jueves, 10 de diciembre de 2015

Decepción

Según la definición de la RAE tiene dos acepciones

1. f. Pesar causado por un desengaño.
2. f. engaño (‖ falta de verdad).


Sigo buscando por sangoogle y define la decepción como  un estado de ánimo, un sentimiento, muy habitual entre los seres humanos y que se caracteriza especialmente por sentir insatisfacción cuando aquello que se había planeado o que se esperaba sucediera finalmente no ocurre, o bien sucede del modo que no se esperaba.

Pero no solamente lo podremos aplicar a planes o situaciones, también podemos usarlo en relación a personas, es decir, hay personas que pueden ciertamente generar decepción en otras cuando no cumplen las expectativas que se habían puesto sobre ellos, o simplemente si nos traicionan o lastiman con sus comportamientos y acciones.

¿Que a qué viene hoy todo esto? pues porque llevo desde ayer, ese miércoles tan raro con sabor amargo a lunes, intentando comprender y como suele pasar, cuando no entiendes pues te sientes así, decepcionada. Y claro, aquí una ya tiene una edad y no estás dispuesta a perder tu tiempo, que en mi caso es un bien escaso y claro, das un carpetazo y dices ¡¡atpc ya hombre!! 

Y el caso es que me paro a pensar, y escucho a mis hijas, sobretodo a Peque, que hoy no aguanta a L.G. porque no la entiendo mami  porque ahora resulta que me ha contado que C. le contó "talcosa" para que no la cuente a nadie y va y me lo cuenta y yo no hago eso, y con ella no soy así y ya no es como era antes y si le hace eso a C. seguro que me lo hace a mí también y con las mismas al día siguiente me está pidiendo que la deje ir a dormir a casa de la mismísima L.G. porfimamiporfimami que es mi mejor amiga. Lo mismo que cuando la escucho estar decepcionada porque tenían pensado hacer un viaje de fin de colegio y de momento parece estar en suspenso por falta de consenso en fechas o lugares.

Porque para ellas es todo muy relativo y si hoy es la gran decepción con alguien al día siguiente ya está todo olvidado y "trabajan" para que así sea. Bendita adolescencia y su relatividad . 

Pero, la adolescencia ya es un mero recuerdo para mí y a día de hoy ya no estoy dispuesta a aguantar memeces de nadie y ya no me pregunto ¿por qué?, no me interesa. Paso página y "a otra cosa mariposa".

jueves, 3 de diciembre de 2015

Organización

Aviso, esto no es un post de esos supermegacurrados en los que la gente cuenta lo bien que se organiza y todas las agendas, organizadores, diarios, dietarios, pos it varios, rotuladores y marcadores de colores infinitos y fotos superdivinasdelamuerte de tooodoo lo que utilizan para ser personas de bien y megaorganizadas.


 Así que el que llegue llevado por el título y esperando ver algo así, ya puede dejar de leer. 

















Porque aquí estoy, para contar que después de unos días de mucho mucho jaleo me he prometido a mí misma organización, porque yo que soy la supermegahiperorganizada (sin utilizar nada más que la agenda de toda la vida de Dios llena de papeles y algún que otro pos it) últimamente vivo entre el caos y la desorganización y eso no me lo consiento ni a mí misma, que no que no, que no puede ser y además es imposible.

Pero es que entre el uno y sus "líos" que si hoy cazo, mañana manzana, ahora resulta que las ovejas han decidido parir, y no tocaba "que  lo tenía yo todo planificado para que me diera tiempo a tener aquello más decente y debían parir en Navidades" vamos, porque a él le venía bien que así tenía más tiempo para dedicarles, pero la oveja ha decidido parir cuando le venía bien a ella y le ha pillado con el carrito de los helados y el "chiringuito" a medio  montar..., así que ahora hay que darse prisa en terminar con el garaje para pasar a la caseta (aquella que yo había planificado como sauna ilusa de mí), traer todo lo de la caseta de la finca a esta .... y todo eso con el corderín ya nato, por cierto, más mono... todo negrín y con una moña blanca en la cabeza, vamos muchísimo más guapo que el de Norit, ¡¡donde va a parar!!

Pues eso que entre el páter y las niñas, que ellos son todos desorganizados de por sí, y yo  y mis jaleos varios,  más lo suyos, porque en esta casa somos muy solidarios y todos van soltando sus jaleos sobre mí, que si trabajo, notas, exámenes, retiros, viajes, nochevieja, corderín,... Por si todo eso fuese poco, en el trabajo andamos entre obras y mudanza de planta en planta, vamos el caos más absoluto. Todo junto había conseguido arrastrarme hacia ese mundo oscuro de la desorganización. Pero no. Hasta aquí he llegado. Así que hoy he cogido mi agenda, mis correos, mi mundo 2.0 y he comenzado a  organizarme con el móvil, la tablet, sincronizando correos, fechas. Y aquí estoy de nuevo. Ni nuevo año, con agenda nueva, bueno más bien recambio nuevo, blanco sin papeles metidos por todas las esquinas. Nada nada. A pelo. Hoy mismo, porque así lo he decidido. La organización regresa a mi vida y echo fuera ese mundo oscuro de la desorganización.

Y vosotros sois ¿organizados o desorganizados?




miércoles, 28 de octubre de 2015

Otro año más....

Sí, un año más ha llegado, y no  se trata del cumpleaños de nadie, ni el aniversario de nada especial, no. Ha llegado la temida época de la recogida de la manzana, o como se dice por estos lares toca "pañar" manzana, ya os lo conté aquí hace un par de años, pero todos los años llega y este no iba a ser menos y como hace dos años es año de manzana (por eso que aquí llaman "vecería"), así que toca.

Como aquí la menda es tonta, en lugar de cogerse los moscosos (sí soy funcionaria) para irse de vacaciones a las Seychelles, Punta Cana, Canarias, al Parador Nacional de Cangas de Onís, o simplemente para poder ir a la pelu y teñir las canas sin estar estresada mirando el reloj, pues no, yo me cojo el viernes para ir a pañar, ayyy con lo que yo era.... y mira tú. ¿En qué estaría pensando yo el día que le dije que me parecía estupendo que comprase un "prau" para plantar manzanos??? ayyy si es que... 

Claro que cuando vas en verano y ves que los manzanos están en flor y la finca con tanto árbol y tanta flor piensas "mira que guapa está" 



Pero llega el otoño y las flores se han convertido en manzanas 




Cuando ves esto.... ya no te gusta tanto, porque claro, sabes que ahí no se van a quedar y toca "pañar"











Y tocó, el viernes pasado allí fuí, y terminé muerta matá, todo el día arriba abajo, porque soy un poco bruta y con tal de acabar pronto la primera pañada, sí aún quedan más, reventé, literalmente. El sábado lo pasé íntegro en la cama, cogiendo fuerzas para arrastrarme escaleras abajo en busca de ibuprofeno que aliviase algo los dolores de muñecas, hombros, espalda, riñones, piernas, tobillos, .... de todo en general, y luego vuelta arrastrándome escaleras arriba para seguir compadeciéndome de mí misma en la cama.

Este fin de semana no sé aún si toca o no toca, pero el viernes me vuelvo a coger el día, sí D. no bajaré a la mina el viernes, pero esta vez será para mí, para pasar por chapa y pintura que cada vez mis pelos se parecen más a los de la Bruja Avería. Al menos si toca pañar lo haré estupendamente peinada de peluquería, que no falte glamour ni pa´pañar.


lunes, 5 de octubre de 2015

Cambio de habitaciones

Estamos en pleno proceso creativo de cambio de dormitorios. Como ya os conté tras las Navidades pasadas, Peque se ha hecho la dueña y señora de la habitación de Primogénito. LaMediana está encantada porque tiene muchísimo espacio en su habitación, demasiado diría yo y ella aunque no lo quiera decir así lo ve. 

Como decidimos hacerlo en pleno invierno, y este año ha venido lluvioso  no, lo siguiente, pues estábamos un poco así a medias, Peque traspasó su ropa, su cama, su escritorio y sus trastos a la habitación de su hermano, por lo que de la habitación que ambas compartían ha salido su cama, y su ropa, mesas, etc., apilando todo lo de su hermano en la habitación que hizo de habitación de juegos mientras eran pequeños y quedó todo sin colocar. ¿Por qué? pues porque para vaciar la habitación de juegos previo había que vaciar el resto del garaje y.... ahí necesitaba la colaboración imprescindible del padre de las criaturas, ya que el 99% de todo lo que hay alrededor de esa habitación es suyo y aunque yo  diría tirar todo todito todo, estoy segura que no tirará ni la mitad porque "es necesario", y claro, lloviendo sin parar no era lo mejor para ponerse a sacar todo fuera y empezar a descartar que se tira y que se vuelve, eso sí debidamente ordenado.

Así que en ello estábamos. Para la habitación de Peque ella tiene sus ideas muy claras, ya que no se va a cambiar el color de la habitación, está casi recién pintada, ella quiere todos los muebles en blanco, de momento el escritorio ya está en blanco y habrá que forrar el cabecero al que quiere añadirle luces y fotos...  Ella es superfan de ikea, así que nos tocó ir de compras, en su lista estaba no uno, sino dos espejos para verse bien y algún que otro accesorio, funda blanca para el nórdico, etc. Al plan de ir de shopping a Ikea también se apuntó LaMediana, como no podía ser de otra forma, con su propia lista de necesidades, espejo, coqueta, lámpara, ropa nueva de cama...  Total que un sábado que Peque no tenía que ir a pasar la mañana con sus niños del centro, pues nos fuimos hasta Ikea.....
 
Y llegó el mes de junio y Primogénito nos honró una semana con su visita, así que antes de que llegase a todo correr el finde anterior vaciamos la habitación de juegos, fregamos, limpiamos, tiramos kilos y kilos de  "mierdecillas" varias y algún juguete roto, pero pocos porque mis hijos se caracterizaron siempre por ser muy cuidadosos con sus juguetes y no romper nada, organizamos cajas de juguetes, montañas de cajas que pasaron a ser apiladas en el lavadero, otras para regalar. Y le quedó una habitación muy para él, con la cantidad de estanterías que tenía la habitación le colocamos todos sus juguetes, sus soldados de plomo, su castillo con sus guerreros, sus coches. Con su propio baño para su comodidad, aunque ese baño sólo cuenta con ducha por lo que a su disposcición quedaba el baño de la planta baja también. Lo que no nos dió tiempo fue a arreglarle el chiringuito para su uso y disfrute particular, ni la zona de gimnasio libre de sacos de dormir, tiendas de campaña o anoraks y es que las barras de la banca de pesas son un perchero estupendo jejejee
 
Como suele ocurrir, no sé si en otras casas, pero en la mía sí, una vez que se marchó de regreso a UK y como no protestó, pues todos se olvidaron de seguir arreglando la zona destinada a Primogénito. Y pasó todo el verano y no se hizo absolutamente nada. Pero como no podía ser de otra forma, llega septiembre, la vuelta al cole y empiezo a oir "mami necesito"  , así que el sábado vuelta a IKEA,  comprar nuevos colchones, protectores para el suelo y sus sillas de estudio ..... y las mil y una cosas que no se necesitan  cuando estás en casa pero que cuando las ves allí tan monas ellas son todas imprescindibles, así que volvimos a casa con el coche cargadito hasta los topes y con la firme convicción de que "de este finde que es puente no pasa nos ponemos a organizar el chiringuito y el próximo sábado volvemos a por las cosas necesarias para que Primogénito lo encuentre monisimo de la muerte"
 
Así que si nada lo remedia, el sábado por la mañana nos pondremos de limpieza a tirar todas las porquerías trasladadas de la cocina o el comedor a allí abajo "por si acaso", luego pintaremos. También haremos movimiento de muebles en la habitación de LaMediana, por eso de separar ambientes y finalmente, volveremos a Ikea para terminar de redecorar la zona destinada a Primogénito, porque si no llegará el día de Nochebuena y estaremos igual que ahora....porque sí el niño vuelve el día de Nochebuena como el turrón.
 
Claro, que siempre puede surgir un plan mejor y entonces dejaremos la limpieza y la pintura para otro fin de semana porque puede esperar ¿no?
 




martes, 22 de septiembre de 2015

Este va a ser el curso de "el último"

Sí sí, así tal cual. Desde que el lunes 14 comenzó el cole cada vez que surge algo siempre es "mi último" para Peque. A ver, que tiene toda la razón del mundo, pero es que todos los días es el último de algo.

El primer día de cole fue "hoy es mi último primer día de clase en el cole", salió de su último primer día con la incertidumbre de a ver a qué profesor coge de tutor personal "porque es el último y es muy importante y no sé si a PL o A" . Ayer ya salió atacada porque no sabía si hoy o mañana será "mi última foto de catálogo y yo con estos granos y este catarro" , que vale los granos se ven pero el catarro no traspasa la foto.... y claro, a ver qué modelo me pongo, porque claro es la última y tengo que estar perfecta ....


Y sólo llevamos una semana de colegio y todos los días son el último algo....De momento, a parte de la paranoia, lo que estamos sacando de bueno del último es que parece que ha empezado con las pilas puestas y muy centrada, incluida visita a la biblioteca el viernes tarde para estudiar juntas unas cuantas, veremos lo que les dura....

La verdad es que tanto escuchar el último lo he estado pensando y para mi también va a ser el último año de colegio, porque llevo la friolera de 21 años día tras día en el cole.... que, vamos, ya podían ponerme casi casi un monumento. Y es que, pasan los años demasiado deprisa, porque fresco en la memoria está el primer día de cole de Primogénito con su uniforme, y los nervios que  yo pasé durante toda la mañana, desde que le dejé en el autobús hasta que allí mismo le recogí. Y su alegría y lo bien que lo pasó. Y ahora tras 21 años en los que día tras día he acudido al cole a dejar y recoger niños este va a ser mi último curso en el cole, mi última Despedida de Bachilleres, mis últimas fiestas colegiales.

El curso que viene todo será diferente y es que hay que ver cómo han crecido estos niños!!!

jueves, 10 de septiembre de 2015

Vuelta al cole

Poco a poco todo vuelve a la normalidad y a la rutina.
Ayer LaMediana comenzó de nuevo "al cole",  para ella ya se acabaron las vacaciones, los días de tocarse literalmente la nariz. Tras pasar un verano de lo más movido entre fiestas, cenas, salidas, más fiestas, hípico, etc, llegó el "maldito" mes de septiembre y con él la Vuelta al Cole, que si bien de peque le hacía ilusión por eso de estrenar lápices y libretas, mochila (el año que tocaba que con tres os podéis suponer que era uno de cada tres años a cada uno, que yo no me libraba de comprar mochila  ningún año), el olor a libro nuevo, reencontrarse con los compis de clase, ahora es como que no.







De hecho, en  una de sus redes sociales colgaba la instantánea con un lacónico "último día", como si se fuese a terminar el mundo o el buen tiempo....

Y en casa la tuvimos que "sufrir" echando espumarajos por la boca, porque a ver porque ella tenía que empezar ya y la "mona" de su hermana hasta la próxima semana nada.

Ayer a las 8 de la mañana cogía "el universitario" con destino a la facultad, eso sí, por eso de ser el primer día y para cogerlo con ganas ya hubo "comida de inicio de curso",y es que en esta tierra nuestra todo pasa mejor delante de una buena mesa y cualquier excusa es buena para una buena comida. 

Mañana Peque irá al cole a recoger sus libros, ya hubo compra de libretas y bolis y a falta de alguna que otra cosina más aún nos quedará alguna visita más a la papelería de turno.

Así que ya nos preparamos para un curso escolar que seguro que no va a ser nada tranquilo, ya veréis. Con Peque en segundo de bachiller y todo lo que ello conlleva y LaMediana en tercero de carrera ya, auguro un curso de nervios y estreses variados, ya veréis ya.

lunes, 7 de septiembre de 2015

No existe familia perfecta

"No existe familia perfecta. No tenemos padres perfectos, no somos perfectos, no nos casamos con una persona perfecta ni tenemos hijos perfectos. Tenemos quejas de unos a otros. Nos decepcionamos los unos a los otros. Por lo tanto, no existe un matrimonio saludable ni familia saludable sin el ejercicio del perdón. El perdón es vital para nuestra salud emocional y sobrevivencia espiritual. Sin perdón la familia se convierte en un escenario de conflictos y un bastión de agravios. Sin el perdón la familia se enferma. El perdón es la esterilización del alma, la limpieza de la mente y la liberación del corazón. Quien no perdona no tiene paz del alma ni comunión con Dios. El dolor es un veneno que intoxica y mata. Guardar una herida del corazón es un gesto autodestructivo. Es autofagia. Quien no perdona enferma físicamente, emocionalmente y espiritualmente. Es por eso que la família tiene que ser un lugar de vida y no de muerte; territorio de curación y no de enfermedad; etapa de perdón y no de culpa. El perdón trae alegría donde un dolor produjo tristeza; y curación, donde el dolor ha causado enfermedad.
No es una reflexión mía, ni mucho menos, si no del Papa Francisco y que comparto al cien por cien. Hoy en día en que algunos se dedican a despreciar la familia, en el que existen muchas familias desestructuradas, en el que existe una tendencia al individualismo, en el que las familias cada día son más pequeñas y están más alejadas, no sólo físicamente sino emocionalmente. Hoy, que existe esa tendencia a creernos perfectos y despreciar lo demás. Hoy, que nos vanagloriamos y alardeamos de nuestro universo perfecto. 

Hoy, más que nunca, quiero decir que mi familia no es perfecta, en casa ninguno somos perfectos, todos tenemos nuestros más y nuestros menos, y hay discusiones y cabreos y gritos y disgustos, pero al final siempre llega el perdón. Y con él la alegría donde antes había tristeza y amargura.  

Mis padres no son perfectos, mis hijos no son perfectos (aunque como madre es lo más cercano a la perfección que existe jejejejee), el padre de las criaturas tampoco es la perfección y yo ni muchísimo menos. Soy consciente que como hija alguna que otra vez he decepcionado a mis padres, sí, sé que he hecho cosas que no les hubiera gustado que hiciera, que les ha disgustado, pero no me lo han reprochado siempre, alguna vez sí, cuando me pasaba un poquito de la raya, pero siempre me han perdonado y siempre siempre han estado ahí, y ahí sé que les tengo y les tendré siempre. Claro que ha habido disgustos, broncas y gritos, y lloros... pero siempre ha llegado el perdón. Y por eso siempre han estado, están y estarán ahí. 

Mi familia es grande, no sólo en número, sino lo más importante, en calidad. Y no me refiero sólo a los cinco de casa, sino a la gran familia que somos todos. Nos sabemos unidos. No sólo nos vemos el día de Navidad en una comida en la que se puede fingir el buenrollismo, como ocurre en tantas y tantas familias, no. Un día me dijo mi suegra "que gusto veros a todos siempre tan unidos", tanto a mis hijos como sobrinos les encanta juntarse. La verdad es que necesitamos muy poco y casi ninguna disculpa para juntarnos todos en alguna casa y disfrutarlo. 

Recuerdo con nostalgia, aquellas Navidades en las que nos reuníamos toda la familia en torno a los abuelos, por parte de mi madre eran ocho hermanos todos con sus respectivos, aquello era una locura de gente, grandes y pequeños por todos los lados, niños, adultos, y el recuerdo que tengo es el de las risas, el de algún que otro "gruñido" de mi abuelo porque los niños nos dedicábamos a brincar por encima de él, pero sobre todo risas y armonía alrededor de aquella mesa gigante que salía de unir un montón de mesa. También los días cuando venía mi tío que vivía en el sur y era como si volviese a ser Navidad, las excursiones que siempre terminaban alrededor de una mesa en algún merendero con los niños haciendo el cabra.

Y desde luego no es una familia perfecta, seguro que aunque a mí como niña me pareciese que sí lo era, también tendrían sus más y sus  menos, pero estaban ahí. 

Cada día vemos a nuestro alrededor, gente que alardea de ser familia perfecta que vive en un mundo perfecto, siempre pienso que viven en una realidad paralela y eso no existe. Suelen ser microfamilias, no tienen relación con sus padres ni hermanos, tan sólo alguna llamada o whatsapp de vez en cuando y en Navidad un día una comida, en la que estar el mínimo tiempo posible y así ya "cumplir" hasta el próximo año. Generalmente es porque hay rencores entre hermanos, cuñados, incluso con los propios padres porque "siempre se ponen de la otra parte" y no se hablan los problemas y estos se empozoñan y como el veneno poco a poco va debilitando la relación hasta que queda reducida a la mínima expresión. 

Y ahora que he terminado de escribir esta entrada un poco coñazo, voy a llamar a mi madre, que a estas horas ya estará pensando si me he olvidado de ella, ainsss lo que tiene ser hija única....

domingo, 23 de agosto de 2015

¿Quién decide qué tipo de padre eres?

Diréis que ahora que he decido volver estoy con el dedo suelto y no os doy tregua y que luego me quejaré de que no sé que contar. Pero... es lo que hay.

Esto lo tenía que contar sí o sí. A ver, poneros en situación, nos hemos ido unos días a Altea los cuatro, ya sabéis que Primogénito está currando en la Pérfida Albión y la familia se ha visto mermada pasando a ser cuatro los miembros que convivimos habitualmente. Días de sol y playa, de lecturas, y de no hacer nada pero lo que se dice nada de nada, vamos que hasta bajábamos a desayunar a una terraza... para que os hagáis una idea. El tiempo que ibamos a estar allí ya estaba consensuado antes de salir de casa, ellas hubieran preferido añadir la última semana de julio pero por tema laboral del páter fue imposible, y lo que tenían claro era que el domingo 9 de agosto a las 10.30 de la mañana tenían que estar de regreso, concretamente en un punto exacto para marcharse hasta Pravia al Xirin. Todos estábamos más o menos de acuerdo, ya que tanto el páter como yo nos hubiéramos quedado una semana más, pero tenerlas allí amargadas y con cara de seta nos hubieran amargado las vacaciones, así que decidimos que mejor poco y bien que mucho y mal. Además ellas querían ir con nosotros pero también querían volver un día determinado y como es habitual y en esta manía mía que Peque define como "viviendo al límite" una vez allí miré la posibilidad de mandarlas para casa vía tren, pero claro está no había plazas.

Bueno pues dicho todo esto. Un día que las niñas ni siquiera quisieron bajar a desayunar, para que se vea ahí el momento vago al cuadrado que vivieron, caminábamos dirección a nuestra terracita de costumbre a desayunar e íbamos hablando de vete tú a saber qué completamente absortos en nuestra conversación, vestidos para despistar, él con sus gafas de sol y sombrero panama, yo con mi pamela y mis gafas de sol. Y de pronto una voz nos dice "hola eh, hola" totalmente despistados nos giramos y nos encontramos a un primo del páter, su mujer y uno de los niños. Tras las primeras salutaciones, preguntas por los niños, ellos tienen cuatro, cuánto tiempo nos quedábamos, tanto unos como otros, y al oir que nos quedábamos apenas diez días porque las niñas querían volver nos sueltan "qué padres más liberales" yo me quedé muerta matada, pero como soy una bendita pensé claro, ellos todavía no están en esta etapa, teniendo en cuenta que su niña la mayor tiene 17 y la pequeña 5, aún no les llegó este momento, y entonces va el padre de las criaturas y dice "claro, los vuestros son pequeños por eso aún sois vosotros los que decidís ¿las niñas que se quedaron en la piscina con la abuela? y entonces la respuesta nos dejó... "sí, bueno menos la mayor (os recuerdo 17 años) que se quedó en Madrid a estudiar".

A ver, me lo explique, ¿nosotros somos los padres liberales y un poco "huevones" porque adaptamos nuestras vacaciones a las de nuestras hijas de 20 y 17, pero que pasamos todos juntos, y ellos son los padres ejemplares que dejan SOLA en Madrid a la niña mayor de 17 años durante tres semanas?

No contentos con este encuentro fortuito hubo más, con niños e incluso sin ellos. En el último de los encuentros, sólo los adultos delante de unas copas en una terraza, volvieron con el tema de las niñas y de que nos íbamos tan pronto y si salían o dejaban de salir, soy pesada pero recuerdo que tienen 20 y 17 años, ya empezaba yo a mosquearme un poquito cuando se le escapa (mirada fulminante de su mujer) que la suya vuelve como máximo a las 11 con su novio...... ¿novio? ¿17 años y novio? ¿y sola en Madrid tres semanas en verano "a estudiar"?  ¿y los padres liberales y las hijas que salen mucho son las mías porque en verano salen a las fiestas de prao de Asturias, a las verbenas del club o del tenis?. A ver, que a los 17 años mis hijos no tienen novio, a esa edad pueden "tontear" que con el paso de los años, como es el caso de Primogénito, siguen juntos, pues sí, entonces sí ya diré que tienen novio, pero con 17 no. Y con 17 años no se quedan solos en casa mientras yo me voy de vacaciones tres semanas.

Desde luego que cada uno educa a sus hijos como mejor cree y en cada casa las normas son diferentes, pero lo que tengo muy claro es que yo no soy nadie para juzgar a los demás, por tanto no soporto que me juzguen a mí y me pongan etiquetas, eso sí si ellos me juzgan entonces yo también lo hago y me despacho "tan agustito"

lunes, 17 de agosto de 2015

De vuelta

Aquí estoy de nuevo, después de desaparecer, aparecer, cambios en el blog, cambios muchos cambios.... hoy he tomado la decisión de regresar.... al menos de momento. Pero, si no me veo capaz de, por las razones que sean, seguir, la próxima vez que abandone sí será definitiva.  ¿Por qué? porque no soporto a las personas que van y vienen... y yo con este blog me estoy luciendo, sí señores, aparezco y desaparezco cual Guadiana.

En la mayoría de los casos cuando llega el mes de agosto y con él las vacaciones la blogosfera no se muere pero sí se ralentiza y entonces ¡zas! llego yo, a contracorriente. Tras pasar unos días descansando, horas de sol y playa, de sol y piscina, de sol y paseos, de sol y sol, he pensado mucho y ahora de vuelta a casa continúo con las vacaciones y he decidido que sí, que vuelvo con fuerzas renovadas, con la cabeza clara, todo lo clara que yo pueda tener la cabeza, con ganas de cambios, de momento me he cortado el pelo un montón. Así que aquí estoy de nuevo. Ya mediado el mes de agosto reaparezco ahora que nadie asoma por esta ventana, a contracorriente, como diría Peque "en mi línea"

Y que mejor manera de hacerlo que haceros un pequeño resumen de lo acontecido en esta casa. Primogénito nos honró con una visita de una semana en el mes de junio antes de irse con sus amigos a Polonia, es lo que ocurre cuando uno ya ha entrado a formar parte del mercado laboral, que las vacaciones de tres meses en casa en verano se terminaron, y claro está, si tiene quince días pues se va con los colegas de vacaciones, al menos le tuve una semana en casa para achucharlo.... y ahora a esperar que llegue la Navidad y que regrese como el almendro a casa por Navidad....


Tanto LaMediana como Peque terminaron bien el curso. LaMediana sacó el carnet de conducir, aprobando tanto teórico como práctico a la primera, según Primogénito "con lo torpe que es antes que volver a subirse al coche de nuevo con ella el examinador la aprobó fijo" .  Como suele decirse "amor de hermano"






Peque por su parte se fue a Loyola a un encuentro nacional de "loyolos" una semana, se lo pasó en grande y, como no puede ser de otra forma en su línea, a la vuelta cuando ya estaba en el autobús de regreso me envía un guasap "mami ¿hoy abren los médicos?" casi me da un mal, claro está no sabía yo si salir corriendo a buscar al autobús o ir con una ambulancia a recogerla, porque además ¡¡¡era domingo y por si fuera poco aquí al día siguiente también era festivo!!! (que sí que algún festivo tenemos ya ya lo sé) ... Fue más el susto que me dió que la urgencia de médico, atacada de la alergia durante los días que estuvo allí más el sol y su fotosensibilidad, que sí que la niña lo tiene todo para ella,  pues se le pusieron los ojos como dos globos, uno más que el otro, pero gracias a mi Boticaria de cabecera siempre ahí de guardia las 24 horas del día los 7 días de la semana y las nuevas tecnologías, me salvaron de una visita a urgencias. Mil gracias Boti.


Y como esto es Asturias, con el verano llegan "las fiestas de prau" y este año ambas han decidido no dejar prau sin pisar, empezaron en Castiello (Peque no estaba y se la saltó, menos mal), siguió el Carmín de la Pola, cita obligada del verano astur a partir de cierta edad y que hoy recuerdo con nostalgia, este año Primogénito no está, para su pena y dolor, pues él lo vivía intensamente gracias que un amigo tenía casa en la Pola y los padres les dejaban el prao de la casa para tras la fiesta recobraran "el ser" y así disfrutar de la fiesta hasta altas horas. Pues este año las dos "monas" se organizaron con sus amigas, reservaron autobús de ida/vuelta y para allá se fueron cargadas con sus bollos preñaos, tortillas, etc, salieron a mediodía y la vuelta la dieron a las 4 de la mañana. Que allí estaba yo a pie de autobús para recogerlas y subirlas para casa.

Luego llegó Salinas y su Festival Longboard, ahí sólo Peque ya que una de sus mejores amigas practica el surf así como el padre de otra de sus amigas, encargado de devolverlas a casa a altas horas. Y a la vuelta del Mediterráneo ahí estaba esperándolas el Xiri 2015.









Y Gijón en su Semana Grande, como no podía ser de otra forma, visita obligada a la Feria de Muestras, con su bocata de calamares o de chorizo de El Cuco. Y como no podía ser de otra manera el Carnaval de Luanco, que son así de chulos y lo celebran en pleno mes de agosto, y hasta Luanco que se fueron. Coincidía con la Noche de los fuegos en Gijón, que nosotros (el padre de la criatura y una servidora) pasamos cenando en el barco de unos amigos y como el tiempo no acompañaba, había maretón, no pudimos salir y verlos desde el mar, que es una pasada, nos limitamos a verlos desde el pantalán y disfrutar de una noche de fuegos

Ayer fue la fiesta fin de feria y como no podía ser de otra manera allí estuvieron, así que hoy tranquilinas las dos en casa, de relax.

Entre fiesta y fiesta nos fuimos diez días a Altea, días de luz, de sol, de caloret muuuuchooo caloret, piscina, sol, sol, piscina.... días de familia, aunque echando mucho de menos a Primogénito.

Y ya que acabó todo el ajetreo de fiestas, al menos hasta septiembre que ya. ya lo sé faltan las fiestas de La Guía y del Grupo, lo he pensado y aquí estoy. De vuelta.

miércoles, 27 de mayo de 2015

No eres tú que soy yo

No eres tú que soy yo. Así podía empezar esta entrada, con esa frase tan manida de disculpa cuando se quiere cerrar una puerta, y no quiero cerrarla y no lo voy a hacer, tan sólo voy a dejarla entornada.

Porque lo he intentado, dando nuevos aires al blog, prometiéndome a mí misma la luna si cumplía con vosotros, conmigo, con el blog, calendarios editoriales, agendas molonas,... pero no funciona. Bueno no sé si funciona, tengo que hablar con propiedad, yo no funciono. Me he dicho a mí misma una y mil veces, venga hoy, no bueno mañana, espera que voy a empezar a hablar de ... y me pongo y tengo ahí borradores a tutiplen sobre lo humano y lo divino, pero... ahí está y ahí se queda. 

No sé si es falta de inspiración, de ganas, de tiempo ,... o un poco de todo. Si al contrario son muchas cosas las que tengo en la cabeza.

No es un adiós, es sólo un hasta .... no sé, puede ser mañana, dentro de una semana, un mes o quién sabe....  Ya casi ni entro siquiera en los blogs amigos, no sólo es que no tenga tiempo de comentar es que se me pasan entradas hasta sin leer .... No cierro el blog, se queda ahí en stand by. 

Así que sirva esta entrada como disculpa por no entrar por vuestras casas y como un HASTA PRONTO .... A pesar de todo que sepáis que os echo de menos y estoy segura que volveré, pero cuando de verdad me vea centrada, todo lo centrada que yo pueda estar, y dedicaros más que un día cada ....millón.




lunes, 11 de mayo de 2015

Sally

Sally llegó a nuestras vidas desde el albergue como regalo de cumple para Peque hace ya cinco años.

Tras pasar Peque la denominada "enfermedad del beso" o mononucleosis, y más de un mes en casa, aislada, cuando se incorporó de nuevo al cole limitada a no poder hacer educación física, nada de correr ni saltar ni hacer el cabra en el recreo y por supuesto, nada de baloncesto, comenzó a decir que para su cumple ese año sólo quería "un animal, un perrín, un cachorrin de beagel".  Nos pareció una idea estupenda, en casa ya estaba Jacko, el rey de la casa, pastor aleman de pura raza, que llegó a la familia de cachorrín como regalo de notas un verano.

Así que nos pareció perfecto otro perrín para casa, pero en lugar de comprar un cachorrin en un criadero, mejor rescatar a alguno de la perrera ¿verdad?. Siendo consciente que sería incapaz de ir y escoger uno, decidí entrar en la web, es más impersonal y no te miran con ojitos de pena, así que vi uno y pensé "ese", se lo conté al padre de las criaturas y le dije "vete tú, yo me vendría con todos y lo sabes, me muero de pena de ir a coger uno y dejar el resto allí". Y para allá fue, pero... las cosas son como son no como queremos que sean, y volvió diciendo "el que tú quieres es macho dominante, como Jacko, y podría haber problemas entre ellos, no es plan tampoco de sacarle de allí y traerle aquí para que sufra, pero junto con él y del mismo sitio, duermen juntinos en la misma jaula, hay una perrina es muy guapina, mañana vamos por la tarde, para que no entres nos sacan a los dos y les paseamos un rato, y decides".  Al día siguiente por la tarde allí nos presentamos, nos sacaron a los dos perrinos y ella me ganó desde el minuto uno, paseaba pegadina a mí con el padre de las criaturas no quería saber nada, le tenía miedo, luego en casa descubrimos que tenía verdadero pavor a los hombres ¡qué le habrían hecho!. Así que tras ese paseo dije "sí, esta será nuestra perrina".

Y dicho y hecho, tras un par de días y todos los trámites de adopción resueltos, nos trajeron a casa a Sally. Según entró por la puerta y Peque la vió se adoptaron mutuamente ambas. Todo estaba preparado para ella, su cestina, su cuenquín, todo. Pero sus planes eran otros, rápidamente se subió a la cama de Peque y dijo que la cestina para mí. Ese primer verano, cada vez que Peque salía de casa ella lloraba y lloraba hasta que Peque regresaba, siempre tuve miedo que un día la tirase por las escaleras porque vivía pegada a ella. Llegó septiembre y empezó el cole, y vuelta a llorar hasta que se acostumbró y vió que aunque su niña se fuese luego regresaba y dejó de llorar. 



Y así ambas empezaron a vivir en una auténtica simbiosis. Comían juntas, dormían juntas, y siempre que Peque estaba en casa vivían pegadinas la una a la otra. Aunque de noche, a veces y si Peque se movía mucho se pasaba a la cama de LaMediana que a penas se mueve de noche, lista que era ella.

Y todo ha ido así, con una perrina que echa de menos a Peque cada vez que se va, que no sale de casa cuando abro los portones para sacar el coche, que ladra como loca de contenta cuando oye llegar mi coche porque sabe que en él llega Peque y  mueve el rabo que parece que se le va a salir del sitio. Una tarde que se quedó sola en casa, abrió el cajón de los zapatos de Peque, sacó uno de los nauticos del cole y se comió todo el zapato dejando sólo la suela de goma. Ha sabido como conseguir que mi suegra (y vecina) le de pan a demanda, es más lista que el hambre, se ha ganado a todos en casa, bueno a Primogénito no mucho, la verdad es que no empezaron con muy buen pie, pues una tarde de descuido entró en su habitación y se comió su cartera de piel que le acababan de regalar de cumple... y cuando algún verano se quedó con él de vacaciones, ella con ese miedo a los hombres que sólo superó con mi padre y con el padre de las criaturas, tenía que venir su novia para meterla en casa a dormir y para darle la comida, le ponía las cosas un poco difíciles. 





Pero hace algo más de un mes, empezó a dejar de comer el pienso, así que como a Jacko le  hacemos comida, pues le ponía de la comida de él también a ella, y al principio la comía, luego también dejó de comerla. Probamos con comida en lata para perros, hasta que un día dejó de comer. La llevamos al veterinario, la miró la remiró, el corazón empezaba a fallarle, gracias a él y todo lo que hizo por ella, tenerla en la clínica todas las tardes con el gotero y vuelta para casa, hasta sábados y domingos por la mañana la llevábamos para que estuviera unas horas con el gotero puesto. En casa, pastillas y alguna que otra inyección que unas veces ponía el padre de las criaturas pero cuando él no estaba se las ponía LaMediana, darle potitos con jeringa, meterle pastillas que escupía una y otra vez, pero a cabezona a mí no me gana nadie y finalmente se las tragaba, o si de repente quería el rosbif de la cena, alguien se quedaba sin su cena para que ella lo comiese. Y así consiguió seguir adelante, y pensamos que ya había pasado lo peor. Pero el sábado por la mañana la encontramos en el prado, tirada encima de sus propias cacas, la pobre consiguió sacar las fuerzas para hacer sus cosas, como siempre en el prado, pero ya no pudo más. Cuando vió al padre de las criaturas le miró como diciendo "estoy aquí, cógeme" y la cogió y la subió al sofá del porche y llamamos al veterinario y envuelta en una toalla la llevamos, no pensamos que pasase la mañana. Peque estaba con sus niños del servicio social, cuando la recogimos se lo contamos, quiso ir a verla, LaMediana también, y allí fuimos y estuvieron con ella casi dos horas, la perrina aguantaba. Nos fuimos dejándola en manos de su veterinario pensando que ya no la volveríamos a ver y que en unas horas nos llamaría para decir que ya se había ido, ella no está sufriendo, se está apagando pero no sufre. Y nos llama, el sábado y el domingo, sigue aguantando porque es fuerte muy fuerte. El domingo por la tarde decidimos que si aguantaba el lunes por la tarde nos la llevamos a casa, ella no sufre sólo se apaga poco a poco y Peque quiere que no esté sola, que lo poco que le quede de vida que esté con ella, con su niñina, juntas.

Así que hoy es lunes, en unas horas, si sigue aguantando, iremos por ella, y seguirá apagándosse, no sé lo que durará, si unas horas o unos días, pero estará acompañada de los que la que la quisimos y la hicimos una perra feliz, de su familia.


lunes, 13 de abril de 2015

Fiestas Colegiales

Voy a pasármelo Bien

Otro año más han sido las fiestas colegiales, que conste que fueron antes de Semana Santa pero aunque tenía intención de escribir sobre ellas como todos los años, no he tenido tiempo ni de respirar. No es porque haya necesitado todo este tiempo para recuperarme, que no este año no he hecho nada, salvo de taxista, como es habitual y de espectador justo justo en el momento del baile del curso de Peque. El lema de estas fiestas os lo imagináis, ¿no?, sí justo el de ahí arriba Voy a pasármelo bien

Este año, como no podía ser de otra manera, las ha vivido implicadísima en todo "mami es el último año que las puedo disfrutar a tope, que el año que viene en segundo no va a ser igual", lo que conllevó formar parte del comité organizador y durante quince días no comer ni uno sólo en casa, todos los días en el cole desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche, como bien decía un tuiter del cole a "@ColegInmaculada: Mamá, hoy tampoco como en casa‪#‎fiestascolegialesinmaculada‬"  ya queda.menos...y así día tras día. También es cierto, que este es el último año en que pueden vivir las fiestas tan intensamente pues la experiencia que tenemos en casa es que tienen exámenes justo justo hasta la víspera del día que se inician las fiestas, por lo que sólo suelen participar en el baile y poco más, aunque Peque espera "que el próximo año sean diferentes y especiales porque celebramos año especial de aniversario en el cole" pero como lógicamente no lo tiene claro y por lo que sabe de sus hermanos es que en segundo no hay tiempo de nada este año ha decidido vivirlas a tope. No ha quedado nada que no hiciese, leer libros con los hermaninos pequeños, pintarles la cara, jugar con ellos, bailar y cantar con los más peques del cole en el cantajuegos .... La noche del terror en el colegio, los bailes, el partido profesoras/alumnas con sus camisetas hechas para la ocasión en la que lógicamente la frase era Ojalá fuese 5º de la ESO Proud 1998, las fiestas de la limpieza (o como dejar el cole recogido para el día siguiente), el día al revés (ir al cole en pijama), la misa, la comida colegial ....

Y entre medias pensar en los demás, me explico, sabéis que Peque está haciendo el servicio social en una institución acompañando a niños pequeños, se supone que es una hora a la semana pero ella suele pasar toda la mañana del sábado con ellos y se le ocurrió proponer al cole, previamente lo habló con sus compañeros, llevar a los niños pequeños del centro al cantajuegos, por parte del cole les pareció genial la idea ya que esta hija mía y sus amigas amablemente ofrecieron a sus mamis de choferesas, aunque luego llegaron los problemas, los niños no pueden salir del centro y subirse en nuestros coches, lo solucionaron ya que todos se ofrecieron a ayudar y a ir a por los niños y junto con alguien del centro llevar a los niños al cole y al finalizar volver con ellos al centro. Pero para el centro, todo eran problemas, y al final no pudo ser, me imagino que por culpa de la burocracia no debe resultar nada fácil gestionar esas salidas. Peque se quedó bastante frustrada ya que a ella le hacía ilusión que los niños fueran un rato al cole a pasarlo bien como los peques del cole. 

Bueno, pues tras quince días pasando más de doce horas en el cole, llegó el jueves, el día del ansiado pregón, a cargo del director del cole y que finaliza con el himno del colegio y el chupinazo que da paso a tres días de Fiestas Colegiales. 

El jueves, primer día de las fiestas, entró en el colegio a las 8 de la mañana y salió de él a las 11.30 de la noche. Cuando entró en el coche estaba literalmente "muertamatada" y como ese día había sido el ensayo general con vestuario incluido, aún tenía que llegar a casa y preparar nuevamente todos los modelos para el día siguiente, ya que el viernes por la tarde era el día de la actuación de Bachiller. Total que entre pitos, flautas, cenas y baños, se acostó casi a la una de la mañana y al día siguiente de nuevo al cole, eso sí, en lugar de a las 8 a las 8.30!!! . El jueves también tocó cuentacuentos con los hermaninos, juegos con los más mayores, de nuevo cantajuegos con los peques y la noche del terror para los mayores por los pasillos del cole. A ver teniendo en cuenta que el cole fue el antiguo Cuartel de Simancas, os podéis imaginar las historias que se cuentan "me dió un susto T. de segundo que me caí de culo en uno de los pasillos, perdimos a dos niños corriendo por los pasillos, encontramos a uno perdido, la verdad es que mucho miedo pero muchas risas también"

 Imagen del colegio antes del asedio

Imagen del estado en el que quedó tras el asedio

Imagen actual del Colegio 

Reventadita terminó el primer día de fiestas y llegó el viernes. Pensaba yo, que con el agotamiento acumulado le iba a costar levantarse, pues no señores, no eran las siete de la mañana y ya estaba levantada. A las 8.30 ya estaba en el cole para una nueva  jornada maratoniana. La actuación comenzaba a las 7 de la tarde, con los profes y su baile ahí dándolo todo, por lo que me dijeron, LaMediana y sus amigas siguen yendo todos los años a las fiestas, así que aprovechándome de ello, le dije que me avisase más o menos para cuando le tocase a Peque bailar, ya que me había pedido "porfimamiporfi baja con mi reflex y me sacas fotos que va a ser el último año chulo". Afiné de tal manera que llegué justo cuando iban a comenzar. Salen se colocan, me hago hueco, saco la cámara y veo que Peque "me saluda con la mano", comienza el baile hago fotos sin parar. Cuando acaba veo a una amiga y me dice "te vi porque vi a Peque saludar con la mano y al mirar a  ver a quién le dedicaba esa sonrisa te vi a ti" y ahí yo babeando como una babosa le digo "sí sí, que mona que me vió". Cuando recojo a Peque y se lo digo me suelta  "si no te ví, saludaba a mi hermanina (la peque del cole de 2ºde infantil con la que está hermanada este curso) que estaba sentada delante en el suelo y me decía Ali guapa y viste los de segundo que majos, nos sacaron a cantar el himno con ellos"  todavía no se lo he contado a B. para que se ría de mí con ganas. Total que llegan a casa, se duchan, cenan y vuelta a salir, esa parte de la fiesta es un clásico y  no cuenta con la organización del cole pero tampoco le ponen muchas pegas es la fiesta de Bachiller en una discoteca cerrada para ellos durante unas  horas y LaMediana y sus amigas también se apuntan porque son macus.... 




Aquí os dejo vídeo de la actuación  por si pensáis que las actuaciones terminan cuando crecen

Bajé a recogerlas sobre las 3 y al día siguiente LaMediana durmió la mañana pero Peque tenía que estar en el cole de nuevo a las 10, esta vez en pijama para El día al revés, comenzaban durmiendo y acababan desayunando por la tarde, juegos con los de la eso, ayudar a los peques, en su festival y cuando finalmente llegó a casa, cayó totalmente derrotada en el sofá quedándose frita mientras le preparaba la cena. Decir que el domingo lo pasó arrastrándose entre el sofá y la cama, es obvio ¿verdad?.

Ahora hasta el próximo año que ese sí ya será el último y definitivo, aunque estoy segura que al igual que hace LaMediana seguirá sin faltar a las Fiestas Colegiales aunque sólo sea como espectadora, aunque estoy segura que si por ella fuera y si la dejasen....

viernes, 27 de marzo de 2015

Macondografía

Hoy estoy que vivo sin vivir en mí, henchida de felicidad, inflada cual pavo real, y por qué os estaréis preguntando, pues porque ayer Macondo, el grande, publicó mi Macondografía , sí sí años leyendo esas ilustres entrevistabiografías de insignes blogueros y ¡voila! !!!me tocó!!!! y mi alegría no es sólo porque así ya tengo una entrada sin currarmela, que también, que me acabo de dar cuenta que hace que no publico .... y ya me vale, lo sé. Y que conste que tengo cosas, no vayáis a pensar pero.... no tengo tiempo de escribrir nada. Bueno, que como decía no es sólo por la entrada ya hecha, sino porque voy a empezar a creerme que sí soy "bloguera" y que me leéis 

Así que, gracias Chema, por tus palabras, por tu entrada maravillosa y por el cariño demostrado. Así que si queréis conocerme un poquito más no dudéis en entrar  Macondografía



viernes, 6 de marzo de 2015

New York

¡¡Qué decir que no se haya dicho ya de Nueva York!! Es sencillamente fantástica, maravillosa, increíble y con tanto y tanto que ver, y tanto y tanto que se puede hacer. Viajamos a New York los dos solos hace unos años y llegamos el viernes después de que celebrasen el Día de Acción de Gracias, finales de Noviembre. Pasamos una semana cuando la ciudad se llena de luces y espíritu navideño por doquier. Intentaré contaros las impresiones desde el momento uno de poner el pie allí.

El vuelo, algo más de siete horas desde Madrid, bien, salimos por la mañana y aterrizamos en el JFK pasadas las cuatro de la tarde. Para empezar una advertencia, nunca os limpiéis las manos con toallitas húmedas antes de pasar el control de  huellas en el aeropuerto. Desde aquel día nunca más lo volví a hacer. Cuando iba caminando hacia la aduana, me di cuenta que llevaba las manos manchadas de tinta de periódico, y yo que soy muy limpia no dudé ni un minuto en coger una toallita y limpiarme las manos. Llegamos a la aduana y pasa el Padre de las criaturas sin mayor problema, llego yo ... y aquel poli inmenso y negro muy negro y con cara de pocos amigos me mira y me dice No, casi me da mal, os lo aseguro again please, y yo venga a pasar el dedo por el aparato y él No Eso sí, que cara me debió quedar que hasta debió sentir lástima de mí y me soltó Please swipe your finger across your forehead and again please, con los nervios que ya me estaba viendo yo en el cuartón y a todo esto el Padre de las criaturas partiéndose la caja, no creáis que sufría por mí, no, sólo entendí dedo frente y otra vez, y ahí me puse a frotar el dedo en la frente mientras pensaba este tío es gilipollas ¿y si no me ha dicho esto y estoy yo haciendo el gilipollas y se está riendo de mí?, me quedó la duda, no creáis, pero oye dicho y hecho, volví a poner el dedo en el aparatito y esta vez sí. Me sonrió, o se rió de mí, siempre tendré esa duda, mientras ponía el sellito que me permitía entrar en USA.

Las maletas ya empezaban a salir, recogimos las nuestras y salimos directos a buscar nuestro chófer. Ahí ya empezamos a flipar. Teníamos contratado coche hasta el hotel, sin más, pero cuando llegamos nos estaba esperando una limusina hummer, espectacular y ahí ya se me puso una sonrisa tonta en la cara que no apeé hasta que llegué de vuelta a España. Las luces de Nueva York, es lo que más te impacta según te subes al coche y este se dirige a la ciudad, porque en invierno a las 4.30 de la tarde ya es noche cerrada y empiezas a ver esas imágenes de la ciudad que te has cansado de ver en miles de películas y entonces el coche se mete en las calles de la ciudad y te ves de pronto en Times Square, las luces, los neones, el tráfico, la gente... Llegamos al hotel, muy muy cerquita de Times Square, rápido cogemos la habitación y a la calle. Son poco más de las 4.30 pero ya es de noche y la primera percepción según salimos del hotel, son luces, neones,  gente, mucha gente, ruido.



Llegamos al Rockefeller Center y su árbol

















Y casi sin darnos cuenta estábamos en la Quinta Avenida















Nos reímos mucho ese día de nosotros mismos ya que parecíamos de pueblo jajajajajaa Todo era cámara en mano sacar fotos por doquier y mirar hacia arriba, a un lado a otro con los ojos como platos, vamos como si nunca hubiéramos salido del pueblo. De verdad, que hemos hecho múltiples viajes y creo que como la sensación de esas primeras horas en Nueva York, nunca. No sé si quizás el  hecho de que tantas y tantas veces la hayas visto en el cine, en la tele, ... 



Al día siguiente comenzamos muy temprano, desayuno en un deli y a patear la ciudad. Ese día cita obligatoria, buscar la tienda Disney en la Quinta Avenida y comprar un Nemo (petición de Peque no volváis sin mi Nemo). Una vez cumplido el requisito indispensable, el resto ya disfrutar de la ciudad. incluida visita a China Town, como no, que eso fue toda una experiencia, y un día de shopping, por el Soho.











Y así día tras día, patear Nueva York de un extremo a otro, nos quedó muchísimo por ver, eso es cierto, por tanto, volveremos. Comimos la mejor hamburguesa de New York en el JG Melon, espectacular, el que dicen el mejor perrito caliente de puesto callejero a las puertas del Metropolitan, museo espectacular, sin ninguna duda, donde por haber hasta hay una "réplica" de la Cruz de la Victoria jejejejeeje

Espectaculares las luces de la ciudad, la decoración navideña por todos los lados, de edificios, casas, locales, y los escaparates. Aquí os dejo alguna foto de los escaparates  que iban contando una historia y se voltean, de los grandes almacenes Macy´s donde se forman colas para ir pasando de uno en uno



Y tras unos días de frío intenso pero mucho sol, yo vivía pegada al gorro, la bufanda, los guantes y las gafas de sol, el último día amaneció Nueva York cubierto de una capa de nieve, y claro, corriendo fuimos a Central Park, de nuevo, porque no es lo mismo, está claro.

Times Square nevando a todo trapo
                                                                                      Central Park cubierto por una capa de nieve

Nos quedaron muchísimas cosas que ver, es una ciudad de la que volvimos encantados y a la que volveremos pero en otra época del año. A mí me apetece volver en primavera, más horas de luz y otro ambiente. Disfrutar de la ciudad más horas, aunque no lo hicimos mal, por la mañana horario americano, a las 7 a.m. ya estábamos desayunando y por la noche horario español .

Y ya de vuelta a España, volamos de noche y llegamos a Madrid, a las 6 de la  mañana, vuelo de vuelta a casa a las 7.30 y cuando llegamos al aeropuerto, aduanas, yo más dormida que despierta y un agotamiento tremendo, atentamente el señor guardia civil me pregunta si algo que declarar y mi contestación con cuatro maletas llenas a reventar, allí estaban de rebajas ya y aquí teníamos muy cerquita los Reyes, así que imaginaros...., un Nemo que habla, casi le da algo de la risa, y me dice no señora, si trae tabaco, bebida, ... Noo, sólo juguetes para los niños (y levi´s y converse, y ropa a tutiplen de Ralph Lauren, Tommy,...pero eso claro está que no se lo dije por si acaso, incluyendo un par de bolsos de China Town)





lunes, 2 de marzo de 2015

paga adolescentes

La paga de los adolescentes: ¿Debe depender del grado de colaboración en casa? ¿Cuánto debe ser?

Comienzo advirtiendo que esto no es más que la opinión de una familia con tres hijos sin más. No pretendo sentar cátedra ni mucho menos, tan sólo contaros cómo organizamos en esta casa el tema del dinero y sus necesidades.

Qué entendemos son necesidades básicas y por tanto, subvencionadas, y qué dinero queda a su disponibilidad para que ellos sepan cómo organizarse con su dinero.

Son necesidades básicas que sufragamos nosotros, como si lo otro no, pero bueno, el material escolar, los libros de lectura que van pidiendo en el cole,  ahí reconozco que incluso los que no, pero me encanta que lean, la merienda del recreo, si cuando eran pequeños los niños salían de casa con su paquete de galletas o su bocata, lógico es que si en el cole tienen la oportunidad de comer un bocata recién hecho y yo me ahorro el trabajo y la discusión de hacerlo no, de pollo no, lo prefiero de lomo, no me gusta el pan de sandwich. Porque a ver, sí lo sé hay mucha madre abnegada que se levanta muy muy temprano y muy animosa y les hace el pan reciente al horno y su pechuga de pollo recién empanada o bajan a la panadería por el pan reciente, sí existen,  pero... yo no soy de esas, yo me levanto con el tiempo justito justito para arreglarme yo y salir corriendo. También hay muchos adolescentes que son ellos los que se levantan con tiempo y muy apañados se preparan sus bocatas y además dejan la cocina como los chorros del oro, pero... en el caso que nos ocupa, o sea , mi familia, no me tocó ninguno de esos en suerte. Me imagino que, entre otras cosas, porque no les enseñamos a ello. Y es que en esta casa no tenemos precisamente un despertar de esos de anuncio, más bien todo lo contrario. Así que, si en el cole está Pruden y sus bocatas, no voy a ser yo la que lo desaproveche, y mis hijos tampoco (LaMediana ahora que no está en el cole ya, a veces le da a su hermana el dinero para que le compre un pinchodePruden). Ese gasto, el del pincho, así como la comida de LaMediana el día que no puede venir a comer a casa es sufragado por nosotros. Eso sí, ese gasto sufragado no es a demanda. Tantos días de cole a x pinchopruden es tanto a la semana, vamos que si un día además del pincho se te antoja una chuche, la chuche la paga ella, ahora es Peque, pero está instaurado así desde la época de Primogénito, así como la comida de LaMediana, día que come en la facultad tanto el menú.

Entonces, ¿necesitan ellos dinero? sí, claro, porque salen con los amigos, y van al cine, de merienda o simplemente a sentarse en un banco y comer chuches, sí es importante que sepan que el dinero no crece en los árboles o como decía Primogénito de pequeño "mami metes una tarjeta en el cajero y sale dinero", también lo es que aprendan a gestionar su dinero, que sepan lo que pueden y no pueden hacer, y que si se les antoja "uyy ya sé que tengo un montón, pero he visto unos botines (o pantalones o camisa o bolso o...) pues que ahorren de su dinero y si no lo pueden comprar ese mes que esperen al siguiente.


Así que a principio de mes, en esta casa se abre la cartera y se da "la paga". Aunque hay gente que no está de acuerdo, en casa también "pagamos" cuando se realizan extras, no se considera "extra" hacer su habitación, ni cosas básicas en casa (sacar el lavavajillas, la lavadora, recoger su baño...), sino más bien lavar mi coche, ir a la finca en época de "pañar", cuidar a sus primas pequeñas para que así sus tíos puedan salir, o podamos todos pasar una comida tranquila sin pequeños "papipapi mamimami".

Leyendo un estudio de la Complutense sobre la radiografía del consumidor adolescente, saca como conclusiones

Los adolescentes gastan 4 veces más de su paga mensual en ropa, alimentación y tecnología  

6 de cada 10 adolescentes participan activamente en la compra de alimentación y productos del hogar 

Las chicas consumen para diferenciarse del resto y los chicos, para parecerse

Son marquistas para integrarse e infieles por naturaleza 

Para ellos consumir es importante y necesario, pero no está a su alcance en la medida que desearían 

Quieren ser más mayores de lo que son y se refleja en su consumo


¿Pensáis que es un fiel reflejo de la realidad de nuestros hijos? En mi caso, he de decir que no creo que se puedan gastar 4 veces más de su paga mensual, ya que es imposible que tengan esa cantidad de dinero. Sí que vienen a hacer la compra, a veces, conmigo, y eso se traduce en un carro lleno de galletas, chocolates, yogures, zumos, patatitas y antojos varios. Consumen y punto, hoy se mueren por la cazadora Slam, para luego dejarla colgada en casa y mueren de amor por ... Claro está que les gustaría poder gastar más, todo es poco siempre para ellos, pero... con su dinero se tienen que apañar, es lo que hay.

Y ¿vosotros, pagáis por colaborar en casa? 

jueves, 26 de febrero de 2015

La rentrée .


Pues sí, aquí estamos de vuelta, mi blog y yo, renovados un poquito por fuera y también por dentro. Hoy comienza una nueva etapa en esta casa, espero y deseo que estos cambios sean también para estar más por aquí, al menos ese es el propósito con el que nace esta nueva etapa. Y espero que todos vosotros me sigáis acompañando.

Hablaré de todo y de nada. Os contaré mis cosas, como si no lo hubiera hecho hasta ahora, ya, ya lo sé. Os hablaré de alguna que otra de mis pasiones, además de mis hijos, sí. Reflexionaré junto a vosotros de mis preocupaciones, del tiempo, y no me refiero al meteorológico, que últimamente me hace pensar y mucho. De la importancia de vivir cada minuto, porque ese minuto que hemos echado a perder no va a volver.

Como ya sabéis mis hijos se han hecho mayores, de aquellos adolescentes irascibles, bipolares en sus cambios de humor apenas queda algún resquicio. Sólo nos queda Peque, dando los últimos "coletazos" a su adolescencia, con sus puntos aún álgidos algunos días, pero este año, la verdad, es que bastante centrada en los estudios y controlando ya bastante, esos cambios de humor impredecibles, aunque todavía a veces nos ataque con alguno a traición.

Aunque seguiré hablando de ellos, como no, esto no deja de ser un blog de lo más personal,  y a pesar de los mil fregados en los que ando, ellos ocupan una gran parte de mi tiempo y de mis energías, he decidido escribir también de más cosas y no centrarme sólo en ellos. Que conste que vosotros lo habéis querido, porque yo estaba dudando si seguir o echar el cierre.

Por tanto, empezamos con los cambios. Ya os habréis dado cuenta que he cambiado un poquito la imagen, he añadido etiquetas, cositas. He hecho, como me habéis dicho, un calendario editorial que suena muy bien, y así como muy motivador... lo que ya no sé es si lo cumpliré, que me conozco, pero prometo intentarlo. Vamos, que la idea es escribir más y mejor, ¿os lo creéis?, buff no sé, al menos más lo voy a intentar, de verdad. Y de esta manera "obligarme" a que los lunes escriba de una cosa, los martes de otra...  y así. De momento no os adelanto nada, más o menos ya lo tengo estructurado, pero no me gustaría fallar antes de empezar, poco a poco, lo iréis viendo. De todos modos tampoco penséis que voy a estar aquí a diario, no, no. Sólo confío estar más. Espero...


Así que nada mejor, que para no aburriros sólo con mi día a día, que es como el de la mayoría de vosotros, para que nos vamos a engañar, pues hablar de lo que me gusta. Ya os habréis dado cuenta, porque habréis visto las etiquetitas ahí arriba colocadas, que por aquí voy a hablar también de  decoración, de cosas que me gustan y quizás algunas que no acabo de entender, ya os había enseñado mi casa y algunos de los "movimientos" de muebles que en ella hemos hecho y otros que están "en camino",  de viajes algunos de los que he hecho y muchos de los que me gustaría hacer, el tema de los libros me encanta, peeerooo por aquí hay gente muy muy buena hablando de libros y la verdad, no me veo yo haciendo crítica literaria, prefiero leeros... hablaré de adolescencia, como no, así que estaré encantada de contaros cómo encaramos en esta familia algunos temas (admito sugerencias jejeje), en serio, no dudéis en decirme qué es aquello que os empieza a preocupar y yo estaré encantada de contaros como esta familia se enfrentó a esa situación. Y seguiré hablando de mis cosas, de mis hijos, de las cosas extraordinarias que nos pasen, vacaciones, exámenes, fiestas, cumples y demás cosas del día a día de esta familia. También vendré aquí a quejarme, si  la frutera me ha dado la lechuga demasiado "verde" jajajajaa.

Pues eso, que comienza una nueva andadura, con ganas, con intenciones muy buenas y espero contar con vuestra compañía. ¿me acompañáis?