miércoles, 12 de noviembre de 2014

Peque y el Servicio Social.

En el colegio de Peque dentro de la formación integral que ofrecen a sus alumnos, uno de los valores en los que se trabaja es el de la Justicia y Solidaridad. Se hace de diversas maneras durante toda la etapa escolar, adecuándolo, claro está, a las edades de los niños, intentando formar jóvenes responsables de sí mismos y solidarios con el mundo que les rodea, tanto para sensibilizar sobre las desigualdades económicas y sociales como para promover una acción crítica y trasformadora, cuyo último exponente es el Servicio Social, en el cual participan alumnos, profesores y padres.
En primero de bachiller es el primer curso en que los alumnos forman parte del Servicio Social, hasta el año pasado, creo, era voluntario, pero ahora es obligatorio y evaluable. Cuando en su día se anunció suscitó cierta controversia la obligatoriedad, eso sí desde fuera del centro, como bien explicaron casi el 100% del alumnado de primero de bachiller realizaba el Servicio Social, por tanto ¿por qué no evaluarlo como parte de la asignatura de Religión?.
Así que este curso Peque comenzó con el Servicio Social. Consiste en una hora y media semanal de trabajo en un centro social después del horario escolar. Se deja en manos del alumno la elección del tipo de proyecto en el que desea participar, puede ser acompañar ancianos en diversas residencias de la ciudad; acompañamiento hospitalario de aquellos que se encuentran solos en los hospitales sean niños o mayores; diversas actividades con personas con discapacidad psíquica, bien acompañamiento en residencia o salidas, juegos o deportes; o bien, apoyo escolar o acompañamiento de menores.  Todo ello en diversos horarios durante los siete días de la semana.
Así que tras la elección por parte de los alumnos y el consiguiente quebradero de cabeza para encajarlos a todos por parte de la responsable del Servicio Social, para que todos los proyectos cuenten con alumnos, el pasado mes Peque comenzó su Servicio Social en un centro de menores para acompañamiento el sábado por la mañana.
Decir que Peque dudaba entre el acompañamiento a ancianos o niños, pero con el cuadro de horarios que les dieron, ella, con muy buen criterio (empiezo a pensar que me la han cambiado y no me enteré, fíjate tú), pues como decía, eligió acompañar a niños en una residencia de acogida los sábados a las 10 de la mañana. Sus razonamientos fueron como todo en ella, casi una comedia  
por una parte prefiero los viejecillos, me dan tanta pena, pero tú imagínate que se me muere uno, buff quevaquevaqueva, me muero de pena, aunque así le habré hecho pasar buenos ratos, ¿a qué sí mami? 
 sí, hija sí;
 pero es que el horario me va fatal, porque es de lunes a jueves, ¿qué pasa que los fines de semana se van de juergafiestaparty o qué?
No, lo que pasa es que los fines de semana muchos tendrán visitas de la familia, y a lo mejor esos días van los de segundo de bachiller que durante la semana lo tienen más difícil;
Claro y como en primero no tenemos nada que estudiar. No, pues decidido no puedo ir a los viejecillos, cachis. Entonces me apunto con los niños el sábado por la mañana, así madrugo, voy con ellos, y cuando vuelva me pongo ya a estudiar.
Como veréis cualquier parecido con mi hija es pura coincidencia. Porque además !!!es que lo está haciendo!!!, no el Servicio Social, no, eso por supuesto, y además contenta y encantada ¡¡¡ estudiar cuando llega!!!!
Está con niños pequeños, el mayor tiene 7 años, sabe que no debe contar cosas de los niños ni preguntarles a ellos, pero ella nos dice que los niños se lo cuentan sin que ella pregunte nada y que de alguno le da mucha pena. El primer día llegaba pelín indignada con la chica que las recibió (van dos en el mismo horario, pero están con grupos diferentes, ella hasta 7 años y L.A de 8 a 12 años) porque les dijo "no os deben dar pena, no son pobres, y aquí tienen de todo, no dejéis que hagan con vosotros lo que no deben hacer, venís a pasar un rato con ellos, jugando, leyendo o lo que vosotras queráis" "¡¡cómo no me van a dar pena mami!! alguno me ha dicho cada cosa, los más pequeños no, porque no se enteran, pero..., y al irme vino una niña y me dijo "te voy a matar para que no te vayas", ay pobre, ya le dije que el próximo sábado volvía"
La verdad, es que es duro, pero con 16 años ya tienen edad de ver que no todos tienen la misma suerte que ellos, que hay realidades muy duras y que la vida en algunos casos es muy jodida, bien por enfermedad, o porque al llegar a mayores están solos, o quizás lo más duro es ver niños solos y que han visto y padecido cosas que ningún niño debería ver o pasar. Este contacto con estas realidades les hace madurar y sentirse útiles, aunque sea un ratito muy corto. Un día de estos, me dijo "el otro día T., que es un tonto flipado que no quería hacer el servicio social, me contaba que estaba encantado, él va a ayudar a hacer deberes a unos niños y que si no hubiera sido obligatorio no lo hubiera hecho y se lo habría perdido, que la pena es que no pueda ir más días, yo si pudiera iría más tiempo o volvería el domingo, igual un día les pregunto si puedo ir los domingos un ratito también"
Así que a aquellos que criticaban que este colegio pusiera el Servicio Social obligatorio porque el vuestro nunca lo haría, desde aquí deciros que antes de hablar, mejor preguntar e informarse un poquito.

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A mí me parece un buen proyecto, hay muchas realidades sociales a su alrededor que no ven.
      Besines

      Eliminar
  2. Pues está muy bien esto. Bravo por Peque!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, está madurando.... o al menos eso parece ;)
      Besines

      Eliminar
  3. Es estupendo. Deberían implantar esa asignatura en todo los colegios.

    Quizás sea la mejor forma de enseñar valores a los jóvenes, así aprenden, como tú dices, a valorar lo que tienen, a ser generosos compartiendo su valioso tiempo y a madurar de una forma sana.

    Besines apretaos, preciosa y otro gordo a la Peque, que se lo merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos tienen la suerte de vivir una realidad en la que su mayor preocupación es qué ponerse, este año a estudiar para tener buenas notas y su tiempo de descanso y ocio es sagrado. Así que es una buena manera de que parte de ese tiempo de ocio se lo dediquen a los demás y vean que no todos tienen la misma suerte que ellos.
      Besiness

      Eliminar
  4. A mí me parece una muy buena idea. No entiendo a quién podría parecerle mal. Yo no soy creyente, pero creo que una cosa no tiene nada que ver con la otra, ojalá mi hijo tuviera la oportunidad de hacer un servicio social así. Yo estuve años haciendo voluntariado y aprendí muchísimo.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me expliqué bien, lo que desde otros centros criticaron y mucho fue que lo pusieran obligatorio y curricular. El Servicio Social lleva muchos años en el colegio, lo que ocurre es que el curso pasado ya lo pusieron obligatorio, y eso fue lo que criticaron muchos.
      Creo que todos deberían en algún momento involucrarse en un servicio así, a los demás. Estoy de acuerdo contigo en que se aprende mucho, además de valorar muchísimo más lo que tienes.
      Besines

      Eliminar
  5. Buf, que duro enfrentar situaciones así tan jóvenes, pero también es verdad que les viene bien abrir los ojos a esas realidades que por desgracia existen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con 16 años aunque siguen siendo para algunas cosas muy niños para otras ya quieren ser adultos, ya te llegará ya cuando empiecen a decirte que quieren salir hasta las tantas.
      Bachiller es como un paso entre el cole (a pesar de que sigan en el mismo) y la universidad. Empiezan a madurar, a tomarse en serio los estudios, ya que de lo que hagan dependerá en muchos casos su futuro, poder estudiar aquello que quieren o no. Es duro enfrentarse a otras realidades, sobre todo cuando algunas son duras, pero tienen que saber que no todo el mundo tiene la misma suerte que ellos y que ellos tienen la posibilidad de ayudar, en este caso es un ratito de su tiempo libre.
      Besines

      Eliminar
  6. Jo, qué bien. Porque al ser algo obligatorio en el cole, a la fuerza tienen que empezar; ya luego se pican ellos con seguir. Además hay muchas veces que no sabe dónde ayudar exactamente, o cómo. Un 10 a la iniciativa de vuestro cole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, por eso el cole decidió ponerlo obligatorio.Era casi el 90% del alumnado el que hacía el Servicio Social, ese 10% que no lo hacía, porque a estas edades su tiempo de ocio es sagrado, sólo necesitaba un empujón. Por eso comento el caso de T., que a pesar de empezar refunfuñando porque lo hacía por obligatoriedad, ahora está encantado y llevan poco más de un mes!!!
      Besines

      Eliminar
  7. El camino de la obligatoriedad (mucho menos con calificación) no parece en principio el más indicado, pero bienvenido sea si es el único para llegar al fin que se pretende.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me parece perfecto que sea curricular, y a ellos (alumnos) también, ya que es un forma de valorar lo que hacen y que se vea reflejado en sus notas, tan importantes en bachiller. Siempre fue voluntario, por primera vez el pasado año se convirtió en obligatorio para primero de bachiller, creo que es acertado, ya que algunos por ese egoísmo propio de los adolescentes con su tiempo libre, no lo hacían (una mínima parte de los estudiantes), al ponerlo obligatorio no les queda otra y una vez que empiezan les reconforta saber que con muy poquito de su tiempo pueden ayudar a los demás.
      Besines
      Besines

      Eliminar
  8. Me ha encantado.
    Justamente cuando elegí el cole de los míos (son aún muy pequeñines) tuve en cuenta la existencia de este tipo de actividades. Creo que son optativas, pero yo les animaré a participar. Creo que es una buena manera de conocer el mundo y sobre todo de poder ayudar que genera una satisfacción increíble. ¿Quién ayuda a quién? ;-)

    ResponderEliminar
  9. P.S: Por cierto, necesito tu consejo. Qué le haría ilusión hacer a una niña de 14 años en Madrid?
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, yo creo que ellos ayudan con su tiempo, su compañía, pero reciben más de lo que dan, sin ninguna duda. Aquí sólo es obligatorio en primero de bachiller.
      Ver el musical de El Rey León y shopping jajajajajajaaa sin ninguna duda.
      Besines

      Eliminar
  10. No conocía esta iniciativa, pero está claro que concienciar a los niños nos dará adultos concienciados mañana. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto guapa, en este cole, desde bien pequeños les inculcan la importancia de la solidaridad con los demás, y el servicio social es el último eslabón antes de salir del cole.
      Besines

      Eliminar
  11. Mi hermano también hizo eso en 1º de Bachiller, hace ahora dos años. Iban dos niños por turno y, como no pueden ir solos, necesitan a padres o familiares que se comprometan también. Así que, por hacerle un favor a mi hermano (a ver si me suben nota o algo) y para rescatar la parte de voluntaria que hay en mí y que estaba bastante dormida desde la adolescencia... pues me apunté. Al final, cada uno por sus horarios íbamos a turnos diferentes.
    Mi hermano sí fue con abuelillos, a una residencia de ancianos, y la verdad es que vivió distintas realidades que le impactaron un montón, y yo creo que le vino genial.
    Yo fui con discapacitados psíquicos, a un centro de día, y fue una experiencia estupenda. Tanto por conocerlos a ellos, como a la gente que trabajaba en la residencia, como los dos compañeros de mi hermano que venían conmigo. Y mira que al final casi que me coincidía con el trabajo e iba como las locas corriendo (estaba bastante lejos de mi casa y de mi trabajo), pero era algo que hacía encantada.
    Creo que es una gran oportunidad, de las mejores cosas que se ofrecen hoy en día en el instituto, de verdad... ojalá yo en mi época lo hubiera vivido, porque creo que son de las experiencias que no olvidarán de su bachiller por mucho que pasen los años.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy de acuerdo en que es una oportunidad que todos los adolescentes deberían de tener. Algunos seguirán otros lo dejarán, pero la experiencia que han vivido, lo que han aprendido de ella es importantísima.
      Besines guapi

      Eliminar
  12. Pues no tenía ni idea de que se hacían esas cosas en edad escolar. Lo lógico sería pensar en que es tarea de adultos con formación específica, pero... por lo que cuentas, la peque parece que lo está pasando bien y está aprendiendo. Ayudar a alguien es algo que nunca viene mal, y más en esta sociedad en la que se piensa que todos somos una panda de ladrones insolidarios ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, lo que hacen básicamente es acompañar y en el caso de los niños también ayudar a hacer deberes. Por supuesto que hay adultos con formación específica en esos centros, y que son los que están ahí día tras día.
      A los centros les viene bien siempre cualquier ayuda, como ellos dicen "cualquiera que quiera ayudar es bien recibido". A Peque le viene fenomenal, es una responsabilidad y a la vez un aprendizaje. En una sociedad tan individualista e insolidaria es importante enseñar a nuestros niños el valor de la solidaridad.
      Besines

      Eliminar
  13. Muchas gracias Covadonga! Ya te contaré! Es una niña que viene a Madrid en el puente de diciembre y estaba un poco perdida! Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para las mías te aseguro que sería un planazo, la visita al Prado también la incluiría y algún que otro museo más si hubiera tiempo también.
      Besines

      Eliminar
  14. En el cole de los míos también lo hacen parecido.Lo hacen a partir de 2 de la ESO y este año ha empezado mi niña. Al final le ha tocado "abuelos" como ella dice porque los niños al depender de Menores no ha podido al ser menor de edad. A mi me parece una iniciativa preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hemos de educar a nuestros niños en valores, la solidaridad uno de ellos. Son proyectos que benefician a aquellos que lo necesitan pero yo creo, que los mayores beneficiarios son nuestros hijos por lo que esta experiencia les enseña.
      Saludos,

      Eliminar
  15. Voy a ver si veo algo pa' mi Descerebrado, que creo que esto es como una "mili del espíritu". Se les quitan las tonterías de tanto materialismo, vamos, eso lo tengo claro.

    Qué buena iniciativa y cómo me alegro de que le esté sirviendo!

    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, les sirve, es duro porque se dan de morros con realidades que ellos desconocen, pero también así les hace valorar más lo que tienen.
      Y también se dan cuenta que no sólo es solidario por llevar comida al cole en la campaña de navidad o llevar la ropa que ellas ya no quieren al ropero, que para ser solidario no es necesario tener dinero, tan solo querer y dar tu tiempo.
      Besines

      Eliminar