viernes, 7 de marzo de 2014

Las circunstancias de Peque. 2ª parte.

La segunda parte va dedicada a las relaciones con el sexo contrario cuando llega la adolescencia.


Para Primogénito las niñas no existían, nada, cero. No le importaban en absoluto, no sé si porque se había críado con ellas y se conocían casi desde que nacieron, pero pasó de ir jugando por la calle con ellas a directamente ignorarlas, con la edad de Peque era como si no existían para él. No digo lo mismo de las niñas hacia él, siempre había un par de niñas detrás suyo cuando salían del cole, incluso alguna acudía a las competiciones de judo, que eso ya son ganas, porque a ver, todo hay que decirlo, aquí una madre abnegada allí acudía con padre de las criaturas por toda Asturias de competición en competición, y cuando no quedaba más remedio por media España, claro que había veces que "no puedo dejar a las niñas, hay que madrugar mucho y pobres no les voy a dar ese madrugón, ya vas tú y me lo cuentas..." excusas varias para dejar al pobre padre sólo, pero es que una competición de judo... sólo el amor de madre es capaz de soportar eso, a pesar de llevarnos bien con otros padres, todos en la misma situación y con las mismas ganas, nos reíamos, hacíamos rutas gastronómicas mientras los niños mal comían en algún pabellón,... vuelvo al hilo que me diluyo. Pues eso, que alguna que otra vez tengo vistas en las gradas alguna niña con amiga, viendo a Primogénito dar golpes a diestro y siniestro, sacando fotos en plan poseída como si se tratase de un reconocido deportista de élite. Pues él nada, ni caso, incluso le llamaban a casa y él con voz cansina contestaba y al colgar malhumorado nunca faltaba la frase "qué pesada, no podría llamar a otro no, tiene que llamar aquí a darme la turra".

Por el contrario, LaMediana tuvo su momento con 15 años. Ella entrenaba en el Grupo a voley, a los entrenamientos nunca faltaba "el que no entrena no juega", pero el tema del "físico", siempre había alguna excusa para no quedarse, generalmente la más utilizada "tengo mucho que estudiar" , pues de pronto, en cuarto de la ESO, no había problemas para quedarse a físico ante la extrañeza que nos provocaba hasta que nos enteramos, gracias a Peque, que el físico de voley (femenino, no hay masculino) se hacía conjuntamente con balonmano (masculino, no hay femenino). Estaba irritable e inaguantable, sin saber por qué, se escondía para hablar por teléfono y comenzó a hacerse asidua a los partidos de balonmano.... En Bachiller cambió de colegio, lo que supuso también cambio de compañeros, y claro, comencé a oir cosas como  L. me abre la taquilla porque no puedo, y es monísimo, A. es el más guapo del curso y es un encanto, etc.

Y Peque, pues ya el año pasado, 14 años, comenzó con que si fulanita tiene novio, si no sé quién sale con .., y un día le pregunté ¿y tú? porque ahora que has cambiado de cole, son todos nuevos, claro su contestación muy en su línea  soy demasiado borde, además ¿para qué buscar mi media naranja si yo soy un limón salvaje? además LA, LG y yo somos las ni ni, ni queremos ni tenemos  ahí, con un par. Aunque luego no sea cierto, y ahora resulte que van a los partidos de fútbol del cole... ¿por qué será? últimamente sale del cole con sus amigas y un "amigo" aunque ella niega la mayor y dice que se lleva muy bien con él pero nada más, que si le gusta LG, disculpas varias, al menos eso me parece... Hay días que es una niña primor, otro día anda rabiosa e inaguantable, estoy segura que algo hay, a pesar de que lo niegue, porque cuando son otras cosas las que la tuercen lo cuenta todo, si se enfada con una, si otra hace no sé sabe qué, etc., pero cuando no cuenta seguro que hay algún niño por el medio, ¡ a mí me va a engañar!

13 comentarios:

  1. Ay, madre, que me estás enseñando un mundo de lo más complicado!!! Miedo me da esa etapa, miedo. Aunque yo creo que con los niños será más fácil, o al menos ese es mi consuelo.

    Besos!

    PD: por favor, mantennos informadas del affaire de Peque ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién dijo miedo?? naaa además los niños son niños, pero de verdad, al menos en mi caso, la revolución viene por la parte femenina, ....
      Besines

      Eliminar
  2. Jajaja cada vez empiezan antes. Y ya se sabe que las niñas son más maduras (aunque yo creo que según que casos). A ver si confiesa la peque!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjaajajajaja si si y si no mira el tuyo y los corazoncitos jajajajajajaja
      Besines

      Eliminar
  3. Digo yo que para el tonteo están en la edad, unas antes, otras después, pero es muy normal. Otra cosa ya es hasta donde llegue ese "amor". Eso si me da miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh no, aquí estamos en el tonteo puro y duro, y nada más. En ambos casos y por parte de las dos, de momento.... Miedo no, a mí me da terror
      Besines

      Eliminar
  4. Jajajaja. Yo creo que la edad de fijarse en el sexo contrario va descendiendo generación tras generación. Habrá que acostumbrarse a ello. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahhh no, yo pienso que ellas como desde pequeñitas van al cole juntos, son casi como hermanos y tardan en verles de otra manera, al menos es lo que se vive en esta casa ;)
      Besines

      Eliminar
  5. Me estoy oliendo que de ahora en
    Adelante, amiga, empezarás a tener ya otros quebraderos se cabeza distintos y es lo que dice
    nuestra amiga Alter, cada vez
    empiezan antes, Jajajaja.

    Besitos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayyy con lo bonito que era preocuparme sólo de que no se abrieran la cabeza con la bici o que no se tiraran por las escaleras unos a otros....
      Besines

      Eliminar
  6. Lo bueno es que al final cantan ¡vaya si cantan! :P
    Esos manojos de hormonas van sin control y al final se les va la fuerza por la boca jajajaja
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de Peque totalmente cierto, aunque no quiera lo casca todo, porque como ella dice "es que se me sale aunque no quiera contártelo" jajajajajaa
      Besines

      Eliminar
  7. Ay guapa! que me vas a contar que yo no sepa o no esté sufriendo en mis carnes. La diferencia entre niños y niñas está más que estudiada, nada que decir al respecto, por eso entre que fisicamente crecen más despacio y "maduran" a todo, pero en especial a la atracción sexual más tarde, las niñas de 14 buscan niños de 17, con los de su edad poco tienen que hacer.
    La mía con 13 ya ha tenido su primer novio de 17, pero de meses eh! con días de flotar por los pasillos y otros de lloreras dramáticas, y su primer desengaño amoroso con tragedia griega. La "suerte" entre comillas es que me lo casca todo, o casi todo supongo, digo entre comillas porque sufro como una perra "viviendo" sus movidas, pero en fin, entre eso y no enterarme, prefiero saberlo, y te aseguro que sé cosas que quisiera no haber escuchado jamás.
    Besitos

    ResponderEliminar