de octubre de 2013

Deberes sí o no

De entrada decir que en mi casa ya es un tema que, qué queréis que os diga, tenemos más que superado. Lógicamente estando en cuarto de la ESO, Peque no es que tenga deberes, es que tiene mucho que estudiar y trabajar en casa para sacar el curso.
Pero bueno, todo viene porque en el cole han decidido, con muy buen criterio bajo mi punto de vista, quitar los deberes en los primeros cursos de Primaria, y en los últimos dejarlos sólo para tareas fundamentales. Aquí os dejo enlace de la noticia  http://www.elcomercio.es/v/20131002/gijon/suprimidos-deberes-cole-20131002.html.
Lo primero decir que el  horario de los alumnos de 1º a 6º de primaria es de 9 a 1 y de 3 a 5, de lunes a jueves, los viernes sólo de 9 a 1, y contaros que el colegio potencia mucho las actividades extraescolares, las de idiomas, teatro, ... y las deportivas, se vuelca mucho en potenciar el deporte entre los alumnos, desde los de 3 años hasta los que han acabado ya el cole y están en la universidad, ya que algunos siguen jugando en los equipos del cole y otros ejercen de entrenadores para los peques. Por lo que hay casos en los que un niño de 9/10 años inicia su horario escolar a las 9 de la mañana y cuando llega a casa pueden ser las 7, tranquilamente. Esto hablando de niños que sólo realicen una actividad deportiva y un idioma extraescolar.
Sé de lo que estoy hablando, el horario escolar de mis hijos empezaba a las 9 y las clases terminaban a las 5, todos ellos, han hecho algún deporte y, por supuesto, no han faltado las clases de inglés extras. El deporte que los tres han hecho ha sido porque ellos así lo han querido. No hemos sido padres de sobrecargar a nuestros hijos con extraescolares, entendiendo por esto que no han ido a inglés y alemán, a pintura, a música y a deportes varios. No, en nuestro caso, la única imposición han sido las clases de inglés, bajo nuestro punto de vista, fundamentales, y gracias a las cuales Primogénito está pudiendo estudiar en la universidad inglesa. El deporte, una elección personal de cada uno de ellos en diferentes momentos de sus vidas, Primogénito comenzó a los 6 años con judo, Pre lo hizo con la gimnasia rítmica con 5, para más tarde pasarse al voley, y Peque con 3 años ya comenzó con el baloncesto en el cole (jugaban con pelotas de goma, pero ella decía que hacía baloncesto).
Como consecuencia de esas largas jornadas, las extraescolares comenzaban a las 5.30 con una duracción de 1 hora (hablando de esa primera etapa hasta 4º de Primaria) cuando llegaban a casa eran las 7.00 de la tarde y había que ponerse a hacer deberes. El día que había deporte (judo/gimnasia/baloncesto) según llegaban a casa había que ir a la ducha, con el cansancio acumulado más la ducha, la hora de ponerse a hacer deberes no era antes de las 7.30 y ya no les quedaba ninguna gana y muy pocas fuerzas para hacer deberes. En el caso de Primogénito y de Pre, ambos y sin que sus profes se enterasen (o al menos ellos eso creían, aunque confesiones hechas por esos profes me decían que como terminaban antes que los demás así estaban entretenidos y no "entretenían" a los demás) los hacían en clase cuando acababan las tareas de clase y Peque (que se entretenía en clase porque "si los hago en el cole luego dicen que soy listosa" había veces que iba haciendo los deberes en el coche.
 ¿Es normal que un niño de 8 años tenga que a las 8 de la noche estar haciendo deberes? creo que lo vemos como normal cuando no lo es. Un niño de esa edad que se levanta a las 8 de la mañana para ir al cole, es imposible que rinda a esas horas, sobretodo, cuando llegan de realizar una actividad deportiva en la que dejan todas su energía. Es una jornada maratoniana, que casi ni un adulto puede con ella. Creo que en esa etapa es más importante el trabajo en el colegio, no en casa. Entonces ¿qué hacemos? ¿les dejamos sin que hagan ningún tipo de deporte?. Hay quién a favor de los deberes dicen cosas como que "los deberes es el aprendizaje de las responsabilidades","un sistema escolar sin deberes es un sistema fracasado" ¡¡estamos hablando de niños de 6 a 10 años!!! bajo mi punto de vista no se le enseña a ser responsable porque a las 8 de la noche se ponga a hacer la hoja del cuadernillo, le enseñamos igual a ser responsable si su obligación es prepararse la ropa para el día siguiente, o preparar la mochila de entrenar, o a poner la mesa para cenar,....hay muchas formas de enseñar a nuestros hijos a ser responsables.

Ahí está el debate. ¿qué pensáis vosotros? ¿es una decisión acertada?

miércoles, 2 de octubre de 2013

Ahora ya sí.


Sí sí, ahora ya sí que hemos vuelto a la normalidad total, esa normalidad del cole, las extraescolares, sí sí, esa de cuando una amiga pregunta ¿hoy podemos tomar un café mientras D. está en inglés? entonces pienso, espera, martes y Peque... ahh no,  no tiene nada, creo, y ahí voy yo en un ataque de valentía pienso, genial quedo con C, antes bajo a la pelu, que ya va siendo hora y me corto el pelo, así que ya toda envalentonada digo "sí sí, sin problemas ya nos guasapeamos cuando llegues a casa y me dices a qué hora quedamos y bajo antes a la pelu a ponerme mona jajajaja"

Hasta ahí estupendo ¿verdad? el problema  viene cuando sale Peque del cole y a la vez que se mete en el coche ya suelta "que como esta tarde no tengo nada y tampoco tengo muchos deberes, pues los hago rápido y pronto y luego me bajas a casa de L. y vamos a ver lo de las clases de alemán y tú quédate abajo y así si te llamo para que vayas a matricularme pues así no tienes que bajar"  vamos que la niña encima me hace el favor de dejarme quedar en el centro y no volver a subir a casa ¡toma ya!, si es que esta niña es toda una detallista siempre pensando en su madre (modo ironía ON)...

Como no estoy dispuesta a que nada ni nadie me estropee más el plan, ya la lluvia se ha encargado del tema bastante, tanto que ya estaba yo pensando que casi ir  a la pelu ¿para qué? si antes de llegar al coche ya voy a tener el pelo hecho un asco, finalmente decido que paso de ir a la pelu, quizás mañana mejor aprovechando mientras ella esté en Isa, eso sí siempre y cuando a la niña no se le ocurra otra idea mejor o Pre tenga cambio de horario en la uni y venga antes o haya que ir a buscarla o..... Así que sí, decido de momento, viviendo al día que diría Peque, o lo que es lo mismo peluquería descartada, café con amiga y sin niños, en marcha.

Y justo justo, en el momento en que me disponía a coger el coche, llamada de Pre, que no se encuentra bien, se siente un poco mareada y con dolor de barriga y que sale de la faculta va a coger el bus para venir ya, no hija no, espera en la cafetería que estoy cogiendo el coche ahora, dejo a tu hermana en el centro y voy a buscarte, a ver si te vas a poner mala en el universitario y es peor y en el fondo pienso, si total ya mi café tranquilo se ha ido a freir puñetas ¿para qué le voy a hacer que haga un viaje tan incómodo en el bus? así que llamada a C para anular in extremis el café de hoy y posponerlo hasta .....
(Para tranquilidad de todos, no fue nada, se agobió toda, que ella es  muy melodramática)
 
Ahora ya sí, ahora ya puedo afirmar que ¡¡hemos vuelto a la normalidad!!!porque está claro que hoy fue Pre, pero el próximo día será Peque o D. o ....
 
 
(Tengo que ir pensando en un nuevo nombre para ella, sé que es un poco absurdo llamarla Pre cuando ya es toda una universitaria, pero bueno, yo también sigo siendo Nena en mi casa y mira tú..., pero tranquila Inma, prometo rebautizarla)