viernes, 7 de febrero de 2014

Mamaaaaaa

Si os digo que mi casa es un caos, me diréis que soy una exagerada, que es lo normal, que somos muchos, etc etc. Vamos lo que siempre decimos a los demás. Pero os puedo asegurar que no, que no soy ninguna exagerada, vale que quizás, pueda ser, que yo sea extremadamente ordenada, nunca me veréis trabajar rodeada de papeles todos revueltos encima de la mesa, puede que me estén comiendo los papeles pero siempre ordenados debidamente en sus montoncitos.
Pero ¿qué me diríais si os digo que tengo las escopetas de caza apoyadas en una de las paredes de la cocina?, coincidiréis conmigo que tampoco es normal, ¿o si?, y vale un día, porque las deja preparadas que al día siguiente se va a cazar y se levanta muy temprano, o porque acaba de llegar y ha llegado muy tarde... pero cuando llevan ahí casi una semana... pues casi que no, ¿verdad?

Y así todo y todos, bueno Primogénito dice que es su orden y que él lo tiene todo controlado, perdonarme que lo dude, aunque desde que vive solo y fuera, creo que va haciéndose un poquito más ordenado. Peque no es demasiado desordenada, lo malo es que a veces tanto guarda las cosas que luego no se acuerda y aparecen después de meses y cuando ya se da por vencida... pero LaMediana.... ella y su padre son igualitos, viven en un profundo desorden que intentan justificar diciendo que en su desorden ellos encuentran sus cosas, pero no es cierto.
Miércoles, nueve y media de lo noche. LaMediana lleva ya un buen rato en casa, ya que llegó pronto de la facultad, mamáaaa no hay champú y tengo que lavarme la cabeza, me extraña enormemente que no haya champú en casa, sobre todo porque Peque suele comprar un champú a la semana, es una adicta al cambio de champú, se pasa el día probando, que si para las puntas, que si para cuando alisa el pelo, si para los rizos.... de todos modos pregunto ¿seguro?, ¿no hay ningún champú en vuestro baño? mira en mi baño que seguro que hay champú y también el que usa papá  contestación de la susodicha hay uno de marca X, pero ese es el de Primogénito y es de hombre . Ojiplática abro la boca dispuesta a contestar, pero lo pienso dos veces y me callo. Bajo al baño de la planta baja y subo no uno, sino dos frascos de champú diferentes toma, nohaychampú y casi que no miro en tu baño porque igual te los comes, no dice ni mú así que doy por hecho que después de chillar no hay champú, miró y ya ha visto alguno por allí, así que opta por el silencio y se calla. 
Al cabo de un rato, yo estoy en el cuarto de estar abajo y chilla desde arriba mamaaaaa ¿dónde está mi bata de laboratorio? me apetece contestar yyoquecoñoséniña, pero me callo y no contesto, no tarda ni medio segundo y vuelve a chillar aún más mamaaaaaaa ¿no me  has oido? ¿dónde está mi bata de laboratorio? y ahí ya me enciendo y contesto ni lo sé ni me importa, busca en tu armario, o quizás en la habitación de tu hermano no estáaaa, mamáaaaa que no la encuentro y la necesito para mañana ya. No lo puedo evitar, es oir las palabras "la necesito ya" y, como diría Peque, me enervo toa. Porque, a saber, la niña tiene los horarios desde allá el mes de septiembre y ya sabe desde hace un mes, así por lo bajo, que para el jueves seis de febrero primera práctica de laboratorio y necesita la bata de marras ¿por qué hay que esperar a buscarla a las diez de la noche de la víspera si el laboratorio lo tiene al día siguiente a las nueve de la mañana? Búscala y no me hagas subir que como la busque yo, seguro que la encuentro claro, que mientras chillo la tan manida frase de madre ya estoy subiendo las escaleras y acordándome de mi madre, que no es que a mí me lo haya dicho nunca, noooo que va... Entro en la habitación de Primogénito y lo primero que veo asomando en uno de los estantes del armario es la bata en cuestión, así que agitando la bata me plantifico en su habitación y me la encuentro subida a una silla "buscando" entre la ropa de cama, ¿qué haces ahí? aquí tienes la bata, si la hubieras buscado la habrías encontrado , ¡¡parezco la reencarnación de mi madre!!

22 comentarios:

  1. jajajaja...igualito igualito.

    Hace ya varios años, cuando aún vivían todas en casa, tomé la determinación de "perder la cabeza", a saber, como ellas son expertas en acumular cosas y ropas de años anteriores que ya hace más de uno que no se ponen y además no querían ni oír hablar de ir desalojando para dar paso a cosas nuevas, yo, perdí la cabeza.

    "Esto no se lo ponen desde hace qué sé yo....estas cajitas llevan aquí desde que eran pequeñas, estos peluches ya son viejos, estas zapatillas están rotas....y así sucesivamente"
    "Mamáaaa, ¿dónde está....? y ¿no has visto....?...¿sabes dónde....?

    "¿Yo?, no, hija, tú sabrás, o lo tienes en el cuartillo de la azotea o no te acuerdas y a saber qué has hecho con eso"....jajaja

    Se olvidaban de la cosa en cuestión sin sospechar siquiera que otras personas disfrutaban ya de su ropa o la basura se había enriquecido con cosillas "monísimas de la muerte".

    Lo siento, era la única forma de ir desalojando armarios con cosas que hacían años que no usaban.

    De las tres, tengo una muuuuuy ordenada y dos, opuestas totalmente.

    De todas formas, tú eres más paciente que yo, yo la hago ir sin bata al laboratorio para que la próxima vez sea más cuidadosa. jajaja.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ellas les encanta cada cambio de temporada "tirar" ropa, así tienen el pretexto perfecto para comprar más :(
      No es que sea paciente, es que luego es capaz de mancharse el jersey y tener que comprar otro nuevo, que esta niña es muy listuca y además tampoco me apetecía oirla jejejeje
      Besinos

      Eliminar
  2. De los tres míos, el más ordenado es el pequeño, y la peor, pese a ser una chica y que se suponga que los chicos son más desordenados es, con diferencia, Consuelo. Pero me niego a ordenarles la habitación, ellos verán si se aclaran en ese desorden.
    Claro que como Consuelo y yo compartimos ropa, siempre estamos con la pregunta de "dónde está mi jersey", porque unas veces las cosas aparecen en su armario y otras en el mío.
    Hoy he visto en Facebook una imagen que decía que 10 de cada 10 mujeres tienen el armario lleno de "no tengo que ponerme". Me incluyo.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo en su habitación soy de las que miro hacia otro lado, porque el armario da pena y dolor, no saben lo que significa sacar un jersey sin tener que dejar lo que queda dentro "hecho un burullo", lo que me saca de quicio es que sabiendo que son lo más desastre del mundo ¿por qué no buscan las cosas con algo de tiempo? porque es más fácil gritar ¡¡¡maaamaaaaa!!!!
      Besines

      Eliminar
  3. Efectivamente, y si es por la mañana, cinco minutos antes de salir para el instituto, mejor que mejor. Eso es vivir al límite!!!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  4. jajajajaaja idem...idem idem...
    a mí cuando me preguntan dónde está? contesto... mira dentro de la nevera porque el chocolate y las galletas ya puedo esconderlos en el abismo mássss profundo que nunca preguntan que donde está, lo encuentran a la primera y desaparece :P
    luego... conclusión:capacidad de búsqueda tienen.
    Los días malos les digo que no voy a perder tiempo de mi vida buscando sus cosas...
    Mientras tengan quien se las busquen seguirán preguntando!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les sobra capacidad de búsqueda, tienen un radar para lo que les interesa, cosa fina, para el resto el grito de guerra "maaamaaaaa". Yo a veces utilizo "baja al garaje y busca" .
      Está claro que seguirán preguntando mientras mamá responda.
      Besines

      Eliminar
  5. Terrible! jaja, reconocer a tu madre dentro tuyo es una de las sensaciones más raras y terroríficas que se pueden tener, pero toooodas terminamos con el alien dentro.
    Lo has clavado ¿Somos todas iguales? A mí me reclama desde el dormitorio, nunca encuentra nada - Mamiiiiiiiii, no estáaaaaaa!!!!!!!! y mientras le estoy diciendo que se busque la vida y que ella sabrá ya me estoy levantando. Al final llego retándola, si te lo encuentro yo te meto un capón, invariablemente cae el capón claro está.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremendo, eso de reconocer a mi madre en cosas que dije "yo eso nunca lo haré" buffff es duro jajjajajajaaja
      Nosotras somos iguales porque todos los hijos son exactamente iguales, reaccionan igual ante los estímulos externos y hacen las mismas cosas jajajajjajajajaa
      Besines

      Eliminar
    2. Dios mío Covadonga, ¡gracias, gracias, mil veces gracias! Has hecho desaparecer mi sentimiento de culpabilidad de madrehijamadre. Y es que llevas razón, ¡Son ellos los que son igual que nosotros, no nosotros igual que nuestras madres!
      Lo de vivir al límite (de la hora), uff. "X, ¿Estás ya? Que siiiiiii, que ya te lo he diiiiiichoooo? Vale, pues ve llamando el ascensor. Esperaaaaaa, que me estoy peinando y tengo que coger el abrigo....".

      Eliminar
    3. Mamaaaa dónde está el abrigo???? Jajajaja
      Besines

      Eliminar
    4. Jajajaja, cierto, es que nunca se acaba!!!

      Eliminar
  6. Uf, lo de buscar todo a última hora me suena mucho, pero la verdad es que yo también soy bastante desordenada. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff yo no, soy la reina de las cajas y los montoninos :)
      Besines

      Eliminar
  7. Jajajaja. Se puede dar la mano con el churri, que no sólo es desordenado sino que también lo deja todo para el último momento y, encima, no sabe buscar. Vamos, calcaditos. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igualinos igualinos jajajajajajaaja ¿y qué tal lo llevas? ¿no te desespera hasta el infinito y más?
      Besines

      Eliminar
  8. Creo que esas situaciones se perpetuarán por los siglos de los siglos, ya las vivo yo con el mío y no tiene ni tres años!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no va a mejor, te lo digo yo jejejejeee
      Besines

      Eliminar
  9. Jajaja me has hecho acordarme de mi sobrina, que el otro día llega a media noche y despierta a la madre para decirle que llegó bien y le cae una bulla acojonante: "¿Y para eso me despiertas? ¡Qué sea la última vez!" xDDD
    A la única que no le hizo gracia fue a mi madre cuando se enteró...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajajajajajaaja aunque me temo que le hubiera caído de igual manera si hubiese llegado sigilosa se hubiera metido en la cama y no hubiera dicho ni mú "no podías avisar que ya estabas en casa? que estoy en un sinvivir" jajajajjajajaja
      Besines

      Eliminar