viernes, 21 de octubre de 2016

Actualizando Situación 2 : LaMediana y los potitos

No todo va a ser hablar de Peque, que sí que soy muy pesada con la niña, lo sé. Hoy toca hablar de LaMediana, la que cuando era pequeña decía que se iba a ir a estudiar a Nueva York, debía ser lo que le parecía que estaba más lejos, que en cuanto acabase el cole se iba a ir a... a ningún lado. No se mueve de casa ni a tiros, que no es que la quiera echar de casa, no es eso no. Que para una que me queda... pero que a la niña lo de irse de su casa, como que no. Aunque puede que el próximo año sí se vaya, no por gusto ni placer, sino porque aunque parezca que no, el tiempo pasa y LaMediana acaba la carrera ya mismo lo que supone hacer un máster, y claro, existe la posibilidad de que se marche. Pero eso aún está por ver y el curso ha comenzado hace nada.

Aunque ¡¡vaya curso nos espera!!, lo estoy viendo. Vive sin vivir en ella, que si el TFG, que si la tutora que quiere no puede, que sí que sí que puede pero a medias pero entonces ella y otra van a tutorizarla ambas, que están haciendo un trabajo conjunto de lo que ella quiere, así que genial, digo yo, o no, vete tú a saber. Que si hay que elegir dónde hacer las prácticas, que si cuándo hacerlas, en el primer semestre o en el segundo, que hay menos clases, sí pero no hay tiempo entonces para presentarse al TFG en junio (o julio que ya no me acuerdo de lo que me dijo) que si hay examen .... y así en un bucle permanente vivimos.


"mamiiii cómprame vitaminas que no me da la vida", ese ha sido el último grito de auxilio, hace ya unas semanas fue "mamiiii quiero potitos de frutas para merendar de postre" ahí donde la veis, y ahí donde me veis a estas alturas de la vida comprando potitos en el super (lo que no hice cuando eran pequeños lo hago ahora) "mamiiiiii trae muchas "mierdas" de chocolate y gomis y patatitas y comida basura que tengo mucho que estudiar y mucho trabajo que hacer"

Y así, vamos con el comienzo del último curso de universidad de la niña, que llegar, llegaremos, pero vamos que por el camino nos vamos a volver majaras, más sí, es posible.

15 comentarios:

  1. El caso es no aburrirnos nunca, mira que dan guerra jajajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hija sí, tú te haces la idea que los niños crecen y dejarán de dar guerra, pero no....llega la adolescencia y dices "naaa esto pasa" y sí pasa, pero ellos siguen dando guerra igual jajajjajajaajaa
      Besines

      Eliminar
  2. ¿Potitos? Menuda regresión. Jajajaja. En fin, el stress a cada uno le da por un lado distinto... Besotes y ánimo para ambas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí potitos a estas alturas de nuestras vidas, ya era lo que me quedaba por ver... o no, vete tú a saber que con estos cualquier cosa
      Besines

      Eliminar
  3. Eso de que no le da la vida me ha llegado al alma. A su edad. Es una cachonda mental tu hija.
    Besos para las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está como una "cigorella", te lo digo yo, eso seguro.
      Besines

      Eliminar
  4. Pero bueno, ¿se puede saber qué les hacéis a los "niños de la blogosfera" que crecen tan rápido? Acojonadita me tenéis. Ahora que, si es por mí, la niña se va directita un curso de Erasmus a ver si "aprende de la vida". Que pidiéndome potitos no la veo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo yo que crecen rápido, demasiado. Ya me contarás ya cuando llegues si compras potitos o les haces tú misma la papilla de frutas de nuevo jajajajjaajajaaa
      Besines

      Eliminar
  5. Jajajaj, mi hija también me ha pedido potitos, yo que era esclava de las papillas caseras y ahora come potitos!!!!!
    Besos y cómo crecen, necesito el Delorean de Regreso al futuro ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una vida haciendo las papillas caseras, justo en el momento para que estuvieran recién hechas y ahora que son mayores se les antojan los potitos, pa´matarlas. Si lo llegamos a saber antes....jajajajajajaaa
      Besines

      Eliminar
  6. Jajajaja parezco yo tu hija, potitos no tomo pero sí muchos yogures y el estrés o exceso de trabajo o el mal dormir me da ganas de comer chuches y todo lo dulce jajaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ver que a mí el estrés también me da por zampar, y de una manera casi enfermiza dulce, y lo entiendo, pero lo de los potitos....
      Besines

      Eliminar
  7. Jajaja muero con los potitos!!! Les tengo una manía de la leche solo con el color que tienen. Y ya los de Nestlé... jajaja pero bueno, otros comen donuts xD

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero toda una vida haciendo la papilla de frutas para que ahora le de a la niña por los potitos hay que.... pero como bien dices, otros comen donuts , habrá que conformarse
      Besines

      Eliminar
  8. Potitos de fruta?? Qué asquete, madre!! Cuando alguno se me rompe en la farmacia me dan unas arcadas... que se tome un zumito o algo, jaja!
    Yo me acuerdo cuando terminaba la carrera, que casi muero en el intento... Intelectum por la mañana y valeriana por la noche, aderezado con muchas porquerías de patatillas y chuches a lo largo del día... qué tiempos!!
    Un besote y ánimo!!

    ResponderEliminar