jueves, 25 de febrero de 2016

Sigo por aquí

Aunque no lo parezca, ya ya lo sé, no hace falta que nadie me chille, pero ya se sabe "días de mucho vísperas de poco" que decía mi abuela, y había empezado yo el año con mucha fuerza. Vamos que yo ni me lo creía, no sé vosotros, pero cinco entradas en un mes, ¿cuándo se había visto tal cosa en mí?. Así que por eso de no defraudar este mes de febrero iba con el contador a cero, no vaya a ser que os acostumbréis y luego vaya presión ¿no? . Pero bueno que eso de ver febrero a cero como que no, así que hoy saco un ratito para pasar por aquí al menos a saludar.

Contaros que todo sigue "a su ritmo" que diría Peque. Primogénito se viene una semana de vacaciones en Semana Santa, ya estoy contando los días y deseándolo, con ganas de achucharlo, como no podía ser de otra manera. Peque sigue atacada de los nervios, examen tras examen, esta tarde me toca ir a tutoría....a ver qué me cuentan, pero vamos no creo que tenga mayores problemas que su histerismo y su mala baba, esa que alterna con momentos de candidez y amor fraternal. Vamos que sigue en su línea de pasar de ser el doctor Jekyll y mr Hyde en cero coma. LaMediana también en su línea, limpio el primer semestre y con buenas notas, trabajando lo justo y necesario no vaya a ser que se le haga el cerebro agua de tanto estudiar. Jacko cada día más sordo el pobre, la verdad es que empieza a darnos un poco de pena porque está muy mayor y es que claro ya tiene diez años, así que para él el mayor placer es estar acostado en el sofá. Y Nuka, qué deciros según las niñas estamos como los abuelos con los nietos, la consentimos de todo, pero es tan rica, tan cariñosa y tan mona....
Cuando la sacamos a pasear llama la atención por lo guapa que es y simpática, y cuando era más pequeñina, ya tiene cinco meses y está en pleno cambio, todo el mundo se paraba con ella porque cuando la cogías en el cuello ponía postura de bebé, de verdad, no estoy loca, a día de hoy sigue poniendo esa postura, pero ahora ya no la cogemos tanto en cuello que ya empieza a pesar.

En otro orden de cosas, aquí andamos intentando convencer a Primogénito que se deje de motos y mejor un coche, que ahora dice que se quiere sacar el carnet de moto para comprarse una y poder moverse por allí más libremente. Y claro, sólo de pensarlo ya me pongo mala. Así que ayer el padre de las criaturas se ha puesto a buscarle coche, para que así cuando venga ofertarle alguno e intentar quitarle la moto de la cabeza. Yo por mi parte ando buscando residencia para Peque, ya que sigue en sus trece de irse a hacer Arquitectura ... lo único malo según ella es que no le van a dejar ver el canal Disney en la tele común y lo tendrá que ver en el ordenador ...Peque en su pura esencia.

Por lo demás, este mes no ha dado para mucho más, Peque salió el día de Carnaval, bueno mejor dicho el lunes previo, tras muchos dimes y diretes al final consiguieron encontrar el disfraz que todas querían. Y nada más. Los viernes tengo que "chincharla" para que después de "confir" salga a dar una vuelta al menos, vive obsesionada con los exámenes y las notas. Y eso no es normal, menos mal que es la tercera porque si esto me pasa con el primero creo que no sería capaz de aguantar tres iguales. Sólo estudia, chilla, protesta, lloriquea... Lo bueno de este año, es que LaMediana también suele salir los viernes, así que los sábados suelen ser días tranquilos, de organización de casa y poco más. Y eso viene muy bien para llegar al lunes con fuerzas, porque últimamente ando con ellas justitas justitas.