jueves, 27 de febrero de 2014

Las circunstancias de Peque. 1ª parte

Peque está en plena efervescencia adolescente y además en femenino y alguien se preguntará, y eso ¿qué es lo qué es?, o dirá indignada ya estamos haciendo diferencias . Pero es que es así, no es lo mismo, o al menos en mi casa no ha sido lo mismo, ni parecido vamos, la fase efervescencia total adolescente de Primogénito con la de LaMediana y ya ni os cuento con Peque!!.

A saber, hay varios temas, por un lado está el tema carácter, el tema "sexo opuesto" y el tema horarios y "salideras".
Empecemos por el último, horarios y "salideras".

Primogénito apenas salía, exceptuando al Grupo (club deportivo) a jugar al pádel o pachangas de fútbol o baloncesto con sus amigos, algún día especial al cine y punto. No existían problemas con el horario, es  más no tenía horario porque había veces que llamaba para que le recogiéramos antes de que incluso recogiesemos a sus hermanas de alguna fiesta de cumple. Vamos, una joya de niño. En primero de Bachiller, 16 años, algún día que otro salía algo, las niñas que siempre andaban organizando fiestas y que si el cumple de una si el de otra ... y así de fiesta en fiesta algo empezó a salir, pero había que recogerle pronto, creo que el día que más tarde pidió recogerle fueron las 12 en casa de B. que celebraba cumple. A los 17, ya comenzó que si cumples, fiestas varias, fiestas del cole, despedida del cole ... y ya hubo que poner un horario, aunque la mayoría de las veces, volvía antes de la hora.
Luego llegó LaMediana, y aunque lo intentó "si tu hermano no salía no vas a salir tú", pues más o menos fuimos tirando, claro está que hubo que ponerle hora bien prontito y ante las súplicas "soy la única que tiene que volver tan pronto, las demás se quedan hasta..." no había tu tía "es lo que hay, eso o te quedas en casa" lloros, súplicas, enfados varios, pero nada. Así y todo salía bastante más que su hermano, a los 16 ya fiestas del cole, cumples variados fin de semana sí fin de semana también. A los 17 hasta las 12 algún sábado, especial eso sí, y me refiero a no en una casa de fiesta, sino por ahí.
Y ahora llega Peque. Y sus circunstancias, 15 años. Salidas al grupo y a cumples siempre y mucho. Fue desde pequeña, lo que aquí llamamos una niña-grupo, es decir, esos niños independientes, aunque las  mamis estuviésemos por ahí dando la lengua o tomando algo, que siempre andan por el grupo con sus amigos, en la piscina, jugando al tenis, en las canchas de baloncesto,... que van a pedir a la barra de la cafetería y como no llegan se suben, como pueden, a los taburetes, que son amigos de todos los camareros y empleados. Pues así, de esas era Peque, y como muchas veces también estaba alguno de sus hermanos, pues llegó un momento en que allí se quedaban solos mientras yo aprovechaba a hacer otras cosas. Tema cumples, creo que es la niña a la que más invitaban de todo el cole, no había semana sin cumple. El año pasado ya comenzó a salir "de paseo" e incluso descubrió que existen discotecas light para menores, y una nueva manera de salir. Y llegó el verano y eso fue un no parar, conciertos, playa, discos  ligth...  Y llegó septiembre y comenzaron las indirectas "mami, que es muy triste que mi hermana con 18 años la recojas los sábados a las 12.30, mis amigas alucinan. Nosotras este año no vamos a salir mucho que hay que estudiar un montón, pero estamos pensando que a lo mejor salimos más tarde, así aprovechamos no sólo la mañana sino también la tarde del sábado para estudiar y quedamos a cenar y eso" y yo ya lo veía venir... que sí, que lo ví venir "mami que digo yo, que para que no tengas que bajar dos veces, pues nos subes a las dos a la vez" "no creo yo que tu hermana esté de acuerdo en subir a las 10" "no, no, pero si bajo a las 8, así estudio por la tarde, pues subo cuando ella" Ni de risa, vamos. No coló... hasta noviembre. Un sábado agotador en el que el padre de las criaturas, que nunca se inmiscuye en estos temas ya que es algo muy hablado y consensuado desde años atrás, siempre los horarios han estado muy claros, pues de pronto le da el punto filipino y decide hablar con ellas y claro, le lían, le engatusan y llega a un acuerdo con las dos para que bajen las dos a las 8 y suban juntas ¡¡en taxi a las 11!!.

Y ahí fue el principio del fin de mis principios. Ya lo consiguió. Peque 15 años y recojo a las dos a la vez, entre 11 y 12. "es muy triste, mami, no sé si te das cuenta, pero yo que soy la mayor hago el mismo horario de mi hermana pequeña y a mí hasta el año pasado no me dejabas hasta esa hora ni de risa" Lo sé, pero eso de bajar a las 10 a por una y un par de horas después por la otra, va a ser que no, que yo también me merezco descansar un poco el fin de semana ¿o no?, así que hasta que no llegue su hermano y, si le viene bien, haga el horario de él para subir va a ser que así se quedan las cosas.

Conclusión 1, a Primogénito con 15 años le recogía entre 8.30/9.00, LaMediana 15 años 9.00/9.30 y algún día excepcionalmente 10.00, Peque 15 años 11.00/12.00 cualquier sábado normal, eso sí no sale todos los fines de semana, pero bueno, sus hermanos tampoco lo hacían, así que no es excusa.

Conclusión 2, en el tema salidas esta niña les ha dado mil vueltas a sus hermanos.

Conclusión final. Esta niña no sólo les ha dado mil vueltas sino que les ha comido la tostada a sus hermanos y es que desde que nació apuntaba ya maneras.

24 comentarios:

  1. Eso siempre pasa!!! Mi hermano tuvo unas condiciones ferreas, conmigo levantaron un poco la mano y con mi hermana ni siquiera había un límite jajaja. Es lo bueno de vivir en una ciudad pequeña, que tienes a tus dos hermanos mayores vigilándote. La pobre no podía hacer nada sin que se enteraran los papis en cuestión de minutos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en parte es así, entre hermanos y primos la tienen vigilada jajajajajaa
      Besines

      Eliminar
  2. Yo soy la pequeña de cinco y te puedo asegurar que esa regla siempre se cumple. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ser el hijo pequeño tiene sus ventajas y sus inconvenientes, aunque de momento yo creo que para Peque son todo ventajas
      Besines

      Eliminar
  3. Las ventajas de ser el pequeño... y no lo digo por experiencia porque soy la mayor de tres, pero en mi casa mi hermana pequeña nos dió sopitas con hondas a los dos mayores.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en esas está ella dándoles sopas con hondas a sus hermanos.... Besines

      Eliminar
  4. Ay estas adolescentes, cuanto de sufrí con ellas jaja.

    En tu caso lo que ocurre es que tal y como lo explicas pues es lógico y hasta coherente, suerte que ha tenido, pero volviendo con su hermana no le veo problema, encabezonarse en que no simplemente porque los otros han tenido otras normas es un poco absurdo. De cualquier manera cuando hay hermanos siempre ocurre ésto, los mayores abren camino y los menores lo tienen mucho más fácil.

    La mía el sábado con 14 se me va a un fiestón al pueblo de al lado en el Pabellón, que viene DJ no se qué, el puñetero DJ empieza a las 12, no habrá horas, o sea que hasta las 3 no me la traen los papás de otras amigas, van un grupo como de 8 ó 10. No sé porque la he dejado...está sacando buenas notas, está muy formalita y de alguna manera quiero recompensarla, pero llevo dos días ya de mal rollo, con mal cuerpo y dudando de si mi decisión es correcta, nunca estoy segura de nada, esa es mi cruz.

    Besitos, dirás que a ti que te importa, pero simplemente contártelo y compartirlo me sirve de desahogo porque sé que puedes ponerte en mi lugar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me oirás pensar que a mí que me importa, si lo pensase también pensaría que a vosotras que gaitas más os da todos losrollos que os suelto de esta family...
      Esa es la historia, nos conmueven, nos convencen, las dejamos y luego nos entra el mal cuerpo pensando si estamos haciendo bien o no, si no sería mejor decirles que se queden en casa y que aunque se enfaden ya se les pasará pero tú vas a estar tranquilita, al final la dejas ir y te pasas toda la noche sin dormir hasta que la veas aparecer por la puerta sana y salva. Somos así, qué le vamos a hacer!! Ya nos contarás cómo te fue esta fiestecita porque a ella le irá genial, llegará feliz y contenta y se pasará el domingo en estado de coma vegetando entre el sofá y la cama jajajajjaaa
      Besines guapa

      Eliminar
  5. También hay que tener en cuenta que la diferencia de edad ha traído consigo distintos límites y costumbres diferentes en horario,mal que nos pese, pero la hora de salida y recogida de Primogénito ya no tiene nada que ver con las de Peque. Y eso que por lo menos tienes la tranquilidad que se vuelven juntos.

    Besos apretaos, hija y paciencia que todas hemos pasado por eso....o acaso ya no te acuerdas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tiempos cambian, está claro, y procuro adaptarme, pero tampoco se llevan tanto, sobre todo las niñas, no llega a tres años, lo que ocurre es que me estoy volviendo un poco más permisiva, aunque a mi favor diré que las circunstancias que la rodean también son favorables a ella, ya que entre hay dos primos con los que comparten zonas de salida y amistades :)

      ¿yooo?? siempre fui muy muy muy buena jajajajajajaja
      Besines

      Eliminar
    2. Ayer hice un par de comentarios, pero se han perdido en las ondas.
      Solamente añado que me voy a llevar a la nena por ahí con una noche de mil demonios porque ya ha empezado el carnaval.
      ¿He dicho que odio el carnaval?
      Besicos,

      Eliminar
  6. ¡Ay querida! Ayer te leí pero no pude comentar porque estuve hasta las tres de la tarde repartiendo a mis dos mayores en sendos campos de amigos porque era Jueves Lardero, un día típico aquí en el que la gente se va a pasar el día al campo. Una odisea. Pero lo mejor empieza ahora con el carnaval.... Hasta ahora ninguno había salido, pero este año dicen que quieren salir alguna noche y ya he entrado en modo pánico, así que te entiendo perfectamente.
    Ya te contaré cómo salimos de estos días. (Odio el carnaval con todas mis fuerzas, he de decir).
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya somos dos, al menos, las que odiamos el carnaval. Mi odisea este año con el carnaval, tela, a saber, Peque quiere salir el lunes (aquí el martes es festivo), veremos como toreamos ese tema, gracias a Dios LaMediana tiene clase el martes. Ya te contaré,porque seguro que me da para una entrada jajajajajaj
      Besines

      Eliminar
  7. Arggg. Se me ha borrado el comentario!!!
    Decía que te leí ayer pero no pude comentar porque estuve de chófer repartiendo a los mayores en los campos de sus amigos porque era Jueves Lardero y es costumbre aquí irse a comer al campo. Pero lo peor viene ahora que empieza el carnaval. Hasta ahora ningún año habían salido por la noche, solamente por la tarde, pero este año ya han dicho que quieren salir, así que yo he entrado en modo pánico. Y te entiendo perfectamente!!!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Si tú supieras lo que me sirve leerte para prepararme para lo que viene! jajajaj, siempre dijeron que los más pequeños rompían la pana, pero Peque se ha llevado la palma!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te digo que aquí la enana tela, como es la tercera.... pues tú vete preparándote jajajajajajaa
      Besines

      Eliminar
  9. Y porque no has tenido más, que si no... Jajaja. Si es que los tiempos cambian.

    Yo recuerdo mis etapas de negociaciones con mi madre. Santa paciencia tenéis las madres. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabes tú bien... paciencia infinita, porque yo nunca nunca negocié nada, fui de muy buen conformar jajajajajajajaja, menos mal que a día de hoy mi madre todavía no ha descubierto el blog jajajajajaa
      Besines

      Eliminar
  10. Esa regla se cumple siempre. Lo he visto a mi alrededor toda la vida. Yo soy la pequeña pero con muchos años de diferencia así que era como hija única, pero a mis amigas les pasaba. La última siempre lleva ventaja. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero esta no es que lleve ventaja es que toda ella es una ventaja jajajajajaja
      Besines

      Eliminar
  11. Si, ya sé que llego un pelín tarde, pero es que estaba enfermita. Snif.
    A lo que iba. ¡Que no le guste la calle, por favorrrrrr! Si, es medio broma, pero es que no me apetece pelearme. La semana pasada salió un día, cenaron y las recogimos 9 y algo. Al otro día, salen sus amigas, ella se las encuentra de casualidad, y se quedan juntas. ¿A qué hora se van? A las diez o así, creo. ¡Ja! A las 9:45 ya estaba sola esperando que la recogiera. Pero esta semana, que era carnaval, pretendía vestirse(otra"fan" de los carnavales, yo) y volver a las 10:30 o así. ¡Con 13 años! Lo siento, pero por ahora, ni en broma. Y sé que cuando llegue su hermano lo tendrá mucho más fácil, pero es que además es niño, y a ver quien es el valiente que tiene de los dos sexos y piensa que de verdad son lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te hayas mejorado ya y no haya sido nada.
      No es lo mismo, por mucho que queramos y reivindiquemos cuando nos toca, por mucho que digamos, cuando somos madres ya no pensamos igual, y no, no es lo mismo que sea niño que sea niña, que no que no. Totalmente de acuerdo.
      Pero en mi caso te puedo asegurar que independientemente de que sea niño o niña, lo fundamental es el número que hagas, LaMediana hizo más o menos los mismos horarios que Primogénito y aquí la que se los pasa a todos es la Peque...
      Besines

      Eliminar