jueves, 10 de diciembre de 2015

Decepción

Según la definición de la RAE tiene dos acepciones

1. f. Pesar causado por un desengaño.
2. f. engaño (‖ falta de verdad).


Sigo buscando por sangoogle y define la decepción como  un estado de ánimo, un sentimiento, muy habitual entre los seres humanos y que se caracteriza especialmente por sentir insatisfacción cuando aquello que se había planeado o que se esperaba sucediera finalmente no ocurre, o bien sucede del modo que no se esperaba.

Pero no solamente lo podremos aplicar a planes o situaciones, también podemos usarlo en relación a personas, es decir, hay personas que pueden ciertamente generar decepción en otras cuando no cumplen las expectativas que se habían puesto sobre ellos, o simplemente si nos traicionan o lastiman con sus comportamientos y acciones.

¿Que a qué viene hoy todo esto? pues porque llevo desde ayer, ese miércoles tan raro con sabor amargo a lunes, intentando comprender y como suele pasar, cuando no entiendes pues te sientes así, decepcionada. Y claro, aquí una ya tiene una edad y no estás dispuesta a perder tu tiempo, que en mi caso es un bien escaso y claro, das un carpetazo y dices ¡¡atpc ya hombre!! 

Y el caso es que me paro a pensar, y escucho a mis hijas, sobretodo a Peque, que hoy no aguanta a L.G. porque no la entiendo mami  porque ahora resulta que me ha contado que C. le contó "talcosa" para que no la cuente a nadie y va y me lo cuenta y yo no hago eso, y con ella no soy así y ya no es como era antes y si le hace eso a C. seguro que me lo hace a mí también y con las mismas al día siguiente me está pidiendo que la deje ir a dormir a casa de la mismísima L.G. porfimamiporfimami que es mi mejor amiga. Lo mismo que cuando la escucho estar decepcionada porque tenían pensado hacer un viaje de fin de colegio y de momento parece estar en suspenso por falta de consenso en fechas o lugares.

Porque para ellas es todo muy relativo y si hoy es la gran decepción con alguien al día siguiente ya está todo olvidado y "trabajan" para que así sea. Bendita adolescencia y su relatividad . 

Pero, la adolescencia ya es un mero recuerdo para mí y a día de hoy ya no estoy dispuesta a aguantar memeces de nadie y ya no me pregunto ¿por qué?, no me interesa. Paso página y "a otra cosa mariposa".

jueves, 3 de diciembre de 2015

Organización

Aviso, esto no es un post de esos supermegacurrados en los que la gente cuenta lo bien que se organiza y todas las agendas, organizadores, diarios, dietarios, pos it varios, rotuladores y marcadores de colores infinitos y fotos superdivinasdelamuerte de tooodoo lo que utilizan para ser personas de bien y megaorganizadas.


 Así que el que llegue llevado por el título y esperando ver algo así, ya puede dejar de leer. 

















Porque aquí estoy, para contar que después de unos días de mucho mucho jaleo me he prometido a mí misma organización, porque yo que soy la supermegahiperorganizada (sin utilizar nada más que la agenda de toda la vida de Dios llena de papeles y algún que otro pos it) últimamente vivo entre el caos y la desorganización y eso no me lo consiento ni a mí misma, que no que no, que no puede ser y además es imposible.

Pero es que entre el uno y sus "líos" que si hoy cazo, mañana manzana, ahora resulta que las ovejas han decidido parir, y no tocaba "que  lo tenía yo todo planificado para que me diera tiempo a tener aquello más decente y debían parir en Navidades" vamos, porque a él le venía bien que así tenía más tiempo para dedicarles, pero la oveja ha decidido parir cuando le venía bien a ella y le ha pillado con el carrito de los helados y el "chiringuito" a medio  montar..., así que ahora hay que darse prisa en terminar con el garaje para pasar a la caseta (aquella que yo había planificado como sauna ilusa de mí), traer todo lo de la caseta de la finca a esta .... y todo eso con el corderín ya nato, por cierto, más mono... todo negrín y con una moña blanca en la cabeza, vamos muchísimo más guapo que el de Norit, ¡¡donde va a parar!!

Pues eso que entre el páter y las niñas, que ellos son todos desorganizados de por sí, y yo  y mis jaleos varios,  más lo suyos, porque en esta casa somos muy solidarios y todos van soltando sus jaleos sobre mí, que si trabajo, notas, exámenes, retiros, viajes, nochevieja, corderín,... Por si todo eso fuese poco, en el trabajo andamos entre obras y mudanza de planta en planta, vamos el caos más absoluto. Todo junto había conseguido arrastrarme hacia ese mundo oscuro de la desorganización. Pero no. Hasta aquí he llegado. Así que hoy he cogido mi agenda, mis correos, mi mundo 2.0 y he comenzado a  organizarme con el móvil, la tablet, sincronizando correos, fechas. Y aquí estoy de nuevo. Ni nuevo año, con agenda nueva, bueno más bien recambio nuevo, blanco sin papeles metidos por todas las esquinas. Nada nada. A pelo. Hoy mismo, porque así lo he decidido. La organización regresa a mi vida y echo fuera ese mundo oscuro de la desorganización.

Y vosotros sois ¿organizados o desorganizados?