martes, 7 de enero de 2014

Resumen

FELIZ AÑO  

Tras haber estado desaparecida durante todas las fiestas, vuelvo a estar por estos lares y, como suele pasar cada comienzo de ciclo, ya sea de curso o de año, cargada de buenas intenciones y muchos "de este año no pasa". Una de esas buenas intenciones es la de estar por aquí con algo más de asiduidad, así como por twitter, que lo tengo pelín abandonado. Otra es la firme concienciación "de ahora no pasa" de ponerme a régimen, después de leer el post de La boticaria desquiciada  http://laboticariadesquiciada.wordpress.com/2013/12/16/la-dieta-milagrosa/ , ¿no voy a tener yo la fuerza de voluntad suficiente? ainsss no sé no sé, me ayudaré de las recetas de la niña de la boticaria http://honeyandfigskitchen.com/ . Ya os contaré si de esta sí o nos hemos quedado en otro año  más y más de lo mismo....

Estas fiestas han dado muchos momentazos, propios de tener dos hijas con 15 y 18 años, que por un lado piden maquillajes, tacones, salir el día de Nochevieja o ir a la verbena de Reyes del Tenis y por otro osos de peluche y películas Disney. El día de Nochebuena tocó cena con la familia del padre de las criaturas, noche divertida para todos, niños y adultos, para felicidad de mi suegra, que le encanta vernos a todos reunidos, algo que antes ocurría todos los domingos en la comida que ella organizaba y que desde hace un tiempo ya no hace y es que los años van pesando. Las edades de los niños oscilan entre los 22 y los 2 años y medio de la más pequeña, porque el de 22, Primogénito, no quiere sentarse a la mesa de los adultos, prefiere hacerlo con sus primos y así picotear al de 12, que siempre, casualmente, termina sentado a su lado. Son una pandilla guapa, sobretodo la que forman cinco de ellos que van seguidos, desde los 18 de LaMediana hasta los 14, uno cada año, lo pasan bien juntos.
A lo que iba que ya estoy yo por las ramas.
Este año se les antojó a ambas  unos ositos de peluche enormes que vieron un día que fueron a hacer la compra conmigo, Peque empezó a decir que ella quería el gitanillo, así que ni corta ni perezosa toda chula yo, decidí que para el día de Nochebuena como regalo, y no fui la única. Agotado. Así que tras hacer la compra me lancé a la búsqueda del "gitanillo" en cuestión, encontrado en otra gran superficie llegué a casa con el coche lleno de bolsas tal parecía que al día siguiente comíamos un regimiento en casa, sólo eramos siete,  y los osos sentados en el asiento trasero tapados con abrigos varios. El día de Navidad, mucho más tranquilo, a pesar de que me tocó cocina y preparar todo. Tan sólo nosotros con mis padres, sobremesa infinita con Peque y LaMediana mimando a su abuela, que para su escándalo les dijo entre risas que ella pensaba durar hasta los 120 años!!!
  LaMediana y su osito
 Peque y su "gitanillo"
La Nochevieja, pasó entre risas en la cena con Peque y sus tonterías, intentando convencer a su hermana para que no saliera, y el atragantón año tras año comiendo las gominolas con las campanadas, que bien pensamos que terminaba todo fuera... Llegada la hora los dos mayores se fueron de fiesta y se terminó la noche.
Tras unos días en que tanto el padre de las criaturas como yo terminábamos extenuados buscando, eligiendo, autoconvenciéndonos en algunos casos,  llegó el gran día de Peque, decir que desde el día anterior no es que estuviera histérica no, lo siguiente. El día 5 Peque junto con sus amigas asistió a su primera fiesta de noche, la Verbena de Reyes del Tenis, lo que conllevaba su primer vestido de fiesta y sus primeros taconazos, la suerte de tener una hermana y utilizar las dos la misma talla, es que llevó exactamente lo mismo que LaMediana para la fiesta de Nochevieja. Se pasó la tarde planchándose el pelo, probando cómo maquillarse..., no tenía hambre, no quería comer y todo eran problemas de cómo y dónde quedar todas juntas para llegar todas a la vez.
  Así de monísima estaba ella esperando que llegasen a buscarla


LaMediana pedía socorro "mami además de que es totalmente inaceptable que yo esté ya con el pijama puesto y mi hermana pequeña preparada para irse de fiesta, está a punto del ataque de ansiedad, socorro, llévatela de aquí" Para mi fortuna, el padre de L.A. pasó a recogerla para llevarlas y también se encargó él de recogerlas más tarde y devolverlas a casa. ¡¡A las 5.30 de la mañana llegó!! "es que había mucho atasco de coches porque todos los padres estaban allí a la vez y luego hizo recorrido turístico por todo Gijón, porque bajó él a todas, como tiene coche inmenso...". Eso sí, según entra por casa con los pies destrozados "me debe sangrar todo me duelen muchísimo" lo primero que hizo fue intentar "escucar" el salón a ver si los Reyes ya habían pasado, como sus regalos siempre se veían muy seria dijo "es que se me olvidó poner los zapatos ¿los dejo ahora?"
A la mañana siguiente, y a pesar de sus edades, a las diez de la mañana ya estábamos en pie, la misma ilusión de cuando eran pequeños, las caras parecidas, ilusión, alegría, risas. No hay foto del momento, pero la cara de Peque cuando descubrió su cámara de fotos reflex, todo un poema, o la de Primogénito con su coche de colección para el Scalextric y LaMediana chillando "bien, La Sirenita como pedí" y corriendo a vestirse que había que salir a casa de los abuelos a ver qué habían traído en las demás casas....
A grandes rasgos ha sido este el trascurso de estos días, entre comidas y compras, así he pasado mis vacaciones.
Ahora vuelta a la normalidad, hoy nosotros, mañana Peque, después LaMediana y el día 12 ya vuelve Primogénito a Londres. Eso sí, como ya decía al principio, por mi parte llena de buenas intenciones, muchos propósitos y algún que otro proyecto. Unos saldrán adelante, otros se quedarán por el camino y algunos ni siquiera pasarán de ser un propósito o un proyecto. Pero que no se diga que no comenzamos el año motivados.

12 comentarios:

  1. ¡Así se habla, Covadonga! Hay que empezar el camino con motivación y ánimo y todo irá mejor.

    Me alegro de que lo hayáis pasado bien, tus Navidades han sido más o menos como las mías, con la misma alegría, ilusión y familiar sobre todo.
    Te puedo decir, que las más pequeñas de las mías, tienen 27 años y en mi casa se vive todos los años, el día de Reyes con la misma ilusión y sorpresa de siempre, los sofás del salón llena de regalitos y deseando ver las caras de quien los iba abriendo, yo disfruto más cuando abren ellas que cuando abro yo.

    Buen año, Covadonga y muchos besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos si no se queda sólo en buenas intenciones....
      Besinos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Navidad en familia, sin más y los buenos propósitos, como ya le dije a Yeste esperemos que no me quede sólo en buenos propósitos... ya veremos
      Besinos

      Eliminar
  3. ¡Muchas gracias por esos enlaces, guapísima!
    Yo también he sufrido este año las primeras fiestas nocturnas de Consuelo y el mediano. A él lo recogí a las cuatro, y a ella, a las 5:30, porque "no iba a llegar ella a la misma hora que él, que tiene dos años menos...".
    Lo que no nos has contado, pillina, es lo que te han traído a ti los Reyes....
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, y a Consuelo por las recetas, ahora veremos cómo vamos de fuerza voluntad, de momento estoy en ello jejejee
      Pues sí, para Peque fue su primera fiesta de mayores, con los chicos todos de traje y ellas todas vestidas de fiesta... imagínate los nervios....

      Eliminar
  4. Qué guapísima iba tu pequeña y qué chulos los osos. Jo, yo ahora quiero uno también. Me has creado una necesidad. Jajajaja.

    Es curioso cómo al crecer nos mola eso de sentirnos mayores pero no queremos dejar de lado la ilusión de cuando éramos pequeños... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaaja no sé yo si el sr.Forlan admitiría que metieses ese oso en casa jajajajajajaaja
      Pues sí, quieren crecer muy deprisa pero luego les mola eso de ir de peques
      Besinoss

      Eliminar
  5. ¡Ay esas primeras fiestas de fin de año! En nuestro caso, las hacíamos aquí en casa. He llegado a tener a 45 en los garages convertidos en discoteca con bar, música, pinchadiscos ¡Y con portero! El Consorte cacheando los bolsos para evitar la entrada de alcohol. jajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjajajaajaaja me imagino yo al padre de las criaturas trabuco en mano haciendo de portero jaajjajaajaja
      La fiesta de Peque fue la noche de Reyes, para una Nochevieja todavía le queda, por lo menos dos años más jajajajaaaa
      Besinos

      Eliminar
  6. ¡¡Feliz año!! Me encantan los ositos. Y Peque está guapísima con ese vestido. Me alegro de que lo pasarais tan bien :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año guapetona. Espero que hayáis tenido unas buenas vacaciones.Sí, la verdad es que la niña estaba monísima jajajajajaja
      Besinos

      Eliminar